:

Algunos  días  en  el  T á c h i r a

El tiempo bracea lejano
a los traductores que en nuestras lenguas descifran su estela
consumiéndose como un parpadeo cercano a un zumbido;
……un impulso en la calma de sus islas ocultas;
……un depósito en una porción del desierto de los granos grises que deja al flotar
según nuestra voluntad
según el lugar donde vivamos
en provincias como ésta
la estela se siente nadar en petróleo
con las zancadas al revés de innumerables esponjas de piedra
que con sus múltiples disfraces y artimañas maltratan a brillantes pulsos
erguidos hasta la última y certera vértebra en su fuga del pantano negro
plenamente aéreos sin siquiera levantar los pies del suelo
tal fuga es distante
en la noche desbordada en mi habitación
guardo a los traductores de la estela;
disuelta como una arena gris
en mis sueños con planos
llenos de fallidos intentos de fuga
luego el tiempo como una doble hélice
flotó fuera de sí
musical
rojizo
áureo
y nadé
tan cerca de él
que desperté lejos.

:

:

:

Desde la música de la otra orilla

 

Medía demasiado la distancia hacia mí mismo en la cima del Ávila o la montaña desgarrada y
revelada como el doble exacto del Helicoide
..Demasiadas fundaciones coaguladas en versos perfectos que son aún antes de su forma aún
encallados en mi hastío
¿Cuánta distancia en versos hasta la visión despierta por mi propio oído, allá en la cima?
…..¿Cuánta?…………………………………………………………………………………..

Sabes que se acerca
Ha iniciado
Hay algo diferente en esta manifestación, todo es más vivaz que de costumbre
……………………………………………………..hasta las camisas blancas
Sabes que se acerca
Pues comienza la cuenta hacia atrás desde tu sangre
Vienen en moto hacia la intersección,

los veo como a mis duplicados y la distancia entre ellos que se reduce despertándose como un ruido sordo en aumento

como el de las motos que aceleran
han trancado las vías de la intersección
de un salto uno de mis duplicados está en el monte más allá del puente internacional

y el otro mirándolo fijamente se queda en la cima de la montaña hecha Helicoide, y ella se aproxima hacia ese último acercándose en temblor creciente deshaciendo desde los extremos la banda de Möbius que los sostenía

y contenía la montaña y su doble y el espacio transfigurado entre ellos cerrándose a un sobre-ritmo cada vez mayor por lo que vendrá

Sabes que sigue acercándose
a tu sangre no le queda mucho tiempo
pues la tierra bajo el duplicado más allá del puente se empieza a hundir
no es el contorno de Venezuela: es una placa tectónica estremeciéndose envuelta en fuego

y todo el territorio de la nación se hincha más y más tan inestable como esa montaña que avanzó hacia el mar

ves que los parrilleros cargan las glock en sus muslos
Sabes que casi está aquí
Sabes que esa gigantesca montaña viene hacia ti
y el límite antes del colapso está en la boca de esa muchacha al lado tuyo
que no puede contenerse más
como la montaña que tiene que abrirse

reaccionas luego de los disparos
escupe mucha sangre
…………..sobre tu pecho
junto a otros la sujetas y parte antes de llegar a la línea amarilla de la acera.

Dentro de su último mar rojo
…………En el abrazo colosal de la montaña colapsada
…………Fundido con mis duplicados
tenía que soñarme en mis vísceras manando luz desde la música de la otra orilla
para cuando vengan las montañas verdaderas

para detener por instantes el país-oleaje que golpea incesante desde cada red social hasta arrancarle los ojos al espíritu

y se arremolina todo y quedo en el centro del vórtice suspendido en el aire
abierta en dos la piel del abdomen
cantando la luz blanca volviendo la carne trasparente hasta el hueso
ascienden los asesinados, entre ellos los más jóvenes los guían
sus manos transparentes semejan brillantes aerolitos
demasiado fugaces como la poesía
me atraviesan sin piedad

y caen como un láser cada una hace una letra y más y más a cada nuevo espacio cada nueva dimensión plena en luz primaria que no cabe en sí misma y crece sin límite

tal vez el poema haciéndose en el cataclismo como una promesa

el pulso intermitente cada vez más inmenso donde apenas susurran todos los faros del mundo.
la frase inexpresable de la belleza
atravesando en clave de terciopelo las venas del cataclismo en sus formas crecientes e imposibles

buscando el Sol
y solo puedo seguir al poema
la frase la enorme centella incontenible en su nota más alta apenas sin desfallecer por la energía
de su propio órgano  :  el mundo como una perla negra
…………………….y la enorme centella como el pulso luminoso de un faro
…………………….son un ojo moviendo el párpado para despertar
…………………….en su contorno ardiendo al rojo vivo solarmente entornado
…………………….son un ojo moviendo el párpado para el despertar
…………………….de cuál Lázaro, de cuál Siddharta
…………………….en mi…

No lo sé
Hoy
Soñé ser
Desde la música de la otra orilla
…………En el último mar rojo de la boca de la muchacha
…………En el abrazo colosal de la montaña colapsada
Desde los asesinados, guiados por los más jóvenes
…………………………….desde sus manos

…………………………….brillantes aerolitos
…………………………….demasiado fugaces.

 

*Sugerencia: luego de leer, escuchar Mountains de la banda sonora del filme Interestelar.:

 

 

 

Μ

E r a s m o  S a y a g o. San Cristóbal, 1988. Poeta. Estudiante de Educación mención Español y Literatura en la Universidad de los Andes. Obtuvo el premio en la mención de poesía del I Concurso de Escritores Noveles del Fondo Editorial «Simón Rodríguez» por su libro Nieve Cálida (2012).

Archivo

introduzca su búsqueda