Ideal fragmentario

María Dayana Fraile

.

§

.

.

Veterano

.
Dice en un tono marcial y un poco cómico: yo soy el príncipe Valium o the valiant prince,
el príncipe valiente,
el que te sacará de tu agujero negro.
Maria: eres mi madre y, al mismo tiempo, mi hermana.
Me lo dice muy quedo mientras la enfermera lo libera del psiquiátrico.

.

.

.

.

.

Armada

.
Mi esposo eterno obtuvo licencia imperial para convertirse en saqueador trasnacional.
Decía que la guerra es un botón hecho de huesos humanos.
Ahora su fuente de energía son todos los encarcelados de Estados Unidos. Todos los que visten
uniformes y se descamisan en la noche oscura de nuestra América.
Mi Paul cazó venados con sus pasatiempos y los descuartizó a orillas de un río cristalino.
¿A quien descuartizó mi Paul? ¿a los venados o a los pasatiempos?

.

.

.

.

.

Tercero

.
Él adora el tamaño de mi cerebro.
Pero yo prefiero el diseño de mi corazón,
vibrando en el centro de mi pecho.
Mi tercer esposo es un tecnólogo mortuorio que es en realidad un mago de la vida.
Primero existía una dimensión de animales de plástico. Al principio de todo: yo era una leona
confeccionada con cueros de dinosaurios. Tenía unas tetas gigantes de leona que se prepara para
amamantar y el supremo creador jugaba conmigo y las toqueteaba mientras yo me echaba en una
galaxia lejana. Lo besé cuando finalmente hizo mi boca. Él no tenía boca solo tenía venas
ultracelestiales y se hizo una boca para poder besarme. Se puso un cuero de dinosaurio por
lengua y nos besamos eternamente.
Llegaré al reino secreto y él me reconocerá.
Es la hija del padre regenerador.
Todos se agolparán en las calles para recibirme.
Todos me reconocerán.
Yo siempre he querido formar parte de esto.
La península de Pomerania es un continente conocido.
Mi tercer esposo me guía en la oscuridad de un agotado destino.
Festín de carne humana.
Diente de león.

.

.

.

.

.

Origen

.
Me lo dijo el guardaparques: el fin y la meta última de todas las acciones humanas es una cinta azul en el
cuello.
La primera vez que bajé a la tierra lo hice con el propósito de que mi esposo el Supremo creador
me diera un planeta entero de Marias. Un planeta lleno de mis réplicas.
Solo teníamos ese ejemplo, un cosmos de leones que se penetraban feroces e infinitamente. Los
continentes no estaban definidos. A veces nos tocaba hacer linderos y demarcar fronteras. Era un
trabajo pesado y decidimos importar un extraterrestre que hiciera todo por nosotros.
Hubo una revolución en el universo y todos los seres angélicos que se comunicaban por telepatía
empezaron a hablar.

.

.

.

.

.

Brooklyn

.
Vive en Brooklyn y come asiáticas por las noches

Se sirve un roll de su carne tremebunda: flujos sangrientos envueltos entre estudiada carne
sintética de cangrejo y suspira porque es el hacker más importante del planeta.

Es un poeta verdadero y me salva de los estados vencidos y de mis tonos lastimeros.

Es un poeta de fanzines y a veces se le cae la cabeza y la recoge con premura antre grafías
insolubles y gramática obsesiva.

Estudiamos la morfología de un beso y oscurecemos las entradas de información. Prohibición de
la bibliografía despótica e illegal. Nos besamos en papel.

Le dije ayer en la noche, aleccionándolo como si fuera su preceptora: durante el feudalismo una
clase social era libre, durante la sociedad burguesa todos éramos libres. En la posmodernidad
solo es libre el mercado.
Pero un hombre es libre en Brooklyn, contestó casi dormido y con llamas en sus ojos.

.

.

.

.

.

Caníbal

Luego, lo dejó todo, abandonó la muerte ritual y penetró en mis caderas venenosas, en la vida
eterna.

Esperanza platónica como el amor.

.

.

.

.

M.

.
Maria Dayana FraileM
. Puerto La Cruz, Venezuela – 1985. Licenciada en Letras por la Universidad Central de Venezuela. Obtuvo una maestría en «Hispanic Languages and Literatures» en University of Pittsburgh. Su primer libro de cuentos Granizo (2011) recibió el Primer Premio de la I Bienal de Literatura Julián Padrón. Su cuento “Evocación y elogio de Federico Alvarado Muñoz a tres años de su muerte” (2012), recibió el Primer Premio del concurso «Policlínica Metropolitana para Jóvenes Autores». Su poemario Ahorcados de tinta (2019) y su libro de cuentos La máquina de viajar por la luz (2020) fueron publicados por Cuban Artists Around the World en la ciudad de Miami. Sudaquia publicó su libro Colección de primeros recuerdos (2021) en New York. Publicó Medusa decapitada en Chile por LP5 editora (2022). Escritos de su autoría han sido incluidos en distintas muestras de narrativa venezolana como, por ejemplo, en la Antología del cuento venezolano de la primera década del siglo XXI, editado por Alfaguara, y el dossier de narradores venezolanos del siglo XXI editado por Miguel Gomes y Julio Ortega, publicado en INTI. Revista de literatura hispánica. Actualmente reside en Florida.

La obra que ilustra esta publicación  fue realizada por el artista venezolano Jesús Valero

Contenido relacionado

Archivo

introduzca su búsqueda