Elogio de los reptiles

Julio Carrasco

:

:

A mí me ayudó mucho saber de la existencia de los pterodáctilos, porque al ser reptiles voladores constituyen una prueba concreta de que es posible llegar al cielo arrastrándose.

:

:

I

En el Cabo de Hornos
del Océano de la Psicodelia

:

:

«Te lo suplico, Fortuna salvadora, hija de Zeus liberador, protege a la prepotente Hímera. Pues por ti son gobernadas en el mar las raudas naves y, en tierra, las guerras impetuosas y las asambleas decisivas. Sin embargo, las esperanzas de los hombres surcan a merced de las olas, ya en la cresta, ya en el fondo, un mar de vanas ilusiones».

Píndaro / Olímpica XII: a Ergóteles de Hímera, vencedor en carrera larga.

:

:

La naturaleza nos da lecciones atroces
Por ejemplo la mantis religiosa, el ciempiés gigante
……….y algunas arañas devoran pájaros y pequeños
……….roedores
Eso no debería ocurrir, los invertebrados no deberían
……….cruzar la línea invisible que hay entre los seres de
……….cuatro patas y los de ocho o más
Pero ocurre y es desalentador.

:

:

Las pirañas parecen no tener cerebro
Lo único que da sentido a su existencia es hacer bolsa el
……….obstáculo más cercano
Y le dedican tanta energía que pareciera que un premio
……….misterioso brilla en una dimensión paralela a la de
……….aquello que tratan de despedazar
Supongo que después de la euforia alcanzan alguna
……….clase de perplejidad
No me lo explico de otra manera
En todo caso, y admitiendo que tal tipo de conducta es
……….muy práctica
No pensar en lo que viene después es un lujo que solo
……….pueden permitirse las pirañas.

:

:

A la deriva en el Cabo de Hornos del Océano de la Psicodelia

Había puesto en entredicho la moral sobre la que
……….cimentaba mi existencia previa
Y a falta de nuevas normas de conducta
Empecé a comportarme de manera perversa
Mi actitud exterior era la de siempre
pero estaba consciente de que imitaba rituales que, sin
……….tener sustento teórico, resultaban vacíos
No había sentido en nada de lo que hacía
Pasaba de un estado interior a otro
Como en un mar que se agita peligrosamente:
había lanzado todas mis personalidades a las frías aguas
……….del Cabo de Hornos del Océano de la Psicodelia
Y sin embargo el hecho de que mucha otra gente las
……….hubiera navegado me daba cierta confianza
No digo que la gente hubiera navegado dentro de mí,
……….sino que siendo yo idéntico a los demás
Al mirar mi interior no veía nada que no estuviera dentro
……….de ellos
Era un lugar lúgubre y sombrío, pero yo estaba allí
En cierta medida era un triunfo.

:

:

II

Caos

:

:

Del contrato que firmamos con las cosas

Son buenos los tornillos cuando están sujetando algo
pero si te los tragas, entonces son malos
Las cosas no son lo que son por sí solas
sino por el contrato que estableces con ellas
Un toro de bronce puede ser un bello adorno para un
……….palacio
y un objeto escalofriante si tiene una persona dentro y
……….está al rojo vivo
Un plato de espaguetis de alambre conectado a un
……….enchufe es una obra de arte.

:

:

Si la actitud interior es inestable no hay equilibrio
Por tanto no hay justicia
Pagué en vida mi deuda con el equilibrio
Y actué contra la justicia
Confundí la estrella de mi equilibrio con ídolos que fui
……….alternando
para suponer que habían saldado (unos primero, otros
……….más tarde)
mi marca de nacimiento, mi deuda con el equilibrio
Adoré el equilibrio en los versos
Adoré el equilibrio en las formaciones de combate
Adoré el equilibrio en lo que estaba fuera de mí
Porque mi actitud interior es inestable.

:

:

III

Tres estudios sobre el movimiento

:

:

Lógica y belleza en el movimiento elástico de los tiburones

En mi relación con los tiburones no podría mediar otra
……….cosa que la lógica pura
Quizás por eso representan tan bien la parte de la
……….realidad que entiendo menos
El lugar que ocupan en mi universo simbólico –por
……….su capacidad letal y aspecto inexpresivo– está
……….justo en el borde de lo racional, a un paso de
……….las estrellas de neutrones y demás objetos
……….monstruosos a los que solo es posible acercarse a
……….través de la reflexión pero que, paradójicamente,
……….resultan incomprensibles
Pensando en esta dirección alcancé a vislumbrar la
……….sustancia lógica que me une a los tiburones y por
……….extensión a las demás criaturas
Sin otra alternativa, acepté mi existencia individual
Como un torpedo que tras errar el blanco sigue
……….desplazándose en línea recta indefinidamente
de forma que encuentra su destino en el momento en
……….que falla
Aerodinámico y solitario
Como un falo en un océano de líquido amniótico.

:

:

Sistemas perfectos:

• La sombra vacilante de una vela proyectada en la pared
• Las partículas de polvo en suspensión observadas a través de los hilos de sol que dejan entrar las ventanas entreabiertas
• Las curvas de luz de un cigarro encendido que se agita en la noche
• La trayectoria aislada de cada burbuja dentro de un conjunto de burbujas que se abre paso hacia la superficie desde el fondo ..de una gaseosa
• El movimiento caótico de un grupo de personas visto desde el techo de una pista de baile
• La ingravidez onírica de los cuerpos bajo el agua
• La desviación del patrón de ondas provocada por un cambio en la dirección del viento sobre un campo de trigo
• El vaivén imperceptible de las cortinas un día tranquilo en un espacio temporal del que nos alejamos a toda velocidad.

:

:

IV

Emociones elementales

:

:

Estos pensamientos vienen de muy adentro de mí
Les doy libertad porque Rumi dice que hay que dejar
……….pasar a todos los pensamientos
de modo que puedan irse con la misma naturalidad con
……….la que llegan
Los observo, los describo, y nada parece tener sentido
Pero confío en Rumi porque dice cosas tan bonitas
Y mientras tanto el mundo se me figura un caos.

:

:

Nuestras diferencias generan corrientes dinámicas
como el yin y el yang
A mi opción sentimental corresponde una similar en
……….sentido inverso
y así se mantiene el equilibrio
Dios y Demonio no pueden existir por separado
Arriba y abajo no pueden existir por separado
Créeme: estoy inquieto
Pero lo estoy menos cuando veo
que el equilibrio no tiene en cuenta mi opción sentimental
sino para oponer otra fuerza en sentido contrario.

:

:

Meditaciones a propósito de los reptiles

«¿Irán a volar algún día estos lagartos?» se pregunta uno
comparando las iguanas y salamandras con los
……….pterodáctilos
Hay cocodrilos escondidos en los ríos de África
De pronto salen y apresan una cebra que trató de cruzar
……….a nado (la muy puta)
Da nervio ver cómo la sujetan y se la llevan al fondo
Pero también es un poco excitante
La sostienen con sus mandíbulas enormes
La cebra trata de escapar y no puede
El cocodrilo es más poderoso
Y la cebra está llena de carne, qué saludable es
Pero se va al fondo, se acercan dos cocodrilos más, la
……….rompen
con una fuerza increíble
No hay más cebra, qué aburrimiento.

:

:

En cualquier representación del mundo cabe una
……….visión perfectamente vacía de la humanidad
Porque las personas tenemos la sensación de que
……….hemos perdido algo y debemos dedicar nuestra
……….vida a recuperarlo
Enfocamos nuestro esfuerzo en direcciones arbitrarias
Y dejamos entrar en cualquier objeto
la dimensión ideal de lo que entendemos por
……….perfectamente vacío
Así un accidente geográfico, un grupo de personas, una
……….fotografía.

:

:

Insectario

Recibí la tarea una vez, en la escuela, de construir un
……….insectario
Cacé algunos insectos y los clavé sobre una tablita
Debajo de cada uno puse un pequeño papel donde
……….estaba su nombre científico
Había un escorpión, una barata y otros
Recordar el placer que, aunque leve, sentí al
……….atravesarlos con un alfiler
me provoca ahora una tristeza infinita.

:

:

VI

Ciclos

:

:

«Para que las estaciones se sucedan según una regla absoluta y según el orden del mundo, y para que no suceda que los ritos y fiestas que corresponde celebrar en invierno caigan en verano, a causa de la alteración de un día cada cuatro años, en la salida del astro; y que tampoco otros ritos y fiestas celebradas en verano caigan más tarde en invierno, como ya se ha visto y acaba de suceder; de hoy en adelante, en el presente año, compuesto de 365 días más los 5 adicionales, y luego cada cuatro años se intercalará, entre los 5 días epagómenos y el nuevo año, un día consagrado a la fiesta de los dioses Evergetes».

Decreto de Cánope (Ptolomeo III)

:

:

Sabiendo que lo que veo es una prolongación de lo
……….que soy
Me conviene ver la injusticia afuera
Porque eso presupone la existencia de una aduana
……….imaginaria entre afuera y adentro que administro al
……….abrir y cerrar los ojos
Sé que es una proyección de lo que llevo dentro pero la
……….imagino afuera con suficiente fuerza como para
……….ponerla allá.
Las cosas en su sitio:
los aviones en el aire, los reptiles en el suelo y la
……….injusticia afuera.

:

:

La vida no podría existir sin un sistema cíclico
Las criaturas conocen el momento exacto en que llegará
……….la época de las lluvias
y articulan su existencia conforme a eso
Como si reflejara esta condición cíclica, la conducta
……….humana es tediosamente predecible
Uno puede adivinar el final a partir del comienzo,
……….aventurando los caminos
Hay estímulos y respuestas típicas a los estímulos
Conocer algunas de esas ramificaciones de
……….antecedentes y consecuentes es lo que les da
……….trabajo a los psicólogos: saben que tal conducta es
……….fruto de cuales eventos, y cuáles medidas traerán
……….tales consecuencias
Las naves que surcan el Sistema Solar van saltando de
……….una órbita a otra de acuerdo al mismo principio
Son programadas así porque las órbitas se conocen: «si
……….caes aquí, terminarás allá»
Y el mismo método corre para escapar de una
……….enfermedad del ánimo, presumo
Uno debe saltar de una órbita a otra, hay que aprender a
……….hacerlo
Así sucedió en Mesopotamia y en el valle del Nilo
Y así sucederá dentro de nosotros, espero
Si es que llegado el momento tratamos de escapar de
……….este sistema cíclico.

:

:

Perder el control en este mundo parece ser la
……….premisa para asomarse al otro
Hay mucho entrenamiento en Occidente para perder el
……….control
Quienes vuelven de esos estados (alterados de
……….conciencia) aseguran traer un mensaje
A mí me parece que perder el control es fácil
Para dejarlo ir delante de otras personas hay que ser
……….muy caradura
En cambio, para viajar al otro mundo sin perder el control
……….de este
se requiere de una habilidad especial, como tocar un
……….instrumento
Cuesta más pero creo que es más seguro
Y con toda seguridad, más elegante.

:

:

Es una mujer en el cementerio
De una belleza comparable a la de las ruinas de
……….Borobudur, gloria de la dinastía Sailendra
Comparable al eco de la voz de Circe que canta en la
……….noche un himno a la libertad de los reptiles
Es una niña que espía el tiempo circular con sus ojos
……….brillantes a través del resquicio de la puerta de su
……….habitación
Como si el firmamento le hubiera prestado dos soles
……….para usarlos de anteojos
Dos soles blancos vomitando luz sobre el paraíso de los
……….reptiles
(maravillado por el daño que me hace contarlo)
Comparable (decía) al sonido que proviene de la
……….combustión de Shotis, la joya de Orión que se
……….deshace en el cielo para Parménides y para todos
……….nosotros.

:

:

Podía jugar a que era dueño de mi destino
En ese caso optaba por mi condición actual y me repetía
que estaba convencido de que había en mi interior
una especial inclinación a ser lo que era
O bien podía jugar a tratar de ser el resto de las cosas
……….que trataba de ser
Sostenía que ocupábamos un lugar y un momento
No deseaba los objetos que no estaban a este lado
porque mis naipes no me lo permitían (las leyes sociales
……….descansan sobre reglas muy claras)
Las casualidades adoptan patrones caprichosos y a
……….veces sobrevenía la ilusión de que algo era posible
pero sabía que era parte del juego.

:

:

Imagino el asalto al cielo como un hecho sin
……….importancia
Debe haber sido resultado del esfuerzo de muchas
……….generaciones de reptiles
Conforme se acercaban, la idea se volvía más natural
de modo que sus sentidos tuvieron tiempo para
……….adaptarse a ese nuevo estado
Talvez, como suele ocurrir con las personas, su trabajo
……….consistió en auto convencerse de que era posible
……….(como el karateca que se convence de que puede
……….romper un ladrillo con la mano)
Para ellos fue un día cualquiera
Por otro lado la experiencia individual de aprender a volar
……….debe ser parecida a como cuando se aprende a
……….andar en bicicleta
La primera vez es sensacional
Luego uno termina acostumbrándose.

:

:

Julio Carrasco. Chile, 1969. Músico, poeta y novelista, ingeniero civil mecánico, columnista de diversos medios escritos chilenos. Autor de los libros de crónicas Travesía al Cabo de Hornos y No se asegura regreso, ambos publicados por Ediciones Biblioteca Nacional en 2016 y de la novela Fuimos a bombardear Croacia (Alfaguara, 2014). Ganador del premio de poesía Revista de Libros del Mercurio, 2006. Ha publicado los poemarios Mitlesebuch 110 / (Aphaia Verlag, Berlín 2015) Nuestra suerte cambiante en el firmamento (Trópico Sur Editor, Montevideo 2013), Despedidas Antárticas (editorial Mercurio-Aguilar, Sumatra (Ediciones Tácitas 2005), El libro de los tiburones (Cachiyuyo 1995). El más reciente es el Elogios de los reptiles. Su obra ha sido recogida en diversas antologías dentro y fuera de Chile. Integra el colectivo Casagrande, responsable de diversas intervenciones multidisciplinarias en espacios urbanos, entre las que destacan los bombardeos de poemas sobre La Moneda, Dubrovnik, Guernica, Varsovia, Berlín, Londres y Milán. Es el vocalista de Los Muebles.

 

Contenido relacionado

Archivo

introduzca su búsqueda