Arthropoda

Liliana Velandia Calderón

 

:

Uno de los elementos más visibles y por tanto meritorios del primer libro de Liliana Velandia Calderón (Bucaramanga, 1989) es la inmediata desaparición del «yo», al menos en niveles efímeros: «Dioses / caminen delante de mí para borrar sus huellas / callen / yo cantaré en lugar de ustedes». Abolición necesaria, más si tenemos en cuenta las recientes escuelas y tradiciones poéticas que anclaron en el sujeto de la experiencia (inmediatez, cotidianeidad) una lineal transparencia dentro del mismo y dominante discurso unidimensional.

La atemporalidad sobre la que se despliega Arthropoda, en ese sentido, es otro de los grandes aciertos del libro, y Liliana Velandia Calderón se sostiene a partir de la construcción de un símbolo universal (Arthropoda que es margen y que hilvana desde la periferia en dirección al centro). La conceptualización del poemario, de esta forma, asume la atemporalidad y la disolución del «yo» —a partir de la construcción de un símbolo— que bien podría compararse con el dinámico artificio del monólogo dramático desarrollado en Robert Browning y Ezra Pound.

Detrás de esta máscara o monólogo, inaugural para su propio proyecto, lo que abunda en Arthropoda es aquello mismo que no se puede reducir a una explicación y que es el núcleo duro de toda verdadera poesía, eslabones herméticos hablándose al oído: «En mi taller los colores están sin punta / temo su destrucción // escucho la marcha cuando no beben / sé que ebrios vigilan mis manos».

Juan Arabia

 

:

 

 

 

Silbo gestual

Unicente va
de puntitas en la tierra
de costado sobre piojos
a veces silba

encontrará en el viento
la escalera
que la lleve a su nombre

la rama quebrada
       ante
              a v e s   q u e   m i r a n
      sin
arañas entre el pico
……………………………………………………………………………………….el llanto ahogado
……………………………………………………………………………………………………..por
……………………………………………………………………..a v e s   q u e   m i r a n
………………………………………………………………………………………………………bajo
…………………………………………………………………………………….un árbol de víboras
no la sienten los piojos
el viento la lleva en brazos
el bosque le oculta sus lenguas
unicente va
dejando huellas sobre su propio vacío
como olvidados gorjeos

teme encontrar en el viento
la escalera y su nombre

inocente de sí misma
se cuenta en la arena
y no se halla sentido
entonces
¡silba
…………y silba más fuerte!
única voz saltarina que perfora el papel

unicente
como silbo gestual
en la boca del sordo
le canta a los grillos
allí también
se posan las aves
hacen nido en el quiebre
la rama no cae

si acaso solo existe el viento
unicente
meciéndolo todo
en esta capital de Olvido.

:

:

:

:


Sin cielo

Toujours
nous irons plus loin sans avancer jamais
G. Apollinaire

Apunten
Disparen
Juego
Todos los caminos implotan
ella
camina en todos los pasos descalzos
junta palabras
olvida otras en donde danzó
se niega a la ebullición de la cacofonía universal
salta lanzando una piedra
y cae un poema
un hombre va un poco más lejos
a las raíces de un árbol
a la sal de la tierra
a su nido cretácico
también alguien llora
ella inventa un matiz para la sal
y brota azul de sus heridas
la cabeza quebrada
un poco de azul en las vitrinas
había ido por pan
y volvió con un poema
quedó con hambre su llama
y volverá a la panadería
que nadie se atreva a ponerle miedo en la llaga
a veces nacen mariposas
brota
y renace el fuego
otras
se queda suspendida
con los oídos tapados
esperando la hora
del poema que la nombre
su soledad estéril
que llama piedra vacía
es jugar una rayuela descalza
con el estómago en la boca
para que nadie le dispare.

:

:

:

:

Confección

………..En mi taller los colores están sin punta
temo su destrucción

escucho la marcha cuando no beben
sé que ebrios vigilan mis manos

a la deré…
………………a la izquier…
…………………………………..¡ATENCIÓN!

finjo no tejer nubes
¿cuánto tiempo aguantarán
embriagándose con mi llanto?

en mi taller los colores están sin punta

en la ciudad bailan

y yo fermento un nuevo mar
hilvano los hilos que salen de sus bocas

en mi taller

………………………………………………………………..confecciono un sudario.

 

 

:

 

:

 

 

 

Liliana Velandia Calderón. Bucaramanga, Colombia, 1989. Artista colombiana residente desde el 2015 en Argentina, Magíster en Escritura Creativa (Untref) y Licenciada en Español y Literatura (UIS). Fue ponente en congresos internacionales de literatura y educación. Ha colaborado con artículos de investigación literaria en las revistas Lingüística y Literatura Nº 61, Revista Escritos Vol. 21 Nº 47 y Palabra Realizada Vol 5 Nº 5. Sus poemas se han publicado en varias revistas de América Latina y Europa. Asimismo, preparó Superficie Fragmentada, una antología de egresados y estudiantes de la Maestría en Escritura Creativa de la Untref, publicada en La raíz invertida – Revista Latinoamericana de poesía. Docente de literatura y teatro, investigadora, actriz, performer y poeta. Ha realizado performance colectivos e individuales en diferentes escenarios tanto en Colombia como en Argentina. Ha sido invitada a diversos festivales: IX Festival Internacional de Poesía Joven-APOA La Juntada (CABA, 2017), II Encuentro de poesía Latinoamericana (San Pedro, 2017) y Festival internacional Poesía en la piel (CABA, 2018). En la actualidad es parte del colectivo La Jauría Teatro performático y trabaja junto con el escritor Jorge Fonseca en el ciclo Parranda poética y en la búsqueda, compilación e investigación de la poesía colombiana migrante en Argentina.

La selección de textos fue preparada y enviada a nuestra redacción por el poeta Juan Arabia, corresponsal de POESIA en Argentina. Colaboración destinada para su publicación en la sección poesía de nuestra edición web.

Contenido relacionado

Archivo

introduzca su búsqueda