Apuntes para el hastío

Gala Garrido

:

:

Entonces me dijiste que ese búho blanco
cazaría los ratones que están royendo
los cimientos de mi casa

:

:

:

:

:

El azul del cielo me recuerda a Bataille,
al sonido de mis botas contra las piedras
de las aceras de Pintor Fortuni,
a la presión de mis dedos en el filtro del camel
para que la brisa no se lo llevara,
me recuerda a Gazut en aquella barriga verde
y a las esponjas manchadas secándose
en el lavamanos azul pastel rodeado de espejos,
al olor a tinta en los dedos manchados
y al tintineo de hielo en los vasos de whisky,
me recuerda al jardín de Altamira cubierto de mangos podridos
y a caminar concentrada en búsqueda del más bello para merendar,
al sonido de la brisa contra nuestros rostros bajando la Av. Baralt
y al olor de los mamones que le comprábamos a la señora de la esquina,
ella parecía una inmensa venus sentada
con los muslos derramándose de los bordes de aquel guacal,
pienso en el azul de la piscina de Hockney
y en el pelo de Gustavo brillando en la playa,
en el olor a alfombra del pequeño apartamento
y en el sonido de las latas de cerveza,
en el balcón estaban algunas peceras
adornadas con ruinas de templos romanos
y con fondos marinos decolorados por el sol,
justo en la entrada,
como ventanas, colgaban dos lienzos enormes
con pájaros negros y rosas rojas sobre el cielo azul.

:

:

:

:

:

Las trinitarias encendidas
son clítoris carnívoros
que devoran las tejas
quebradizas de las casas
Sus tres labios palpitantes
sostienen el ojo de las greas
mientras su pistilo blanco
penetra las yemas de mis dedos

:

:

:

:

:

A esta hora
mientras los sapos
le cantan
a la noche
yo le leo
bajito poemas
de Pessoa
a mis gatos.

Los sapos
son alfileres
que vibran
en la noche.
Fríos
buscan a las
estrellas metálicas
que les cantan
de vuelta.

:

:

:

:

:

Caminaba con Orfeo dentro de una gruta
de piedras inmensas, húmedas. Casi no había luz,
el piso estaba baboso y era difícil respirar.
Conversábamos sin parar, nos reímos, yo le preguntaba
muchas cosas que ya no recuerdo.
Finalmente nos sentamos a descansar,
estábamos perdidos.
Me recosté como pude mientras él iba susurrando canciones,
lo contemple hasta desvanecerme totalmente en el sueño.

Desperté, eran las 3am, me tomé un vaso de agua,
observé como mis gatos todavía respiraban,
puse mis manos sobre sus vientres tibios.
Prendí la luz, miré fijamente las paredes blancas
y las cortinas blancas,
me puse una mano en el pecho,
sentí que yo también todavía respiraba,
apagué la luz y puse la cabeza sobre Filiberto,
recordé al pobre Orfeo solo en aquella gruta fría.

:

:

:

:

:

Hundiste tus manos en la densidad de la noche
Y emergieron circulares acunando un palpitante pájaro,
me pediste que pusiera las mías como una copa
para entregarme esta llama herida

:

:

:

:

:

Desperté pensando en
los azules y los dorados
de Fra Angelico.
Los rostros calmos,
la luz limpia,
Los detalles de las telas,
La naturaleza representada
con paciencia y detenimiento.

Fra Angelico era un fraile
de la orden dominica.
Nunca alzaba el pincel
sin rezar antes,
cuando pintaba
las lágrimas corrían por
su rostro constantemente.

Me da ternura
verlo en su estudio
pintando en absoluta
soledad y silencio.

Tal vez tenía una pequeña
ventana por donde entraba
la luz en las mañanas.
Y algunas noches
prendía velas para poder
seguir trabajando.

Giovanni,
no suena mal el claustro.
Ahora vas caminando
por los jardines del convento,
contemplando cada detalle
con absoluta devoción.

:

:

:

:

:

G.

Gala Garrido. Caracas, Venezuela, 1987. Fotógrafa, diseñadora y poeta. Dirige la Organización Nelson Garrido. Su trabajo artístico, cuyos temas centrales son el erotismo y el poder, ha sido exhibido en el Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (MACZUL); Sala Mendoza; Museo de Arte de Acarigua-Araure; Sala de Exposiciones Centro de Arte El Hatillo; Panorámica Arte emergente en Venezuela 2000-2012, Sala TAC Trasnocho Cultural; Espacio MAD Los Galpones; Centro Cultural Corpbanca; Centro Cultural UCAB – Universidad Católica Andrés Bello; Galería La Otra Banda; Galeria 39; No Lugar Arte Contemporáneo (Quito, Ecuador); Féroces International Photography Festival (Lyon, Francia), Rizoma (Madrid, España), Festival Hybrid (Madrid, España), entre otros. También ha participado como ponente en diversos seminarios y congresos. Ha dictado talleres en torno a su investigación personal así como clases de fotografía y arte contemporáneo tanto a nivel nacional como internacional.

La imagen que ilustra este post  es un detalle de una obra  realizada por la artista venezolana Gala Garrido

Contenido relacionado

POESIA

De barro

Ernesto Cañizalez

Archivo

introduzca su búsqueda