Corriendo con la presa

Charles Bukowski

 

Bukowski es un escritor crítico, irónico, mordaz de la civilización occidental, que nos habla con honestidad, humor y profundidad, sin máscaras ni adornos, para lanzarnos al rostro, no esa imagen del éxito tan vendida por la publicidad y los medios, el divertimento y la distracción, sino un encuentro con los abismos, la escoria, el detritus, la nigredo que se oculta detrás de esa gran máscara de felicidad y belleza.

Benito Mieses

:

:

SOLO, CON TODOS

La carne cubre el hueso
y ponen una mente
adentro
a veces un alma
y las mujeres rompen
jarrones contra las paredes
y los hombres beben
mucho
y nadie encuentra
al otro
pero se escuchan
buscando
arrastrándose de cama en cama
la carne cubre
el hueso y la
carne busca
algo más que carne

No hay ninguna posibilidad
estamos todos entrampados
en un destino
singular

nadie encuentra
al otro

Los tristes barrios llenos
los basureros llenos
los manicomios llenos
los hospitales llenos
los cementerios llenos

nada más
se llena

:

:

MI PADRE

Era verdaderamente un hombre increíble
él aparentaba ser rico
sin embargo recuerdo que sobrevivíamos con
frijoles, harinas y fantasías.
Cuando nos sentábamos a comer, él decía,
«no todo el mundo puede comer esto»
porque él quería ser rico, porque él, en este
momento,
pensaba que era rico.
Él siempre votó por los republicanos
votó por Hoover contra Roosevelt
y perdió
después votó por Alf Landon
y volvió a perder
diciendo: «Yo no sé a dónde irá a parar este
mundo,
ahora que tenemos a los malditos rojos aquí y
los rusos en nuestro patio trasero»

Pienso que mi padre me hizo decidir
convertirme en vagabundo
decidí que si un hombre deseaba ser rico
entonces yo podía ser pobre

Y me hice vagabundo
viví de limosnas, en pocilgas baratas
o bancos de parques
pensé que los mendigos sabían algo

pero descubrí que la mayoría de ellos
deseaban ser ricos
y fallaban precisamente en eso

Atrapado entre mi padre y los mendigos
no tenía donde ir
tenía altibajos
Nunca he votado por los republicanos
nunca he votado

Enterrado
como una rareza de la tierra
como cientos de miles extraños
como millones de otros extraños
desperdiciados.

:

:

LO QUE ELLOS QUIEREN

Vallejo escribiendo
sobre la soledad
mientras muere
de hambre;
la oreja de Van Gogh rechazada
por un prostituta;
Rimbaud buscando oro
en África encuentra una
sífilis incurable;
Beethoven sordo;
Pound arrastrado por
las calles en
una jaula;
Chatterton comiendo
veneno para ratas;
el cerebro de Hemingway
goteando dentro
del jugo de naranja;
Pascal cortando sus venas
en una bañera;
Artaud encerrado en la locura;
Dostoievsky estrellado contra
una pared;
Crane lanzándose a las hélices
de un barco;
Lorca fusilado por soldados
españoles;
Berryman saltando de un puente;
Burroughs disparando a su esposa;
Mailer acuchillando a la suya;
-eso es lo que ellos quieren-
un maldito espectáculo
una marquesina iluminada
en medio del infierno
-eso es lo que ellos quieren-
ese racimo de anodinos
inarticulados
inocuos
aburridos
admiradores de carnavales
:

:

SALPICADURA

La ilusión es que simplemente usted está
leyendo este poema
la realidad es que es más
que un poema
es el cuchillo del mendigo
es un tulipán
es un soldado marchando
a través de Madrid
eres tú en tu
lecho de muerte
es Li Po riéndose
soterradamente
No es un maldito poema
es un caballo dormido
una mariposa
en tu cerebro
es el circo del diablo
Usted no está leyendo esta
página
ella lo está leyendo
¿Lo siente?
es como una cobra, es un águila
hambrienta rondando el cuarto

Esto no es un poema. Los poemas son aburridos
te hacen dormir

Estas palabras te obligan
a una nueva
locura

Usted ha sido bendecido, usted
ha sido empujado a un punto ciego

El elefante sueña
con usted
ahora
La curvatura
del espacio
se dobla y
ríe
Usted puede morir ahora
usted puede morir ahora como
la gente odia
morir:
grande
victoriosa
escuchando música
siendo música
rugiendo
rugiendo
rugiendo

:

:

HOMBRE VIEJO, MUERTO EN UN CUARTO

Esto dentro de mí, no es la muerte,
pero, es tan real, como caseros ladillosos
tamborileando en mi puerta por un alquiler,
yo mastico nueces en la cáscara
de mi soledad
atento a tambores más importantes;
es tan real, es tan real
como un gorrión con los huesos rotos
en la boca de un gato,
al gritar
solamente su simple y mísero argumento;
entre los dedos de mis pies
yo me quedo mirando
las nubes, los
mares de agachados
sepulcros
y me rasco la espalda
y formo una vocal
mientras todas mis amadas mujeres
(esposas y amantes)
Se rompen como máquinas
Entre un vapor de pena
para estallar hacia el eclipse;
hueso es hueso
pero esto en mí
al romper las persianas
y caminar en alfombras enjauladas
esto en mí
como una flor, un festín
créeme
no es la muerte y no es la gloria
que como los molinos del Quijote
crearon un adversario
movido por los cielos
contra un hombre;
esto dentro de mí,
que se arrastra como una culebra
aterroriza mi amor por lo vulgar
algunos lo llaman arte
algunos lo llaman poesía;
no es la muerte,
pero morir terminaría con su poder
y cuando mis manos grises
dejen caer un último lápiz desesperado
en cualquier cuarto barato
ellos me encontrarán allí
y nunca sabrán
mi nombre
mi sentido
ni el tesoro
de mi huida.

:

:

ASÍ QUE QUIERES SER ESCRITOR

Si no te sale como una llamarada de adentro
a pesar de todo
no lo hagas
a no ser que salga espontáneamente de tu corazón
de tu mente, tu boca
tus tripas,
no lo hagas.
Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del computador
o clavado en tu máquina de escribir
buscando las palabras
no lo hagas
si lo haces por dinero o fama
no lo hagas
si lo haces para llevar mujeres a la cama
no lo hagas.

Si tienes que sentarte
y reescribirlo una y otra vez
no lo hagas
si te cansas solo de pensar en hacerlo
no lo hagas
si estás intentando escribir
como cualquier otro, olvídalo.

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti
espera pacientemente
si nunca sale rugiendo de ti, has otra cosa.

Si primero tienes que leérselo a tu esposa,
a tu novia, a tu novio,
a tus padres o a cualquiera,
no estás listo.

No seas como tanto otros escritores
no seas como tantos miles de personas
que se llaman a sí mismos escritores
no seas soso, aburrido, pretencioso
no te consumas en tu amor propio.
Las bibliotecas del mundo
bostezan hasta dormirse
con gente así.

No seas uno de ellos.
No lo hagas.
A no ser que salga de tu alma
como un cohete
a no ser que quedarte quieto
pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato,
no lo hagas.
A no ser que el sol dentro de ti
te  esté quemando las tripas,
no lo hagas.

Cuando sea de verdad el momento
y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y
seguirá sucediendo hasta que mueras
o hasta que muera en ti.

No hay otra forma.

Y nunca la hubo.

:

:

ESTILO

El estilo es la respuesta a todo
una forma nueva de llegar a una cosa fea o peligrosa.
Hacer una cosa fea con estilo es mejor que hacer una cosa
peligrosa sin estilo.
Hacer algo peligroso con estilo, es lo que llamamos arte.

Torear puede ser un arte.
Boxear puede ser un arte.
Amar puede ser un arte.
Abrir una lata de sardinas puede ser un arte.

No muchos tienen estilo.
He visto perros con más estilo que los hombres,
aunque no mucho perros tiene estilo,
los gatos tienen de sobra.

Cuando con Hemingway pegó sus sesos en la pared con su
escopeta,
eso fue estilo.

Juana de Arco tenía estilo.
Juan el Bautista.
Cristo.
Sócrates.
César.
García Lorca.

Conocí en la cárcel hombres con estilo.
Conocí en la cárcel más hombres con estilo que afuera.
El estilo es la diferencia, la manera de hacer,
la manera de hacerse.
Seis garzas paradas silenciosas en su charco de agua
o tú
saliendo desnuda del baño sin verme.

:

:

:

Charles Bukowski. Andernach, Alemania, 1920 – San Pedro, California, 1994. Nacido como Heinrich Karl Bukowski, fue un destacado poeta norteamericano de origen germánico. Influenciado por el ambiente social, cultural y económico de Los Ángeles, California, su poesía está signada por su propia vida de miseria y pobreza, maltratos infantiles, prostitución, tórridas relaciones amorososas, alcoholismo y una vida laboral penosa, así como una pulsión vital que él reconocía como cimiento de su obra. Gran lector de Shakespeare, Whitman, Kafka, John Fante, Céline, Pound, Neruda, Catulo, Hemingway, Henry Miller, D. H. Lawrence, Dostoievsky, e. e. cummings, Tu Fu y Li Po, metabolizó tales lecturas para lograr un estilo único de apariencia confesional y contemplativa pero con un complejo y crudo nervio de disconformidad, denuncia y crítica a la realidad. Escribió seis novelas de gran éxito, entre las que figuran El cartero (1971), Factotum (1975), Mujeres (1978) y  La senda del perdedor (1982). Publicó en vida varias decenas de libros de poesía, pero su obra ha recibido muy poca atención por parte la crítica académica. El FBI lo mantuvo en vigilancia durante un tiempo debido a una columna que escribía para un periódico underground editado en Los Ángeles.

Benito Mieses. Maracaibo, Venezuela, 1958. Pintor, poeta, traductor, diseñador gráfico y economista. Miembro fundador de la Red Nacional de Escritores de Venezuela. Ha publicado el poemario Trece (1982), Antología de nadie (1993), Nombrarse con las cosas (1995, 1998), Alfredo, las noches y las calles (2001), Oscuro Rumor (2004), Destruido mas no derrotado (2014). Ha publicado dos volúmenes de traducciones a Bukowski: Por los caminos de Charles Bukowski (Ediciones Gitanjali, 2003) y Corriendo con la presa (Fundarte, 2017), libro del cual se tomó la presente selección.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

EL CUERVO

Thirties Poets

Trad. Juan Arabia & Rodrigo Arriagada-Zubieta

introduzca su búsqueda