Parfuma Jaguaro

Trad. Reynaldo Pérez Só

 

Al acecho del jaguar

fragmento

El jaguar está asociado a la explicación de ciertos fenómenos naturales: el trueno, el sol, la luna, las cavernas, las montañas, el fuego… Otros le achacan características de entidad espiritual que puede ser invocada. Y tal vez se trate del concepto felino que tanto apasiona a Jorge Luis Borges: «raza esbelta y sangrienta», «tigre de símbolos y sombras» o «el otro tigre / el que no está en el verso».

Hay otra creencia que considera que algunos casos el jaguar es encarnación de la muerte. Se dice que la aparición de un jaguar cerca de una casa anuncia la muerde de la persona que ve primero la bestia. En esta situación, la aparición del jaguar no se siente ni como agresor ni como ayuda; su presencia es totalmente inocente.

Este patetismo está recogido, no sabemos por cuál coincidencia, en el más reciente poemario de Teófilo Tortolero: Parfuma jaguaro (Perfume de jaguar) «Caminé por el aire de un jaguar / y sus patas temblaban en la viejas maderas / de la casa honda / Besé sus ojos, tan lastimado estaba su latido / que arrastraban los míos al gemido. / / Oh jaguar perfumado, podré ver otra vez / los detellos de tu celeste palma, / la quimera de la estrella bienamada en el rigor / de tu lluvia estampada? / Crece animal querido en la sala sedienta / de mi casa / que yo te amaré, besando tu pelambre / hasta que se haga noche, / todo de noche».

La conversación con Tortolero comienza dentro de una lejanía. En Nirgua, un pueblo con coraza de olvido, lejano. Para decir que allí somos olvidados; que las noches, que las costumbres de silencio y las borracheras no borran nada. La pregunta cómo de qué vivimos no tiene respuesta. Pero el poeta permanece. Allí desaparecen las salidas. El delirio, la embriaguez, la entrega a la desposesión solo hacen de puertas y ventanas que no abren a ninguna parte.

El jaguar fue, siempre para mí un animal admirable. Me gusta, primero su nombre; tan preciso, tan breve y lleno de un acecho; lo artero o lo esplendente de su vuelo (ya que él vuela tras su presa), todo lo que engalana su humanidad, sí, humanidad, ya que se hermana con nosotros. Es magnífica la cobertura de su paso, las centellas que se desprenden de sus ojos glaucos, la potestad y belleza que lleva en sus vísceras; el poder repetir su acción, como un caballo que viene de unas ruinas de las mismas osamenteas de caballos.

Santos López

:

:

Parfuma Jaguaro

 

 

Chio sentighas kiel kompato, kiel pieco kaj en la fundo oni estas je forges’.
Shajnas ke l’ animoj revenis de vojagho neniam farita.
Chio elfluighas, chio irighas, anim’, kaj la floroj de vi teksitaj
dum tagoj kaj tagoj tra urghoj kisoj kaj pauzoj,
korpremaj pauzoj, sed belsonaj,
maltinkturighas en la malvarma aer’.

Mi antausentas ke tiuj chi manoj jam ne havas la viajn,
dezirantajn je forpeli de l’ tushosenso de mia ombro.

La murmur’ de miaj solaj okuloj akceptas min
en ghia mirata golfo pro esti nenio,
malgrau la varrn’ de helpetega brust’,
pashtajh’ por flam’ de kruelaj kaj varmegaj venenoj.

Konservas mi tagon mian kaj la purecon de unu pens’
en l’ alkoholo, kiujn viaj okuloj antaugardas
kiel sunsubir’ plena je folioj kaj oferemoj.

Patrin’ de l’ am’
mi sentighas sola.

:

:

Todo suena a lástima a piedad y al fondo estar en el olvido.
Parece que las almas retornaran de un viaje que nunca hicieron.
Todo se escurre, todo se va, alma, y las flores que tejiste
en días y días de prisas besos y pausas,
angustiosas pausas pero melodiosas,
se destiñen en el aire frío.

Presiento que estas manos ya no tienen las tuyas
deseosas de huir del tacto de mi sombra.

Me recibe el rumor de mis ojos solos
en su golfo asombrado de ser nada,
a pesar del calor de un pecho clamoroso
pasto de llamas de fieros y ardorosos venenos.

Guardo mi día y la pureza de un pensamiento
en el alcohol que tus ojos preservan
como un ocaso lleno de hojas y sacrificios.

Madre del amor
me siento solo.

:

:

:

La fenestro

Blindigas nin
La fenestro
Konvulsie ghi fermighas je l’ pluvturmento
siaj kurtenoj sub fajro de l’ chambro’ oscedas
Ekzistas patrinoj de angheloj
…………………………………………tapishoj

Au simplaj shtormoj
Kaj sanigajhodoroj

Pensas mi ke martelitan lumon
Eterna hirundo
Enspiris
Antau de kashi sin
Fronte al vi
………………..Fenestro
Per muziko ronghita.

:

:

La ventana

La ventana nos ciega
Se cierra convulsa en el martirio de la lluvia
Sus cortinas bostezan bajo el fuego del cuarto
Hay madres de ángeles
………………………………….tapices
O simples furias y olores a remedios.

Pienso que una golondrina eternal
Aspiró la luz martillada
Antes de esconderse frente a ti
Ventana roída de música.

:

:

:

Denove chiam jaguaro

Sur aero de jaguaro mi promenis
kaj ghiaj pierdoj tremis sur la malnovaj legnoj
de la funda domo
Mi kisis ghiajn olculojn, Tiel undita korbat’ estis,
ke ili trenís la miajn al ghemado

Ho parfuma jaguaro,
la ekbrilojn de via chiela palmo
chu povos mi denove vidi,
en la severego, la hhimeron de la stelo bonamata
de via presita pluv’?

Pligrandighu amata besto
en la soifa vizitchambro
de mia hejmo,
char mi amos vin,
kisante vian hararon ghis alveno de l’nokto
chio nokte.

>

>

Otra vez siempre jaguar

Caminé por el aire de un jaguar
y sus patas temblaban en las viejas maderas
de la casa honda
Besé sus ojos, tan lastimado estaba su latido
que arrastraban los míos al gemido.

Oh jaguar perfumado, podré ver otra vez
los destellos de tu celeste palma,
la quimera de la estrella bienamada en el rigor
de tu lluvia estampada?

Crece animal querido en la sala sedienta
de mi casa,
que yo te amaré, besando tu pelambre
hasta que se haga noche,
todo de noche.

>

>

>

La sorchistino je nigraj haroj
por mi malsane pligrandighas.
Subite shi al mi venas
per flamo el ridetoj kaj kisoj
de kompatoj
al shia bosko vokante min,
al shiaj hejmoj kaj nebuloj de alia mond’.

Mi palpas shian aliecon
kaj la subtilaromon de shiaj vivemaj okuloj.

Komprenas mi ke I’ kreto kiu skizas
shiajn okulharojn mamnutras rigardon,
hardigas klingon de tranchil’
tera kaj patrina.

Sciu animo
ke l’ sorchistin’ prenas kaj kondukas min
ghis sangantaj fenestroj,
ghis malgajaj koridoroj,
kison chiam oferante al mi
kiu finighos je falo
tra soghoj rulighante malsuperen, noktomalsupren,
mortomalsupren.

Sciu animo
ke shiajn vejnojn resopiras mi en drinkajhoj
kaj konfuzighas mia pulso kaj mia vido nebulighas
kiam memoras mi shin.

Sciu vi ghin.

:

:

La bruja de pelo negro
crece para mí dolientemente
Súbita viene a mí en una llama de sonrisas
y besos de lástimas
llamándome a su bosque,
a sus moradas y nieblas de otro mundo.

Yo palpo su otredad
y el fino aroma de sus ojos vivos.

Entiendo que la tiza que traza sus pestañas
amamanta una mirada,
endurece la hoja
de un cuchillo terrenal y materno.

Has de saber alma
que la bruja me toma y conduce
a ventanas que sangran, a corredores tristes,
siempre ofrendándome un beso
que ha de terminar en la caída
y en un rodar sueños abajo, noche abajo
muerte abajo.

Has de saber alma
que en las bebidas sus venas extraño
y se turba mi pulso y la vista se aniebla
al recordarla.

Has de saberlo.

:

:

:

Elegio

1

Dum la tria datreven’ de nia geedzigho
mi havis deziron strangoli eminentan virinon mian
lufoje shian gorghon preskau mi atingis
kiam shi klinighis sur la lavopelvo.
Malaverte miajn okulojn el vakso fuzis
pro la varmego de shia sepa ripo
tiam senkurace blindula mi restis
serchante tra revoj
shian kolon
shian perfektecon dezertan

:

2

Kiu asfiksighas?
Kiu renaskighas en la ombroj
de horlogho mortanta,
finita kaj revita en la korto
kíe oni kutimas hufonajli chevalojn
kíuj lasas svitantajn valizojn
de siaj mastroj mortaj?
Kiu movigas lulseghon
de tiu malplena domo,
rigardante sin sur spegulo
kiu fragmentas ghin kaj demandas ghin
Karesante ghin lekante ghin kashe?

:

3

Mi estas la Granda Muro la revivigho
kiam la koko kantos chesos flugi tiuj chi flugdrakoj
kaj io kiel serenado malvigligu aeron.
Ho sovaghbestineto brila kaj rughbruna
kiel ekvilibrighas tiu chi ludilo en viaj manoj
trutokoro saltanta inter viaj fingroj.

Subite fulmo malligis la nodojn
la bluajn vejnojn
kaj en la fino de la marchoj la flugiloj kolíziís

Sur la Granda Muro la geamantoj
estis kaptítaj de la luno.

:

:

Elegia

1

En el tercer aniversario de nuestra boda
tuve deseos de estrangular a mi preclara mujer
Un día casi alcancé su garganta
cuando se inclinaba sobre la jofaina.
Inadvertidamente mis ojos de cera chisporrotearon
al ardor de su séptima costilla
y ya me quedé ciego sin remedio
buscando en sueños
su cuello su perfección desierta.

:

2

Quién está en asfixias
Quién renace en las sombras
de un reloj muriente,
acabado y soñado en el patio
donde suelen encasquillar caballos
que dejan valijas sudorosas
de sus amos muertos?

Quién mueve la mecedora
de esa casa vacía.
contemplándose en un espejo
que lo fragmenta y lo pregunta,
acariciándolo lamiéndolo furtivamente?

:

3

Soy la muralla china la resurrección
cesarán de volar estas cometas cuando cante el gallo
y algo como una serenata enerve el aire.
Oh fierecilla brillante y parda
cómo se equilibra este juguete en tus manos
corazón trucha saltando entre tus dedos.

De pronto un rayo abrió las ligaduras
las venas azules
y al fin de los pantanos chocaron las alas.

Sobre la muralla china los amantes
fueron aprisionados por la luna.

 

 

Parfuma Jaguaro (1984) fue traducido al esperanto por Reynaldo Pérez Só. El fragmento Al acecho del jaguar corresponde a un trabajo más extenso del poeta Santos López sobre Tortolero y se encuentra publicado en nuestra edición impresa n° 115 (1997), pp. 28-32.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

EL CUERVO

Thirties Poets

Trad. Juan Arabia & Rodrigo Arriagada-Zubieta

introduzca su búsqueda