Hemayel Martina

 Trad. Arturo Desimone & Jamila Medina Ríos

.

.

El presente texto pertenece a la antología Caracolas y truenos del Caribe holandés: un mirador a la poesía de Aruba y Curaçao (Amargord, 2023), cuya compilacion, notas y traducciones fueron hechas por Arturo Desimone al cuidado de Jamila Medina Ríos y, cuya aparición, formó parte de la programación del I Aruba International Poetry Encounter Aruba. Desde la revista POESIA realizaremos una pequeña muestra en los próximos números para intentar divulgar las poéticas contenidas en el volumen, las cuales poseen un carácter particular, dada su insularidad con respecto al público hispánico. En esta ocasión, hemos tomado unos textos del poeta Hemayel Martina (Curaçao, 1989-2011), que van acompañados con un trecho inicial del prólogo del libro y una semblanza más detallada de su obra.

POESIA

.

.

§

.

Hemayel Martina (Curaçao, 1989-2011).  Poeta.  Vivió entre Holanda y los estados unidos, al estudiar Ciencias Políticas en Nueva York. Luego trabajó en una ONG en Sudáfrica. Murió demasiado joven.

.

El tono didáctico de su único poemario, Ansestro, preokupá, sosegá (2010), donde se dirige a la juventud, nos hace percibirlo como un aspirante político de la nueva clase media de la isla. empieza invocando a los fundadores de la cultura de Curaçao y a las figuras (tanto históricas como míticas) de las luchas abolicionistas e independentistas. Su recorrido, como el de un álbum de fotos, continúa con poemas explicativos, contando los logros de políticos, educadores, poetas y patriotas del país. La correspondencia entre el poeta y los antepasados de su pueblo empieza por la esclava Sablika, una autodidacta que aprendió a leer y a escribir en la cárcel.1 Martina interroga los ancestros, individuos importantes de la historia local, para decirles que, aunque la situación social y política en la isla sea preocupante, tienen que confiar en la joven generación de líderes y descansar en el ultramundo. Su interlocución busca dar significado a la existencia y a sus desafíos, mediante la sabiduría heredada. El diálogo instaurado con esclavos subversivos, políticos, escritores y ciudadanos excepcionales de Curaçao resulta un homenaje al orgullo y a la memoria nacional.

.

Es importante señalar que el poeta escribió parte de sus poemas-cartas a los ancestros cuando residía en New York, detalle que enfatiza su vertiente martiana, dada la indudable resonancia en su escritura del ideario de José Martí (poeta-patriota cimero del Caribe decimonónico, que ha sido modelo para los jóvenes poetas de las colonias). De hecho, se diría que en la poesía y en la ideología localista de Martina se revela el momento histórico y cultural de estas islas, que viven con un pie en el romanticismo americano del siglo XIX y otro afirmado en la época neoliberal o postmoderna, la cual abruma al individuo con la velocidad de los cambios. Su lenguaje es el de un joven conservador y hasta moralista, pero con genuinos compromisos sociales y morales; un espíritu que comparte raíces con el de un prócer liberal y alguien que cree en sus ancestros afrocaribeños.

.

Ansestro, preokupá, sosegá se popularizó en Curaçao, sobre todo porque Martina lo musicalizó con coterráneos y coetáneos suyos, al asumir como misión pedagógica “elevar la juventud a la acción” —según hizo constar en sus propias páginas.

 

_________________________
1 En cuanto al nombre de la esclava Sablika, este revela su leyenda, ya que la etimología podría explicarse como proveniente de sa, en papiamento: ‘sabe’, y blika, del holandés blik: ‘mirada’. Así —según mi teoría—, su nombre podría significar lo que una frase verbal: ‘sabe ver’, o sea, ‘la que sabe leer’… De ahí también la importancia de establecer conexiones con ella, lazos que se reiteran en el caso de escritores como Jermain Ostiana, tal cual se verá más adelante.

.

.

 

Prólogo

.
Ata kosecha sunú
di dos wowo bèrdè
hechando
segun e lento
yangá di tempu.

Ata kosecha sunú,
dediká na avochinan
di nos tera fértil
kendenan a duna bida
na fruta fruktífero.

Ata kosecha sunú,
di dos wowo bèrdè
aspirando
pa honra
lenga di shelu.

Ata kosecha sunú
destiná pa nutri
neuronanan
ku lo inspirá
pustament’i boka.

Ata
kosecha sunú,
mi opservashonnan,
mi humilde
preguntanan.

.

New York, 2008

.

.

.

.

.

Prólogo

.
Ahí vemos la cosecha desnuda,
de dos ojos verdes
vaciándose
siguiendo el lento
vaivén del tiempo.

Ahí la cosecha desnuda,
dedicada a nuestros ancestros,
quienes dieron su vida
por frutos provechosos.

Ahí la cosecha desnuda,
de dos ojos verdes aspirando
a honrar
el lenguaje del cielo.

Ahí la cosecha desnuda,
destinada a nutrir
las neuronas
que inspirarán
el combate de nuestras bocas.

Ahí
la cosecha desnuda,
mis observaciones,
mis humildes preguntas.

.

De Ansestro, preokupá, sosegá

.

.

.

.

.

Tula, Ken ta Yu’i Kòrsou?
esun di desendensia:
indjan,
spañó,
hulandes,
afrikano,
portugues?
e mayoria?
e minoria?
O esun ku ta traha kada dia
pa adelanta su mes,
su famia i su pais —Kòrsou?

Tula,
dikon
35 pais
a apstené?
A base di kiko
10 pais
a oponé?
i ken ta e
21 nan
ku a aprobá
Statüt
na nashonnan uni?

.

.

.

.

.

TULA,
¿QUIÉN ES EL VERDADERO HIJO DE CURAÇAO?
¿será el indio
el español
el holandés
el portugués
los hijos de ellos?
¿la mayoría
o la minoría?

trabajando cada día para superarse a sí mismo
y hacer avanzar a su familia, a su país —¿Curaçao?

Tula,
¿nos cuentas
por qué
35 países
se abstuvieron?
¿sobre qué base
se opusieron 10 países?
¿y cuáles
las 21 naciones
que aprobaron
la nueva constitución del reino
en la ONU?

.

_____________
En este poema se dialoga con Tula, el esclavo rebelde que se volvió caudillo, al asumir el liderazgo de la gran rebelión de esclavos de Curaçao, ocurrida en el siglo XIX. Tula logró formar una cuadrilla para pelear en contra de la esclavocracia de los amos y mercaderes holandeses de Curaçao. Después se refugió en la montaña con sus compañeros, hasta que uno de ellos lo traicionó, tentado por la recompensa ofrecida por el dueño de la plantación, Van uytrecht. Tula fue ejecutado tras admitir su responsabilidad como líder de los rebeldes y argumentar que la esclavitud era contraria a la filosofía cristiana. Lo llamaron Rigaud, por Benoit Joseph André Rigaud, quien —junto al caudillo negro Toussaint L’Ouverture— fue uno de los soldados de mayor renombre de la Revolución Haitiana de 1793.
En cuanto a la votación referida en el texto —según explica Gilbert de Windt (poeta y empleado público de Curaçao), en Literatura na papiamentu (2017)—, sucedió en 1955, siendo que Holanda, Surinam y el gobierno de las Antillas llegaron a acuerdos para presentarse ante la “Comisión para la descolonización’’ (en las naciones unidas) y comprobar que el primero no era ya un país colonizador. La mayoría de las naciones que votaron adujeron que las islas del Caribe holandés y Surinam deberían tener gobiernos propios. Se llegó al consenso de que, para mantener su exención de la lista de países colonizadores, Holanda debía presentar anualmente pruebas documentales y administrativas ante la comisión, en relación con las inversiones y el desarrollo de las excolonias. (Téngase en cuenta que, tras la guerra en indonesia a mediados del siglo XX, la presión contra el coloniaje de Holanda debió ser intensa en aquella época).

.

.

.

.

.

Arturo Desimone (1984) nació en la isla de Aruba (Mar Caribe, Antillas del reino holandés) en una familia de exiliados de Argentina, Polonia y Rusia. A los 22 emigró a Holanda (donde residió por 7 años y donde expone sus dibujos). Es ciudadano argentino. Sus poemas y cuentos, tanto como artículos sobre política y crítica del arte se publican en revistas literarias en Estados Unidos, el Caribe o Inglaterra (Drunken Boat, New Orleans Review, OpenDemocracy) y ha traducidos al árabe, español y francés. Obras suyas son “Cartas a Carlos Marx y otros Poemas”, poemario bilingüe editado en Perú, “Mare Nostrum / Costa Nostra” (ediciones Hesterglock, editado en Inglaterra) y “La Amada de Túnez” (Ouafa and Thawra: About a Lover from Tunisia ) que se publicó este año en varias ediciones, incluyendo su versión bilingüe en Argentina con Clara Beter Ediciones.

.

Jamila Medina Ríos (1981, Holguín, Cuba). Es poeta, profesora, traductora y editora. Ha publicado en poesía: Huecos de araña (Premio David, 2008), Primaveras cortadas (México D. F., 2011), Del corazón de la col y otras mentiras (La Habana, 2013), Anémona (Santa Clara, 2013; Madrid, 2016), País de la siguaraya (Premio Nicolás Guillén, 2017), y ha formado parte de las antologías Traffic Jam (San Juan, 2015), Para empinar un papalote (San José, 2015) y JamSession (Querétaro, 2017). A su vez, ha publicado los libros de narrativa: Ratas en la alta noche (México D.F., 2011) y Escritos en servilletas de papel (Holguín, 2011), y el ensayo Diseminaciones de Calvert Casey (Premio Alejo Carpentier, 2012. Tiene un Máster en Lingüística Aplicada con un estudio sobre la retórica revolucionaria en la obra de Nara Mansur; proyecta su doctorado sobre el ideario mambí en las artes y las letras cubanas. Nadadora, filóloga, ciclista, cometa viajera; aunque se preferiría paracaidista o espeleóloga. Integra el staff del proyecto Rialta.

 

La obra que ilustra esta publicación  fue realizada por la artista venezolana Gabriela Guilarte (Garabato)

Contenido relacionado

Archivo

introduzca su búsqueda