Hackers

Trad. Beverly Pérez Rego

:

En Hackers[1] (Berg 2005, trad. Göransson 2017), Aase Berg interna una sonda en el sistema intestinal del organismo patriarcal y su maquinaria instituida. Nuestra traducción indirecta exacerba el proceso laparoscópico al asumir, del «original» del «original», la tarea de dinamización de lo binario iniciada por Berg y Göransson, asumiendo una mirada histológica de un texto (o textos) cuya complejidad se multiplica en la intensidad de sus registros y la incorporación de metaficciones alternativas al digerir la marginalidad de su espacio textual. Berg parte del secuestro y cautiverio (entre 1998 y 2006) de Natasha Kampush, o Bibiana, y la alusión mitológica a la guerrera Pentesilea, como contraargumentos de agencia vs. sumisión; se apropia de recursos discursivos centrados en la figura de la hag, anciana o vieja bruja como exacerbación feminista, que deviene en el personaje de la pelicula Fatal Attraction, Alex Forrest, modelo insigne del  stalker, sino de la era de hipervigilancia que ya nos atañe directamente; y del inframundo de la cultura chan, impostado en el lenguaje infernal de 4chan y 8chan. Al importar lenguajes/sistemas de alta codificación (lingüística, metafórica, digital), Hackers se interna en el terreno de lo híbridamente espurio, fabricando una histología de la institucionalización de la violencia y del sexismo, y de la inevitabilidad del proceso global de parasitismo ecológico, como brutal reificación de una (des)glosa pastoril que consigna el universo ciborg, i.e., fusión de lo orgánico y la hipermecanización global, encarnados en lo impensable– y, por ende, inadmisible.

En nuestra entrega inicial a BAP de traducciones de la obra de Berg, decíamos que el traductor se halla extrañamente cómodo al manejar las constricciones de la retraducción dentro los planteamientos de este universo poético. Su trabajo «…duro y comprimido, lleno de aliteraciones y neologismos, en el que deforma el mundo con una precisión aterradora»[2], transferido del sueco al inglés por el estadounidense Johannes Göransson, habita el espacio de la liminalidad sujeta al descalabro burgués. En efecto, su propuesta es una descalibración del ámbito de lo lírico, que trastoca sus emblemas e incorpora los deshechos, lo poéticamente intocable. Lo que perturba, lo que desfigura- todo se disgrega en su escritura, vuelta de tuerca para obligarla a desencajar. Su visión corrosiva y transhumanista apuesta por una nueva taxonomía donde se confunden las especies y los géneros -estéticos, poéticos, orgánicos, biológicos- en aglutinación del lenguaje pavoroso que supura de las grietas de una sociedad en aligerada disolución. Partiendo de la versión al inglés de Göransson, esta traducción intenta rozar la oscuridad donde se constela este lenguaje, sus hallazgos de grotesca belleza.

B.P.R

:

_______________________
Notas:
[1] Aase Berg, Hackers, traducido por Johannes Göransson (Black Ocean, 2017)
[2] Referencia tomada de Poetry, 17 de agosto, 2015

:

:

:

A a s e  B e r g

H A C K E R S

:

:

Hiperparásitos

:

Bibiana:

En la noche soñé que pertenecía a un rebaño de muchachas que llenaban sótanos y eran tan aterradoras y febriles como yo. Podíamos comunicarnos una con otra al golpear las paredes.

:

Acosadores

:

Bibiana:

El deseo de acercarnos a nuestro abusador no es ninguna enfermedad. El deseo de crear un capullo de normalidad cuando se es sujeto de un delito no es ningún síndrome.

:

:

CIA pilla FBI
Quién pudo haber adivinado
ese Pirata del Espanto
dueño de la Ruta de la Seda

Nunca se sabe
quién está del otro lado
No sabes en quién
puedes confiar

Escucha los cables
encuentra paquetes
el receptor decodifica
al estudiar
los intervalos

Es ahí cuando te sientes
uno con la vía
negra

:

:

Caballos nanonegros, red-pezca vantanegra de la perla Polaris. Una perla dura, opaca, sintética. O Pinctada margaritifera-cumingi, cultivada en mejillones en Tahití. La contaminación local le da a la perla su color. Pero el núcleo de la verdadera perla de Bahréin no es un grano de arena. Pequeños agujeros en la concha de ostra indican un parásito. En las partes blandas de la lenta flora intestinal del caballo flotante. A lo largo de los caminos de seda del océano donde la perla en blanco de los cascos de los motohombres motorizados giran en la misma luz de luna, la misma espuma.

:

:

:

¿Cuál es el primer parásito de un hiperparásito? ¿Puede un insecto-huésped contra-corromper su olfato-comunicación? Pero ningún cripto-cerebro, ningún corazón buscador de ping me late. Tú, mi acuario de pesca estelar, y yo, oscura visión electrónica que te atraviesa.

:

:

Escala de dolor por picadura de Starr. Dolor repentino tiene un color y es amarillo y parece veneno, el sol. Tu cara es muy diferente cuando no sonríes, cuando niegas bruscamente y perforas. Silbidos de viento estelares que silban silbatos y las cosas nunca terminan bien para la boca, detrás, nunca volverá a sonreír. Sin embargo, tiene que moverse cerca del color de la picadura y el veneno, el sol.

:

:

Los trematodos viven dentro de caracoles en ambientes húmedos. Se deslizan por las antenas de caracol y comienzan a parpadear. Así es como hacen que el animal huésped se suba a una caña donde se presenta un pequeño espectáculo de luces. Un pájaro se acerca a la luz y se traga el caracol. ¡El trematodo ahora ha encontrado su hogar dentro del ave, donde quería estar!

:

:

Las carreteras en el cielo son rutas planeadas entre puntos de interrupción. Contacto Ho Chi Minh, punto de interrupción Igari. Los siete apretones de manos electrónicos en el Mar de China Meridional y un apretón de manos incompleto cerca del final de la vía. Desaparecer sin dejar rastro en nuestro tiempo, pero ¿es eso la muerte o simplemente un cambio de huésped?

:

:

El conejo se adentra. Mirada vacía y sin cerebro sino una sala de control haciendo tic-tac. Pronto será más inteligente que todos nosotros. Se llama observancia.

:

:

Estoy
dentro de ti
Donde nadie esperaba
Locasingapur
Agachada en
la tormenta
filipina

gata-suave de
toxoplasma
sexoesquizoide

Endorforia
nunca mata
su mundo-huésped

:

:

Acosadores

:

Bibiana:

Querer intimidad con el perpetrador no es ninguna enfermedad. Querer crear un capullo de normalidad cuando se es sujeto de un delito no es un ningún síndrome.

:

:

Quién es acosador de quién.  (Colisión de consonantes. Maldición. ¡Nuestro sexo se basa en el ritmo!)

:

:

La clase media-idiota
defensa inmune
rebota babosa
con el lado amarillo
siempre hacia arriba

Mi pequeño ambiente de granero
en la trituración
de tu increíble
impacto

Final alternativo:
rajar mi propia garganta
en el Grand Hotell
con dos l´s

en el municipio Bollnäs

:

:

El lápiz labial
y las partes de mi cuerpo
malversado en el alivio de
Increíble Negación

No tienes idea
qué hermosos pechos tengo
Qué pálidas manos
ruedan sensuales por las redes

La red gratuita y la oscura
eternamente sola
en mi secuencia algorítmica
un servidor proxy abierto
mal configurado

cuando la caja negra
se hunde suavemente
hasta el fondo del mar
fuera de China

:

:

quién es el dolor de quién.
Tu nombre descansa en paz.
Mi nombre-
En lo profundo
un hacker nunca recibe
el mismo nombre
dos veces.

:

:

Hay una libertad femenina. El dron hervirá. El conejo en Le Creuset.

:

:

:

:

Aase Berg (1967) es una de las poetas contemporáneas más importantes de Suecia, y autora de numerosas colecciones de poesía, entre ellas Hos rådjur (With Deer, 1997); Mörk materia (Dark Matter, 2000); Forsla fett (Transfer Fat, 2002), obra que fue nominada para el Augustpriset de Suecia; Uppland (2005); Loss (2007), entre otros. También es autora de dos libros de crítica. El poeta Johannes Göransson ha traducido seis de los libros de Berg al inglés: Remainland: Selected Poems (2004), With Deer (2009), Transfer Fat (2012), Dark Matter (2013), Hackers (2015), entre otros.

:

Johannes Göransson (Suecia, 1966) es poeta y traductor. Ha publicado seis poemarios; su libro más recientemente es The Sugar Book (2015).  Su trabajo como traductor incluye Cheer Up Femme Fatale de Kim Yi-deum, Collobert Orbital de Johan Jönson y Which Once Once de Ann Jäderlund. Es profesor en la Universidad de Notre Dame y editor de Action Books.

:

Beverly Pérez Rego. Poeta y traductora venezolana. Entre sus obras publicas en poesía: Artes del vidrio (1992: Caracas, Fondo Editorial Pequeña Venecia); Libro de cetrería (1994: Maracay, Ediciones Casa de la Cultura de Maracay, Colección El Cuervo); Providencia (1998: Coro, Fondo Editorial del Estado Falcón, Ediciones Libros Blancos); Grimorio (2002); Escurana (2004: Caracas, Fondo Editorial Eclepsidra, Casa de la Poesía Pérez Bonalde); Poesía reunida (2006: Prólogo de Juan Calzadilla. Caracas, Monte Ávila Editores Latinoamericana). Como traductora se destacan: Tristia (1996), Alejandro Oliveros (edición bilingüe) y Louise Glück (2008) – poesía selecta.

:

La imagen que ilustra este post es cortesía de WIRED
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

introduzca su búsqueda