Francis Picabia

Trad. Reynaldo Jiménez

:

:

___________________________________________

Ú n i c o  e u n u c o

 

 

 

Lo que es inhumano en la vida moderna, es el oficialismo.
La autoridad es tan destructiva para los que la ejercen
como para aquellos sobre los que es ejercida.

Oscar Wilde

El hombre hace preciosa una acción:
¿pero cómo una acción haría precioso a un hombre?

Frederic Nietzsche

Toda convicción es una enfermedad.

Francis Picabia

 

:

Ensayemos la hora actual
En el alfabeto coto vedado
De la sombra lentamente
Verdaderamente libras esterlinas
Bajo virginal luis cucú ello
Que hace domicilio conyugal bajo la lluvia
Pero riendo más fuerte el café
Está a siete kilómetros capital
El pequeño chacal de sandeces
Ebrias de alcohol gentilhombre
En medio de mujeres camaradas
Con sus tiernas bocas portaplumas
Fotografía el ojo del amor
Antigua guarnición iluminada negra
Bicicleta el horizonte hacia
Etiqueta seno el en
Cuervo gran un de recinto es
La Sociedad de las Naciones
Cabrón un de o
Con especias pesadillescas d’Annunzio
Considero el género americano
Cobre de armario un
Útil enormemente
????????? Qué más
Escucha la Tierra lado a lado
La plegaria con la biblioteca en piel de león
Trenzada de misiones
Voluptuosidad de encarrilar el estribillo total
Voz monótona de ministro
Pipa revólver nalgas desnudas continúen
Ustedes van a comprender penosos caballeros
Prefiero un peluquero enganchado a la pared
Bailando como una pluma
Sobre mis mejillas
Ríen piernas ligeras
Parálisis mosquito
Dice manicura toma el banco
Cuarenta y treinta de
Estrecho, muy nariz
Alargado rostro
Blanca tez
Ninguna barba
Particular signo
Dúctil y delgado
Subsiste que se sepa
Llama zozobrada
Dinastía de la luna
Permitasele entre nosotros
Evolucionar como una estatua
Con el arco iris de Cluny
Caumartin Astra nicho la a igual todo
Pantalla del mundo del hombre
Gran Duque
Sorbe amarillo pálido
De cuero rojiza felicidad
Ruán rosa encajes cuello el sobre
Duplicados de encogimientos de hombros
Dos reyes en las manos
Debajo en pero
De oro tobillos reina
Palpita
El desierto ahí está
Un poco ebrio
Tintero un en tiza de
Grúa romántica
Vestido de coños entrelazados
Milagro de desenvoltura guiñol
Martilla el palacio inexpresable
Estrellas sobreexcitadas
El completo desinterés
Tiene palabras carnero pequeño
Aturde el tizón rojo del mundo muerto
Persiana déjele el cristal
De un truco romántico
Tiene la escuela de los aromas copla ciega
De una inteligencia superior perimida
Piensa hurón
Rondas bonitas bien de
Alquilados talones sus en hasta
Simplicidad bondad
Se verá
Esta extraordinaria idea
En los bolsillos de su vida
Su corazón hierbas finas
Te has convertido horas suplementarias
Ioduro de potasio católico
El cuartel detrás
Historia de verdades torpes
Yo no sé si ustedes comprenden
Las mujeres frente a frente
Amargura de las ideas
Que marcan el fin único del hombre
Déjame soñar lector a tu suerte
Felicidad tono aseguran quiénes jaula tu de barrotes los
En una mina de hulla
Aspiran a las posesiones de campos de trigo
Sinsabores absténgase un sueño sereno
De vivir en un infatigable sonreír
Invocado en las horas bambinas
Por qué las flautas estampidas
Son libretas de bolsillo
Añadidas sin cesar
Por una religión consoladora
Como la moral del Cristo
Reino egoísta
Al museo del Louvre
Calles cuando yo sea viejo
Fatigantes como un perro
Mi libro cotidiano buen tipo
Sobre los grandes bulevares
Lejos de París
Será el mundo error suceso
Charles Floquet los ojos obstinadamente cerrados
Mosca el paraguas infante
Y nuestros propios pensamientos
Son las chácharas cotidianas miserias
Que sonríen a los maníacos
Que nos gustan felicidad descaro
Del mal de estómago
El vuelo de aviones efímeros
Dirige el sueño de la paciencia W. C.
Quiero a los creyentes del tabernáculo
Que se zambullen en una ola
Mundo al
Radiosas lágrimas de estuche
Somos completamente mordidos
Nunca bastante
La fortuna enemiga pomposamente
Necesaria
Quiere la soledad
Lejos más
Influencia de colores recuerdos
Rostro tono
Pobre escaparate baratija
De las ideas
Pero día un pasar no
Tengo el mundo detrás mío dos veces por día
Pasiones y elegancias exteriores
Malicia evidente la
Tumbará de sus manos
Como una corbata
Con las grandes maniobras barbaries
Máquinas peligrosas
Los ojos se abrirán con estupor
Enamorados de paz diosa
Estarán a cargo sin control
De aprender a los héroes
La felicidad serena
Con rostros crispados de rencor
Barrio negro
Las compañías humanas
Bajo el uniforme se deshonran
Tarántula con mujer
Persona a persona
La ilusión es bella
La eternidad
Es una mirada clara
El espacio sin cesar apremiado desde lejos
No posee nada
Anfitrión en el metro
Mirando los adoquines
El minuto siguiente
Se defiende contra tu alegría
Y no cesa de trompearte
Con desprecio de tu interés
Improvisa una nueva inteligencia
Para los días siguientes
Y después acuérdate
Que el universo tiene una mesura única
Para los otros
Hace que tú devengas un obús monstruoso
El cubismo capta las salamandras
No tengas temor
Ellas tienen el vientre anaranjado
Para admirar una estampa
Cual la filosofía belleza
Fuente pura
Sostiene al alma sensible
De los accesorios
Falta alrededor de sí
El sistema de la evocación audaz
Una vía electiva
Escuela del genio
Los actos de tu vida
Se inclinan como un pobre
Y recogen las migajas
Grandeza de las bellas invenciones
Rehúsas el maná auténtico
Por la tontería perdida
El porvenir Bergson
Es insoportable
Prefiero mejor esta receta de doctor
El sueño hace surgir las imágenes en reflejo
La silueta (es lo que pasa, lo indeterminada)
El reflejo (la silueta en doble)
El relieve (la estratificación de las imágenes)
Encarnamos en gente que no se conoce
Imaginamos restringirlos
Personalidad que vuelve de otro mundo
Para ver en este mundo qué hay para realizar
Nos comunicamos de Paraíso a Paraíso
Más te ríes más tu ojo está muerto
Baños de sol
Clavarse en el mar
El ojo se extingue para reverse por dentro
Lees lis
Los pensamientos dichosos de este doctor
Son simples y vagos
Parecidos al desprecio de los hombres ricos
Estérilmente saludables
Como la risa de la memoria
A través de los actos de la vida
Los generadores son gente
Que recibe hollín sobre su delantal
Agrega el doctor
Mangosta
Parecida al desprecio
Por el camino radiante del porvenir
Le encuentra más encanto
A la palmera de cabellos blancos
Al día de hoy mira la vitrina interior
De aquellos que lo rodean
Eleva cada día su alma
Pese a todo
Es a través de los Rolls Royce
Que la curiosidad malsana
Siembra la felicidad Tesoro
Nido repugnante
Déjame contemplarte
Con pesar
Padres infirmados
Su tarea no es sino una receta añadida
Animales entumecidos
Qué hacen ustedes en este mundo insensible
Esbozos de leyes
Tronos de gabinetes
Hice caca en un Tabernáculo
Con ritmo
El violín calorífero niega y consulta
A los crupieres de la ruleta embrionaria
El infortunio de los jugadores
No es para despreciar
Sustancia gris a cara o seca
Cero
Termina la serie favorable
Baccarat de una existencia humana
Rojo
Negro
Semi chance cuadrada
Ocho y nueve
Baccarat píldora
Debussy no ha jamás estado vivo
En la bola
Pequeña bola
Hija de un siniestro personaje
Flujo y reflujo de interiorizaciones cósmicas
El reloj es insuficiente
Para marcar las horas que se esconden
Se tiene la impresión de a poco
Que la inteligencia es un acta procesual
Victor Hugo
Pertenece directamente
Al eco retroactivo del corazón
En un lejano impulso sin horizonte
Foch fiel a la palabra dada
De ser gloriosa en su historia
No hay nada que perder
Caruso pote de miel
Es una tapa
El león lechuza
Mecanismo ideal
Su plata es oval
En varios sentidos superpuestos
Blancas tetas
Fuera de sus conchas
He inventado un sistema
Que poco a poco
Bajo la amenaza de un revólver
Estrecha la mano del vestíbulo
A una hora de la mañana
Existe una historia
Tan ilimitada como el universo
Ilusiones ópticas que nosotros conocemos
Nosotros no sabemos más
Antiguo destino mundo este de
Todos los cuadros están muertos y continúan de vivir
Con sus enfermedades contagiosas
De las precisiones matemáticas
Para alojar a mi gran pesar
Un compás en la oscuridad profunda
Sí tití me encanta
Gravemente cestería de profesor
Tiene voz muy lenta
Por encima de los humanos
Come la erudición invisible
Picaflor de más en más Chopin
Amigos de la puerta pesos trabaja
En el liceo de los pensamientos infinitos
Del mundo más bello
Arquitecturas himenópteras
Escribiría libros de una ternura loca
Si estuvieras todavía
En esta novela compuesta
En alto de las marchas
Ilusiones necesidad de amores nocturnos
Estoy acostado a lo largo de fortificaciones infinitas
Y escribo estas líneas
Pelícanos del bulevar Lannes éxito
Hacia la humanidad contraria en un motivo con patas
El cielo de nuestras cabezas
El movimiento de nuestros pensares
Buen viaje mujeres honestas o no
Torpes o espléndidas
Su oficio es ideal en los burdeles
Cada casa de citas
Tiene oscilaciones castas
Cuando reflexiono sobre la sífilis
Que se propaga
Como las estrellas fugaces
Que está bueno
Nosotros nos entendemos
Las bebidas alcohólicas
Son paroxismos embrollados en amistades estúpidas
Hay que irse al circo
Para hacerse leer los poemas por clowns
El porvenir no existe aunque me sienta mejor
A menudo los escépticos en el sufrimiento
Triunfan completamente las supersticiones
Grandes acciones
La gente de buenos sentimientos
Desprecia las conciencias iluminadas
Bajo una tempestad de nieve en auto
El Tratado de Paz quiero decir
Sede en el mundo del teatro
Por encima de la mesa
La huelga general vuelve idiota al amor
En un cerebro Bellas Artes
Como un empleado de oficina filosofa
Habitué de la plaza pública
Al ver una boca rosa tender sus labios
Hasta que
Me asocio con las putas del catecismo
Para protestar en la eterna inquietud
De mi padre
Vete al diablo es mi sostén
Y las azucareras no están nada más en mi estómago
Es profundo y melancólico
De tales cosas despierta la fuerza del pensamiento
En este lugar menos banal
Que la campaña suiza
Con un señor aterrado por este poema
De perorata
Hermana mía ve a ponerte al aire
Hasta el supremo conejo del día
Ustedes no son felices
Pese al esplendor de sus ojos
Naturalmente buscan el sol cartón
Un hombre alumbrado por una linterna
Los besos no se dan con los labios
Los cabellos carteles café concert
No deberían jamás subir su escalera
Escalera de enormes rostros transportistas
Horribles antes y después del almuerzo
Salvo para los enterradores
Louise Andrée Marcelle Germaine Madeleine Marie
Las grandes flores del África
Se parecen a los parquets de los Museos de la moral
La hierba crece toda bonita
En la melancolía
Es profunda después de tanto tiempo
Que los primeros balbuceos cazan las horas de sueño
Maravilloso concurso
De frases frías para abrazarse
Cada vuelta de rueda bajo mi ventana
Me doy al deseo de no más salir
Estoy nervioso
La criada barre
Se parece a una bestia podrida
La vida es adorable
No me gustan las inauguraciones
El cielo está bajo mis pies
Con sus riquezas Nabucodonosor
Todo y nada es la misma cosa
El agua de Lourdes puede reparar un auto
Semi mujer semi perro semi cerveza
Pine mate
Y Vagina brillante
Las limosnas abigarradas
Tienen una espuela de bronce
Todo esto es una impresión
Pero es cualquier cosa
Sí sol luna y todas las estrellas
Que tienen el aire de sonreírme
Su belleza es una cosa desconocida para mí
Me gustan la guerra las epidemias los accidentes
Que trepan tras las lágrimas alegres de las pasiones
Alemanes los detesto yo
Guerra la durante que esto para es
Posible lejos más resto el soy yo
Ahora voy a tratar de verlos de más cerca
Antes como
Antes el laberinto del atún salado
Díganme si es verdad
Que los oficiales de marina se acoplan
Con los cocodrilos que ensueñan en las playas
Díganme que todavía hay dragones en las escamas de neblina
Díganme mierda si quieren
Gota a gota sobre mi pañal las maravillas del mundo
En nudos rosas
Vienen a atender mi voz
Hay que revolcarse sobre los cementerios
Nuestra redención es un camino
Así hombre vigoroso mira
Pero mira entonces tus formas antiguas
Tú cantas la libertad
La mano en la mano
Con el ruiseñor de plumas azules
Por desgracia nada existe que en tus sugerencias
Semi veladas por la humedad que te contorsiona
Las flores primaverales son vestimentas pobres
Al costado de un milagro divino
La muerte de jade
En una taza de oro
Los globos eléctricos están histéricos
Como prisioneros contentos de volverse locos
No hay simuladores astringentes
La mayoría tiene hambre
Hambre de dinero
Hambre de carne
Hambre de no importa qué
Hambre de violetas si ustedes quieren
Los periódicos tienen el orgullo estéril
Diario del Pueblo como el lince
Tienes gruesas patas de terciopelo
Acción Francesa
Bordeada de franela roja pipí
Me gustan más los bordes del Nilo
El ruido de las plantas que crecen
Con sus tutores
Las agencias de empleo interdictas
El guardián de la vena
La música qué belleza de vapores necesidades
Sus vibraciones empenachadas iluminan la ruta del espíritu
Papilla para los gatos
El laúd evoca algún lago gris
Chivo espárragos península Bósforo
Conejo albino dirige sus ojos monolíticos
En medio de las plumas Chivo
Los Rag-Times lucen como los olores del desacuerdo
Melodía de un remo sobre el agua
Los Tambores se tensan
Los violines son conchas de madera pulida
El remordimiento se pelea bajo la sombra de los muertos
Con hojalata
Los chicos son los guardianes de la vejez
Conozco un pequeño niño simbólico
Cuyo encanto es arrodillarse ante el Diablo
Para pedir un pañuelo chorlito
Como aquel de Juliette Roméo
París Nueva York
Ustedes son las ciudades balones
Que flotan y caen en miniaturas sobre los mapas
A veces en un volumen en medio del ojo
Expandidos de deseos dotados
Los pueblos son los ecos minúsculos
De los besos de las grandes ciudades
Besos dados para evocar los recuerdos
Del silencio
Como el honor
El honor es una cobardía
Sus cerebros gesticulan
Idiotas y marchitos
Jacques Henri Georges Paul Maurice Jean
Ustedes hablan todos los hebreos del Instituto
Bajo las cintas rojas y violetas
Del aceite de hígado de bacalao
Orilla izquierda
Orilla derecha
Les pido permiso
De seguir vagabundo
Mi amigo el doctor cubano
Me dice que una vidente predice
El más bello porvenir
Leyendo sobre el dorso de la mano
Pero en este sitio
Las canciones locas
Son de espantosos azares
Que les muerden los dedos
Con precaución
Nuevo de seguía descapotable el
Inquietud de suerte una
Señorita una misma
Pianos los sobre
Caída en pagana
Entreabre un canapé.

 

París, 6 enero 1920

:

:

:

:

 

Francis Picabia. París, 22 de enero de 1879 – 30 de noviembre de 1953. Pintor, dibujante y escritor francés. Nacido como Francis-Marie Martinez de Picabia. Destacado artista plástico europeo, debido a su versatilidad para cambiar de estilos y por su libertad de espíritu. Inicialmente considerado como un postimpresionista, cierto inconformismo orientó su gesto a través de todas las vanguardias del siglo XX, por lo que fue un pionero del arte abstracto y uno de los principales representantes del movimiento dadá, responsable de contribuir a la difusión de esta corriente por España, Francia y Estados Unidos. Se formó en la École des Arts Décoratifs de París. Durante la Primera Gran Guerra Europea residió en Nueva York, donde trabajó junto a Marcel Duchamp, Man Ray y Alfred Stieglitz. A su vuelta a Europa, entraría en contacto con la vanguardia artística catalana, publicando en Barcelona textos poéticos que son considerados el antecedente de la escritura automática. Durante 1918 estableció contacto con Tristan Tzara y Hans Arp, vinculándose con el movimiento dadá hasta 1921. Se dice que su interés por la literatura y el lenguaje fue particularmente evidente en sus últimos trabajos. Inquieto y prolífico como lo fue, no dejaría de experimentar y producir sino dos años antes de su deceso. Fue autor de los libros Cinquante-deux miroirs (1917), Poèmes et dessins de la Fille née sans mère (1918), L’Îlot de Beau-Séjour dans le Canton de Nudité  (1918), L’Athlète des Pompes funèbres (1918), Râteliers platoniques (1918), Poésie ron-ron (1919), Pensées sans langage (1919), Unique Eunuque (1920), Jésus-Christ Rastaquouère (1920) y Caravansérail (1924), así como de una profusa e interesante correspondencia.

:

Reynaldo Jiménez. Lima, Perú, 1959. Reside en Buenos Aires desde 1963. Publicó: Tatuajes (1981); Eléctrico y despojo (1984); Las miniaturas (1987); El libro de unos sonidos. 14 poetas del Perú (1988); Por los pasillos (1989); Ruido incidental/El té (1990); 600 puertas (1992); La curva del eco (1998, 2ª ed. 2008); La indefensión (2001, 2ª ed. 2010); Musgo (2001); Reflexión esponja (2001); Papeles insumisos de Néstor Perlongher (con Adrián Cangi, 2004); El libro de unos sonidos. 37 poetas del Perú (2005); Shakti (2005, antología y traduccción al portugués por Claudio Daniel); Sangrado (2005; 2ª ed. 2017); Ganga (2006, antología por Andrés Kurfirst y Mariela Lupi); Plexo (2009); Esteparia (2012; 2ª ed. 2017); El cóncavo. Imágenes irreductibles y superrealismos sudamericanos (2012); El ignaro triunfo de la razón (antología de escritos de Gastón Fernández Carrera, 2013); Informe (2014); Nuca (2015); Piezas del tonto (2016); La inspiración es una sustancia, etc. (2016); Intervenires (2016); Filia índica (2017); Ello inseguro (2017); Funambular (2017); Antemano (2017) y Olla de grillos (2018). En 2019 salió el volumen I de su poesía reunida: Ganga. Traducciones: del portugués, Galaxias de Haroldo de Campos (2012, 2ª ed. 2013); Los poros floridos, Roza barroca y la antología Moradas nómades de Josely Vianna Baptista. (2001 y 2017); Catatau de Paulo Leminski (2014); Instanto y Palabra desorden de Arnaldo Antunes (con Ivana Vollaro, 2013 y 2014); El infierno de Wall Street de Sousândrade (2015); del francés, Espejo ardiente y otros poemas (2016), Renombre del amor y otras versiones (2017) y Praderas temporarias (2017), tríptico de versiones de César Moro, entre otros. Fue incluido en diversas antologías: Medusario (1996; 2ª ed 2010; 3ª ed. 2016), Pulir huesos (2007) y Antología crítica de la poesía del lenguaje (2009) entre muchas otras. Junto a la pintora Gabriela Giusti, creó y condujo tsé-tsé (revista-libro y sello editorial) entre 1995 y 2008. Jiménez es también corresponsal  de POESIA en Argentina.

El glitch que ilustra este post fue realizada por el poeta venezolano Adrián Arias Pomontty
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

EL CUERVO

Thirties Poets

Trad. Juan Arabia & Rodrigo Arriagada-Zubieta

introduzca su búsqueda