Gabrielle Everall

Trad. María Del Castillo Sucerquia

:

:

:

:

i. hedor

El perfume es todo
lo que une a los amantes
desintegra identidades

de «metáfora» a «metamorfosis»
el perfume alberga decadencia
fusionado con el otro
hace de la decadencia un perfume

¿alguna vez te preguntaste
si tu aroma se puede oler?

ella es odiosa
su mal olor, su agravio
tiene el poder de quitar la
pintura de las paredes

la ama de casa golpeada
limpia su casa con perfume
sus preocupaciones son
absorbidas en la atomización

a ella le gustaba comprar
baratos perfumes de imitación
algo tan floral que refuerce
sus armas contra toda violación

quería seducir al hombre
de su cita, pero, en cambio
le causó reuma, ojos llorosos
inflamación de garganta
migraña, pérdida de la motricidad
deterioro de los riñones, del hígado
del sistema nervioso central
incluso, cáncer

desir de femme
tabu

admitir el veneno
fascina
l’air du temps
del universo descomprimido

¿por qué no sólo llamaron
al perfume flores del mal?

la mirada privilegiada es efímera
mientras la historia del mundo
es una nariz

cuando huelo a mi amada
mi cuerpo levita hacia ella

su olor enciende el sol
en un alhelí donde
lava mi maldad

Baudelaire navega
adentro.

:

:

:

:

:

ii. es tan caliente como el verano en Italia

Me alegro de que Juliet
no esté en su tumba
porque lo quiero todo para mí

es tan caliente como el verano en Italia
todavía froto su pezón derecho
para la buena suerte
como el genio de una lámpara emerge

es tan caliente como un verano en Italia
y sé que le pertenece a ella
pero todavía no logro ver la
madera desde los árboles

es tan caliente como un verano en Italia
¿qué tan caliente?
entre 32 y 35 grados en el norte
pero siempre habrá Sicilia y España

:

:

:

:

:

iii. pteros

Eres un inconveniente
atrapado en mi falda
no un chico sensible de
la nueva era

nunca pienso en ti
como moreno, sino
como rubio

mi erotomanía
explota los cuerpos
arcillosos de
hombres de alta
estatura

el auriga fuerza
el bit en mi boca:
y pensar que ellos
llaman a esto platónico

tú eres mi faena de «maníaca esclavitud»
–oh, ¿cuándo compensarás
mis duros años de servicio?

oh, contador, contador
¿cuándo obtendré mi paga?

mi amiga trabajadora sexual
usa la misma blusa
la compré con la paga que
recibí a cambio de ser violada

un cuello rojo alternativo:
¿no ves lo que intento decir?
¿cuánto vale tu coño?

yo caminaba afuera de las boutiques
llevaba bolsas con ropa de diseñador

me convertí en la novia
de un gánster
del estado

gasto mi paga en frenesí
para el hombre que me da
la espalda

él es el desembolso
por mi compensación
mi rojo dinero
la economía de mi cuerpo
político en inflación

no hay bandeja de entrada para mí
(soy una anomalía de anomia)
en la burocracia de la heterosexualidad

mi amado y su novia
–el triunfo de la pareja heterosexual
se unen y crean otro ser andrógino
planean «escalar el cielo»
derrotar a los dioses

él roza con suavidad su mano en mi brazo:
tortuosa delicadeza

cuelgo mis alas
renuncio al montañismo
de lana misógina
que nunca
me concede la
sangre del corazón

:

:

:

:

:

iv. el psiquiatra dijo

¿Por qué estás tan jodida?
¡tan perturbada!
con sólo mirarte puedo
decir que eres esquizofrénica
si continúas así, nada te querrá
¡olvida tus memorias incestuosas!
esas experiencias son menores
en comparación con las de otros pacientes
¡así nunca tendrás una relación!
un parapléjico tiene mejor calidad
de vida que tú
sólo te espera un solitario camino por        delante
la universidad aseguró que
cuando fuiste ingresada en el asilo psiquiátrico
………………………….tan sólo intentaban ayudarte
:

:

:

:

:

v. doña juanita

[dropcap]E[/dropcap]n busca del femenino de Don Juan: Doña Juanita.
Me hallé sumergida en la alta cultura, escuchando a
Mozart, leyendo a Molina y a Molière. Estaba robando
de la clase que emana a otra estación. Amé respirar
la burguesía de lo que estaba tan ausente en mi vida
residiendo en mi cuerpo interior. Sentí que olía ropa
interior de mujer. Todo se guarda de forma segura
en la parte superior.
El Don Juan femenino es mi antítesis, mi tesis. Soy parte
de su dialéctica. Su piel bronceada y mi blanca piel. Su
cabello rubio y mi cabello oscuro. Sus ojos azules y mis
ojos color avellana. Su bikini blanco y mi enterizo azul
marino. Su inmaculada línea de bikini encerada y la mía
la crecida obscenidad de mi región púbica.
Su bigote dorado que lo traiciona.
No soy una sirvienta aria, físicamente estoy más cerca
del español negro en ojos y pelo. Una embaucadora servil
de Sevilla. Nunca seré una libertina. Ella cuelga de mis brazos
de piedra antes de que la suelte al infierno. Llegó a creer
que, si se desmaya, la atraparán por la rendija en el
barranco de gene. El femenino de Don Juan no es una mujer.
Es una ópera en crescendo mientras ella cae.
Podría quedarme acurrucada
en la cama escuchando
a Don Giovanni por la eternidad
imágenes de mi flaco chico hindi-pop
coqueteando en mi cabeza

ni siquiera quiero follar a don Giovanni
estoy bastante feliz de improvisar

en el siglo XVIII, el cuerpo de ella habría sido
en el fondo del Sena, como una autopsia
para contar transgresiones, pero en el siglo XXI
todo revivió cuando ella tomaba el sol
en las playas de Bondi

ke nalu nei ka moana: el océano está lleno de olas

sus estaciones de erotismo
tienen la historia de las olas

la primera ola (la gran succión)
hombres cual partículas
de algas marinas
succionando en su nalu predominante
en la curva de un surfista

la segunda ola
fregar, batir (batir)
¡wash!, ¡bam!, gracias, chico
………………………….y ahí te deja

la tercera ola (alborto, grrrllll)
ola que no muere
regresa al infinito
de todas las olas (que sabotean)
de ansias masculinas

ella era virgen
una virgen que fue violada
y ahora viola
a jovencitos
………..es una tía sucia

dicen que quien come
la carne de la liebre
se convierte
en acosador de
niños

ella es la perra confusa
si estás mal, ata tus pies juntos
y, al soltarte, quedas inmóvil
estupefacto

la conozco
es una académica
que se convierte en hombre
los académicos se yerguen
como torres de marfil
entre ellos y ella
como si tuviera que escalarlos
como si fueran reales
tan sólo son rapunzeles
que urden sus peludas mentiras

ella es el príncipe

una trovadora
que rasguea su guitarra rosa
y grita sobre ti
cuando pides ayuda
tu súplica contiene
el código de los
favores sexuales

su apodo masculino Lewinsky
se convierte en tabú

los disturbios patriarcales
despiertan su tsunami
lava una estatua de bronce
de 800 toneladas del Buda

son los chicos una bagatela de madre
devoran a sus jóvenes crías
los gelatinosos y tiernos corazones
los ojos de golosina
pero cuánto más profunda
es el agua, más lenta es la ola

ella encarna el sexo de 2.064 hombres
supera con facilidad a Annabel Chong

va más allá de las resistencias
sus objetos son propiedades sedentarias
múltiples portales efímeros
que la instalan como estación
con sus semillas, su combustible

ella es una pelirroja aburrida
tira a los chicos como
encendedores desechables

Kierkegaard dijo que el poeta es un hombre infeliz (sic)
pero ella ríe cada vez que folla
yo la escucho
cacareando en una vida pasada
se alimenta de condena
y va más allá de esto

las cabezas de los hombres
en veinte mil platos
sus cuerpos núbiles
extirpados de sus cráneos
…………………………cada cuerpo una frontera de su imperio

ella come sus ojos con cuchara
-se supone que la comida gourmet es pequeña

……………………nunca serás el indicado

no puede ser cautivada en la servidumbre
sólo ella puede agrietar sus placeres combinatorios

la mezquindad de su lengua
mata la súper sensibilidad de tus armas
eres un insecto moribundo
dando vueltas y vueltas

 

a ella le excita este concierto.

 

:

:

:

:

:

:

Gabrielle Everall. Escritora y actriz australiana. Completó un doctorado en escritura creativa en la Universidad de Australia Occidental. Mientras hacía el doctorado escribió su segundo libro de poesía, Les Belles Lettres. Su primer libro de poesía se llama Doña Juanita y el amor de los niños. Ha sido publicada en revistas y numerosas antologías, entre ellas The Penguin Anthology of Australian Poetry, The Turnrow Anthology of Contemporary Poetry, Performance Poets y The Fremantle Press Anthology of Western Australian Poetry, editada por John Kinsella y Tracy Ryan. Ha interpretado su poesía en el BDO, Overload, NYWF, Emerging Writer’s Festival, La Mama Poetica y Putting on an Act. También ha actuado en el Club de Poesía de Bowery en Nueva York y en el Festival Fringe de Edimburgo. Recientemente actuó en la Conferencia de Mujeres Malas en Viena y en la Conferencia de Niños Malos en Verona, Italia. Actualmente estudia en la Universidad de Melbourne.

María Del Castillo Sucerquia. Nacida en Barranquilla, Colombia (1997), es una poeta bilingüe, escritora, agente literaria, tutora, médica oriental (Neijing, España) y traductora (francés, inglés, italiano, portugués, ruso, griego, español y alemán). Traductora de muchos escritores alrededor del mundo y conocida por ser un gran puente entre ellos autores de lengua extrajera y el mundo del habla hispana. Con experiencia en radio y actuación (teatro y cine). Ha participado en numerosos festivales de poesía, recitales, foros, conferencias y encuentros culturales. Sus poemas han sido traducidos en diversas antologías, revistas, periódicos y sitios web nacionales e internacionales (Filogicus, Libresta, María Mulata, Bharatha Vision, Alaraby Aljadid, Azahar, Atunis Poetry, El Heraldo, Muelle Caribe, Crisol, Uttor Kota, Sol y Luna, Protikotha, Sindh Courier, entre otros). Y traducidos al canarés, árabe, bengalí, griego e inglés. Es traductora y columnista en las revistas Vive Afro (Colombia), Raíz Invertida (Colombia), Cronopio (Colombia), El Golem (México), Cardenal (México), Poesía UC (Venezuela), Mood Magazine (México), entre otras.

La imagen que ilustra este post fue realizada por la artista venezolana Blanca Haddad.

Contenido relacionado

EL CUERVO

Emparedado

Trad. Jesús Montoya

EL CUERVO

White Pony

Trad. Regina Riveros & César Panza

Archivo

introduzca su búsqueda