CASA DE HABLAS

Diana Moncada

.

.

Dar orden a lo escrito de los objetos, del espacio que los contiene frágiles entre ruinas: labrar cada palabra de las casas ligeras, entre pocillos de bruma, citando a Ana Enriqueta Terán, a quien buscamos rendir homenaje con esta sección, que procura intentar entender parte de la tradición poética venezolana, en sus retazos, decires, afueras, adentros. Como si se tratase de una arquitectura fugaz: recoger en el tiempo este archivo de entrevistas que, bajo un techo común, se empareja en su sana diferencia con el quehacer de las obras. Esta es la Casa de hablas, de paciencia hacia despejos interiores, con la que en compañía de jóvenes coronados de mirto por una piedra audible, roída y clara, intentamos, a toda costa, comprender una cartografía elidida de poéticas y representaciones que avanza entre países, años y lenguajes. 

POESIA

.

___________________

§

.

.

Maquinal

.

Cuando escribí Cuerpo crepuscular estaba descubriendo la poesía. Entonces creía que la poesía venía de adentro. Que solo era una forma de expresión. Pero los años –y dos libros fallidos– me hicieron ver que la poesía está afuera. Y que requiere más atención que entrega. Y la atención implica distancia. La distancia que dibuja los contornos de las cosas para que podamos mirarlas mejor. Para que miremos sin contenedor.

.

La atención hacia afuera me ayudó a virar. Del yo pasé al ella, al él, al eso. Algunas veces a un nosotros. Cuerpo crepuscular es desborde, tema, contenido, yo. Objeto distante es contención, deseo maquinal. Un ella. Un ello. Un nosotros con un ellos.

.

Antes iba al frente con el poema. Ahora voy detrás. Pavese dice en El oficio de vivir que la poesía nace “de los instantes en que levantamos la cabeza y descubrimos con estupor la vida”. Cuando levanté la cabeza ya no había yo.

.

Tomar distancia de aquella primera voz, me ha permitido encontrarme en la sala de estar de mi propia cabeza. Saber que a través del poema se puede pensar, preguntar, contradecirse, dejarse en evidencia, poner sobre la mesa un universo, no un tema.

.

A veces el poema está mejor sin nosotros. Entonces busca un dios. A veces, busca un nosotros. Una utopía. Y a veces se mira el ombligo. Un yo atrapado en el yo.

.

Yo busco una copia del yo.

.

.

.

.

Conexiones

.

Migrar me ha descentrado. Me ha hecho tomar distancia de mi propia escritura y de mis referentes. La poesía peruana me dio otra mirada cuando intentaba reubicarme. Llegé a Lírico puro de Willy Gómez, a Las armas molidas de Juan Ramírez Ruiz, a Hormas y Averías de Ana María García, a Estratagema en claroscuro de Magdalena Chocano. Libros que ahora suenan en mi cabeza cuando intento escribir. Que me han hecho tomar mayor conciencia de mi propia voz y de mi tradición. De lo que me separa y me une a ellos. De las y los poetas venezolanos que llevo conmigo y a los que renuncié. De la sonoridad de nuestra poesía. Y de cómo ambas sensibilidades me permiten encontrar nuevos lugares para mi escritura.

.

.

.

.

Moda

.

Aun no sé cómo se relaciona mi poesía con este nuevo proyecto llamado About What, en el que escribo ensayos sobre lo qué dice la ropa. Podría decir que el mismo impulso que me empuja hacia el poema, me empuja también hacia el ensayo. Quiero decir que la forma de abordar, pensar y escribir estos ensayos es parecida a la que recurro cuando escribo un poema. Le sigo el hilo a una intuición y la recorro sobre la superficie. Señalo en lugar de explicar.

.

La moda fue mi oportunidad para poner a prueba esta operación. Me aproximé a ciertas prendas de vestir desde una mirada poética pero al mismo tiempo con rigor histórico y apoyo en ciertos textos teóricos. Hay un vestido escrito, como lo dijo Barthes. Un vestido parlante. Productor de textos. Quise hacer del uniforme y del sombrero vestidos escritos. Y aunque lo que se dice a través de la ropa es tan claro que no necesita de palabras, este proyecto surge debido al deseo de revelar las ideas que sostienen a un sombrero en lo alto o mantienen al uniforme en silencio. Los medios ocultos que le dan significado a un vestido negro o a unos guantes de terciopelo. Balzac en Tratado de la vida elegante asoma este aforismo: “El efecto más esencial de la elegancia es esconder los medios”. Lo que yo quiero es poner la mirada sobre esos medios. Aprender  que una corbata no solo está hecha de tela, sino también de ideas, de confusiones históricas, luchas, negaciones.

.

Nuestras sociedades nos han dado a lo largo de la historia innumerables códigos que combinamos, afirmamos, descontextualizamos, alteramos y anulamos, a través de nuestra decisión de vestir una cosa u otra. Algo parecido a nuestra relación con el lenguaje. Vestirse conscientemente es preguntarse qué puedo hacer yo con estos códigos para reafirmarme como individuo y al mismo tiempo para seguir perteneciendo a un nosotros. En esa tensión hay mucho texto qué revelar.

.

Finalmente, la escritura de estos textos me está enseñando algo que a veces pierdo de vista cuando estoy en el poema: Un poema siempre debe decir algo, por más abstracto, hermético e ilegible que sea. Si el poema tiene una verdad, habla. Si no, está hueco y las palabras son un envoltorio. En About what si decido hablar sobre la corbata es porque, de principio a fin, tengo algo que decir sobre ella. Esta intención evita las distracciones y los desvíos que a veces me permito en el poema y que terminan por destruirlo.

.

.

.

.

D.

Diana Moncada. Caracas, Venezuela, 1989. Poeta y periodista. Autora del poemario Cuerpo crepuscular, que resultó ganador en el Concurso de Autores Inéditos de Monte Ávila en el 2013. Ganó mención publicación en el I Concurso Nacional Rafael Cadenas. Prologuista del libro Al filo de Miyó Vestrini, del sello editorial independiente Letra Muerta. Forma parte de la reacción de la Revista POESIA. Poemas suyos han sido publicados en revistas y antologías en Argentina, Colombia, Perú, España y Miami.

La obra que ilustra esta publicación  fue realizada por la artista venezolana Lauri Zambrano

Contenido relacionado

Archivo

introduzca su búsqueda