Capital & otros poemas

Yanuva León

:

:

El demonio de los caballos

Estuve fuera de sitio
veintinueve o treinta años
sin plumas
sin pelos
sin escamas de nácar
cero brillo
tres décadas de esparadrapos
sin pellejo de animal
una mole de manteca
sin aguijones para excitarme
el cielo
escupió lejos de mí
estuve seca
como la cuca de Dios
las satrapillas de oro
nos llamaban monas
mona yo
marginal un país
y ellas genuflexas
implorando cochinaditas
hijas burócratas de golf
rosadas manos dueñas
pequeñas manos propietarias
roedoras impolutas
de nácar
apostólico y bursátil
cachorras corporativas
en la ciudad
Madre
quitapecados
Chupa
mi diamante oscuro
Chupa
estuve yerma
inánime
frígida
muertaviva
empotrada
al sillón de los cobardes
que repiten jefe
señor
ministro
patrón
general
(escupe)
qué amargor la paz
de los vencidos
(escupe)
qué escozor la paz
de las vencidas
(escupimos)
demonio de los caballos
moja el molusco
duéleme
derrámame
cógeme
devuélveme el bonito frenesí de odio
la euforia del miedo
la exaltación del asco
para saber que no duermo.

:

:

:

:

:

Trance narcótico

¿Y esta caterva de aletargados?
¿y esta manada de murientes sonriendo?
desde los meniscos sube
anestésico
repta entre los muslos
el dragón lascivo halla modo
atraviesa el sistema reproductivo
yeyuno
tórax
tráquea
se acomoda detrás de los globos oculares
neblina            ven
bruma del sinsentido
sodomízanos
aparta esta peste a muladar
la inmensidad se achica en un rectángulo luminoso
una se narcotiza rico
pasan narices
luengas cabelleras
pollo al cardamomo
sembradíos de azafrán
lo de aquí desaparece
lo intocable se acerca
Torre Eiffel aquí
fragmentos
Jardín de las Delicias
pesadillas de Giger
puente Benjamin Franklin
novios
mensajes de amor tonto
enormes penes
inalcanzables
vulvas color salmón
como encías recién nacidas
promesas de un mundo
peces
festín de peces
vuelta en la pecera con gracia dextrógira
mis manos son dos mares
y exhalo burbujas de champú
mueran metáforas
tengo ruidos feos en el alma
montones de seguidores esperan
una se narcotiza rico
simia
baila para mí por monedas
escribidora
echa a rodar el carrete
traqueteo signos
mi hermana saltó la barda
siete pisos
cayendo
hasta reventarse
graba bien la explosión de músculos
de huesos        de sangre
de cráneo
al huérfano lo crío yo
leeré para él la historia de una niña
detrás de una liebre
admiraré la pluma del pedófilo inglés
gula culposa
una se narcotiza
se aparean los gatos
las serpientes
las babosas
una se narcotiza rico
cadenas de islas
la casa muda
la calle no está
el Estado el país el continente
no existen
la cabeza no es ya cabeza
cosita complaciente sí
una se narcotiza
una se narcotiza rico
cientos de millones de cuerpos vivos
olvidaron a la tía gozada por el padre
desde niña
vez tras vez con fruición
lame también aquí mijita
mama
exige el anciano respetable
antes de ser respetable
antes de ser anciano
tomad y comed
porque esto es mi cuerpo
y esto mi sangre
mmm
ofreciéndose
una se narcotiza
cientos de millones ignoran la tortura
que sufren cientos de millones
macacos que fagocitan
el abdomen de un macaco
frente a un público de macacos
lujuriosos
fuerzas aéreas     terrestres         y navales
las ratas estrenan chips inalámbricos
en sus cortezas craneales
el fotón que arrancó su viaje
desde el núcleo solar
un millón de años antes de tocarnos la piel
una
se narcotiza
rico.

:

:

:

:

:

 Capital

Eres bello como un semental
como el ojo de una mosca
rizomático
metabólico
vírico
incubas unos y ceros
desovas voluntad de tener
sobre voluntad de ser
acumulación
consumo
tuya es mi chispa
tuya la polilla             la aurora
las gargantas del Yangtsé
la lluvia                       el coraje del salmón
tuyo el respirador
la ilusión del respirador
el oxígeno y el beso
tuya la teoría
el premio de la escritora
el juez                         el juicio           el báculo
la nación roja y su savia negra
el canto del poeta te agiganta
tuyo el placer              el esfínter
en algún lado soy un caracol
dejo mi estela viscosa
mientras lames
sigo la curva
espirálica
sobre una hoja que es verde
sobre una hoja que es blanca
el tiempo es tu pátina de baba sobre las cosas
laceras
rompes
asfixias
la fosa común del olvido te pertenece
penetras puertas y tragaluces
como un día de Sodoma
me calienta tu maldad
cuadrúpeda
canina
abundante
adentro.

:

:

:

:

:

Y.


Yanuva León.
Venezuela, 1983. Escritora, editora y correctora literaria. Licenciada en Letras por la Universidad Central de Venezuela. Autora de los poemarios Como decir cántaro  (2014) y Desviada para siempre (2019), ambos publicados por Editorial Senzala. Algunos de sus poemas han sido incluidos en antologías, entre las que destacan: Poetas transfronterizas, 38 poetas latinoamericanas (Universidad Nacional de México, 2016), Plexo América: poesía y gráfica (Páramo Editorial, Chile 2019), Aislados (Dendro Ediciones, Perú 2020). En el ámbito de la literatura infantil es autora de seis libros editados recientemente en México y de una saga de ciencia ficción en Turquía.

La imagen que ilustra este post  es un detalle de una obra  realizada por la artista brasileña Ana Persona
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

introduzca su búsqueda