El recuerdo del loco

Kevin García

:

§

 

:

:
ii

¿Deberíamos acaso cortejar a la noche antes que aparezca?

¿Deberíamos danzar con los reptiles hasta el mes siguiente?

Cuando los rayos partan mi tierra y re energicen el litoral

Ahora iluminado por las luces boreales

Callejón del viejo cosmos que duerme en mis tripas

Pero no las tripas de la mierda.

 

Ustedes hacen como si nada a cada rato

Piensan que pensar es lo bueno

 

Si supieran del saber criollo,

Sabrían que la arcilla es movediza

Y que tarde o temprano el Carapo se va a estremecer

Como sus trajes negros de glotonerías y basura con cuellitos

 

Mujeres el viento trae mujeres traen vientos y razón

La buena razón

Sin razón

:

:

:

……………………………………..El rayo sube dorado sangra

……………..Escaramuza chocante de féretros y ambulancias

…………………………Que pasan por el frente de las plantas

……………………………………………………..Como si nada

¿Qué saben ustedes de la nada?

¿Más que el «no hay nada para la cena»?

Inculposos los estrecho y escupo luego con ternura

……………….La misma que me doy cuando me levanto.

 

Fiebres sacras de los espacios entre las uñas

………………….Pelo graso y sobres de papel

……Nosotros estamos rejuntados en este hueco

Y me emputa lo cerca de nuestra lejanía

Lo estúpido que se pone el cielo cuando llueve

…..Y cuando me encuentro

………………………Hablando solo.

:

:

:

:

:

v

El espacio se curva frente al loco

Cada vez que los astros flotan circuncisos flotan

Sin lluvias desde la palmada

Salen todos estropeando el cincel

…………………«Casi los mudé a otro balcón

…………………Pero él estaba muy fuerte»

El iluso calla mientras la otra come

……La candela nos recuerda que somos ceniza casi

 

Provincialmente pestañeo atendiendo el horario de la lejanía.

Cuando mis ojos estallan sé que los he usado suficiente,

Sé que es la hora de quitarlos de mi rostro

……………….Y de abrir la nube a mi alrededor

Para olvidar un día más

………..Un          día

………………………Escucho el anuncio pacífico

………………………De las botas cansadas militantes del polvo

:

:

:

:

:

vi

Junto a todo mal

Cumplo mi condena de oro

…………Frente al piso y la tierra de mi carne

………………Que vibra cada vez que muevo los ojos

Duele estar aquí, muchas veces cuando el sol no está

Es inevitable convertirse en una rata

Vagar por la cloaca, comer mierda,

Lamer el piso, culear con rabia,

Mendigar los sobros de madera para mi nido

Verme frente al vidrio y preguntar si corta

Si tiene tanto filo como el aire en mi nariz

Si baja tan rasposo como el miche callejonero

O tan amargo como el fondo del arroz quemado

Que nadie quiso, pero yo sí.

 

Pesticida del barro me llamo con ironía

Como quien maldice su procedencia sin asco al perjurio

Como quien busca la coñaza porque si

Pa´ sentir algo

Así sea la sangre picosa ralentizada por el brío.

 

Yo que uso lo roto como estandarte

Yo que postergo hasta la extinción

Yo que me niego ante el tiempo y su condolencia

Yo que nunca me he sabido yo

Yo que huelo a humedad y silencio

Que brota en cada letra como una babaza de los parásitos

Que fuma cuanto puede de aires perseguir

Mastica y traga hasta que la sed no muera bien

Hasta que la sed verdadera se espiche de tanto mofar

Se vista de carpintero y las llaves de pino y añil

Se quiebren sin necesidad de tocarlas

Hasta que el tiempo cubra su cuota

Y marque la hora de salida

Para nunca más volver

Infelizmente.

:

:

:

:

:

xvii

La malcriadez de mis antepasados me resulta desastrosa

Aquí cuando bebo callado la culpa del vidrio.

Aquí cuando discuto pequeñeces del mundo y dialogo con el
diablo en la cena

Tiene forma de vicio semántico ante cualquier epígrafe
callejero.

El cansancio de mis ojos se afinca solo en la imagen de la
unidad con piel sin rayas azules ni brotes amarillos como lo
son los pensamientos de quien me acompaña en la cena.

 

Aquella comprensión mulata si sabe del fuego,

Ni se quema ni huye, es de fuego su lengua

Manso fuego dorado naranja danza líquida

 

Milisegundo, se va. Y yo hastiado discuto el color de la
marihuana frente a la cara de un policía. El diablo se viste de
madre, de cuadro «mal hecho», de un saludo vacío que
pregunta por «los culos» y de una respuesta insolente frente
a la belleza de la sensibilidad.

:

:

:

El verdadero diablo no es la sombra, no mi sombra, no
nuestra sombra.

El verdadero pregunta por el precio de la auyama y se queja
del cielo de la tierra.

El verdadero regatea sin necesidad y se arrecha cuando le
hacen igual.

El verdadero chismea sobre la tumba de nuestros niños

Bebe latas de soda y whiskey en la sala presidencial.

El verdadero lloriquea distraído de su propia carne porque
no pudo llenar un vaso con agua

Decir «hola» a sus abuelos

……………………………….Mientras morían

Regaña a palo, como le hicieron

………………………….Juega a ser el dios ciego de sus escrituras

Inventadas reglas vicios críticos de poesía

Perdiéndose en el significante de siglos muertos

Imitan extraños todos nosotros

Diablos de 8 a 12 y de 1 a 6.

:

:

:

:

:

:

K.

 

Kevin García. Rubio, Venezuela, 1998. Poeta, músico y artista plástico. Licenciado en psicología de la Universidad Yacambú. Publica sus poemas y reflexiones de manera independiente. El recuerdo del loco, de pronta publicación, es su trabajo más reciente. La selección de textos estuvo a cargo de VMP.

:

La obra que ilustra este post fue realizada por el artista mexicano Carlos Salazar

Contenido relacionado

Archivo

introduzca su búsqueda