Experiencia Butoh

DANIELA CAMACHO

:

:

[ARCHIVO HIJIKATA]

V

Hincada dentro de ti
fue tu desesperación lo que partió el témpano.
Te vi elevarte al cielo te vi.
Ibas hacia el agua
como quien avanza
sobre el mapa cerebral de una ballena.

Contuve la respiración por temor a los gemidos yo contuve.
El aire estaba en guerra con las flores yo lo vi.
Las cubría con ceniza y se inflamaban todas asustando a los domados.

Esa noche fue algo semejante a una sala de música: el golpe de mi padre ondeaba en mí
como serpiente/

pero tú sin irte a lo mejor soñabas:

Que tú dances que yo esté naciendo que hagamos el fuego y la boca así tan encrespada aaaahhhh mansos en el retorcimiento el olor de las rosas el olor de la sangre pesadumbre del animal es culpa mía como me arrastro haciéndome la viva.

:

:

:

VI

Yo era el cuerpo. Era ese animal. Yo era el cuerpo del animal que asesinó a su macho. Que asesinó su peligro. Quise darme por completo a la ternura. Lo que huyó de mí me hizo un arrojado entre la sombra. Soñé la muerte. Soñé mi semejanza: la mujer, el andrógino y bisonte que me viene cuando mis testículos revientan solos con la luz de la mañana.

Después permanecí telúrico
permanecí despierto
pude al fin oír la floración de los cerezos/ con los átomos del cuerpo.

:

:

:

:

EL CUERPO HUMANO Y TORCIDO QUE VES ES ANIMADO POR UN CALOR: DENTRO DE ÉL HAY UNA FLOR SOFOCADA, UNA REINA LEPROSA QUE AÚN SIGUE VIVA.

:
:

:

:

.
KINJIKI (EXPANDIDO)
:

……………………………………Kazuo y Yoshito Ohno, Tatsumi Hijikata y otros hombres. Luz brillante.

Ve
pero conserva los ojos:
el ano del cuerpo aturdido por la enorme raíz de carne se abre resueltamente por sí mismo
como un loto.

En el primer acto:

Cacería simulada en un bosque simulado
maga que se ha frotado el nervio
para lucir una corona destazada
y huesos que le vienen de la primera madre.

Divina será tu nombre.
Serás un travestido, una máquina romántica de soledad,
de carne que se vende en la pobreza y la vejez
y se adorna con flores tomadas de los cementerios.

El cuerpo no oculta su milagro. Se vence a sí mismo. Se da muerte. Las manos que una vez apuntaron hacia el cielo son ahora armas de gravedad, falanges con veneno. Un arco, una caricia mala: abusar del viejo prostituto hasta hacer del escenario un espacio vacío.

Segundo acto Ve
pero conserva los ojos:
este es el muchacho que avanza con entusiasmo hacia el desgarro
el cuerpo aturdido
el abierto de sangre como una flor
como si fuera el primer hombre vivo
o el que ya muerto muere mucho tiempo después.

:

:

REBELIÓN DE LA CARNE

(estabas ahí para tentarlos)

Virtuoso en el ayuno y soledad, has traído la voz de Artaud a sonar en esta página, has dejado hacer ruido a los durmientes [  ],

con manos que han pulverizado huesos de la madre has devuelto las sombras a su nacimiento.

Es tu carne expuesta a la luz artificial un don oscuro. Tu esqueleto, una armadura soberbia y aterradora.

El aeroplano que una vez cruzó la mente de los niños se dirige hacia el desastre. No altera tu sueño. Lo único que escuchas es el movimiento de tu hermana desvistiéndose. Quizá por eso dejas sobre el escenario(1) el kimono blanco que una novia intranquila portaba como segunda piel.

Los espectadores son fantasmas de figuras vivas, se puede oír la bulla de sus pechos agitándose, lo grotesco no les miente:
:
…………………………………………………………………….Relámpago o falo deslumbrador.
………………………………………………………………Falo que husmea en los bordes del Universo.
…………………………………………………………………………………….Oro macizo.

 

_______________

(1) Para el diseño del escenario, Hijikata dictó una lista de palabras al artista neo-Dada Natsuyuki Nakanishi. Es la siguiente:
cardo-perro de caza-traductor del viento-primera flor-dientes de perro-dientes de perro ardiendo-espejo-aquello que cubre el lomo de un caballo: silla de montar-comida comunitaria-diecisiete años de edad-rana-dentellada-alcachofa-azufre-gusano redondo-carcajada-burbujear-bola de amor-tomate-gran flor de cerezo-estramonio-líquido imaginario-peine-invernadero-insecto con armadura-catarina

:

:

:

:

Daniela Camacho. México, 1980. Poeta y traductora. Ingeniera Industrial y de Sistemas por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y Maestra en Letras Latinoamericanas por la Universidad Nacional Autónoma de México. Publicó los poemarios En la punta de la lengua (Tintanueva Ediciones, 2007), Plegarias para insomnes (Editorial Praxis, 2008 y Fondo Editorial Fundarte, Venezuela, 2010), [imperia] (Fundación editorial el perro y la rana, Venezuela, 2013) y el libro de palíndromos Aire sería (Editorial Praxis, 2008); así como el libro-objeto Pasaporte (Cacto, 2012), en edición trilingüe junto a Natalia Litvinova y Beatriz Paz y los libros de artista Carcinoma y Híkuri (Colección Artes de México, 2014), que han sido exhibidos en distintas galerías del país, junto al trabajo del artista visual Christian Becerra. Recientemente, publicó Lantana (Ejemplar Único, España, 2017), en colaboración con el pintor Gabriel Viñals y Experiencia Butoh (Amargord Ediciones, España y Cosmorama Edições, Portugal, 2017). Ha vivido en Tokio, Lausana, El Cairo y, actualmente, reside en Mérida, Yucatán.

Contenido relacionado

Archivo

introduzca su búsqueda