La escritura es un artifici 0)))

Adrián Arias Pomontty

:

:

El abordaje del presente artefacto es, de entrada, una parodia a las estructuras establecidas del lenguaje. Aquí, el molde del llamado paper académico u artículo científico permite una convergencia de procesos en los que se cita para fundamentar un desboblamiento lingüístico. Así, es posible evidenciar una metapoética como destrucción de los límites. Para ello, Adrián Arias Pomontty (1989), construye el quehacer de un sujeto-científico que se pregunta por las fórmulas con las cuales hace de la escritura un artificio. Cerca y lejos del comentado texto de Viktor Shklovski, lo que ocurre con la forma a continuación es su desfiguración en aras de un decir, a través del cual se introducen no solo elementos del discurso científico-humanístico, sino también del químico y de la ingeniería como materialidad de estudio. Esto provoca una colisión, además, donde se radicaliza el gesto en tal nomenclatura al integrar elementos de la cultura popular venezolana, que van desde el argot hasta algunos de sus personajes o santos como plegaria en vela. La escritura pasa a ser, entonces, un vocabulario múltiple, sostenida en la búsqueda de referencia a una tradición poética nacional anómala para, por medio de esta, alejarse de otra marcada por el poema corto, medido. El presente artefacto es absolutamente comparable a los experimentos lingüísticos de Rafael José Muñoz en El círculo de los 3 soles (1968), cuya actualización aquí lo demarcan en una expresión más, si se quiere, digital, a partir del uso del collage y de poemas visuales que también pueden cotejarse con estéticas como las del concretismo brasileño, pero que en Venezuela tendrían una proximidad mayor con la performatividad plástica de El Techo de la Ballena, citado en las referencias de este ente antiacadémico y antipoético. La interpretación del lector será, como la misma representación de la figura de autor aquí, de corte lúdico, coral, multifuncional según quien entre y salga por las puertas de los diferentes saberes entremezclados. Adrián Arias Pomontty, a través de esta obra singular, forja un camino a ser resaltante en la poesía joven venezolana.

Jesús Montoya

 

:

:

:

:

La escritura es un artifici 0)))

 

Aa.sinfondo,. Author, Jr., and vARGAS C. Author, mORENO, TECHUNO

 

 

 

Abstract — los entes matePOÉTICOS no están dotados de existencia real y son autosubsistentes y son, a su vez, autosubsistentes, como las ideas universales (respirar no es una idea universal). Tanto el concepto de triángulos peligrosos (dios-patria-familia) como la idea de caballo brianoso en el mesón de una era cuaternaria. Todo poema es un discurso con el lenguaje-instrumento de los que se aguantan el vómito. Se abre la boca de la instauración de relaciones fundamentales; todo conjunto de A se inscribe en algo que va mucho más allá de una enunciación efectiva. Algo sí es cierto, la emergencia de lo que llamamos sujeto existe por linealidad, toda función exponencial de ese ente metaputrefacto que se escupe en la hoja, es lo que los neoplatónicos, con el santo tizón a la cabeza (Agustín de Hipo), colocarían en la puerticas de los baños turcos. Ideas y Números en el Omnisciente.

:

:

Nomenclature

  1.  El lenguaje, como sistema de señales, es el punto topográfico donde ocurre la historia.
  2.  El lenguaje, como sistema de reproche, modifica geográficamente la penalización del sonido.
  3. El lenguaje, como sistema de reproche, es la copia magnético-productora del pago de la comunicación auditiva.
  4. El lenguaje, como sistema de la vergüenza, es atractivo registro de defraudación auditiva [1].
  5. El lenguaje, como objeto mental de la vergüenza, es el texto sin resistencias, parentesco ilógico entre la absorción y la actividad sensorial [2].

:

:

i. Introduction

¿qué del límite con el goce? ¿qué del límite con el goce? ¿qué del límite con el goce? ¿qué del límite con el goce? ¿qué del límite con el goce? ¿qué del límite con el goce? ¿qué del límite con el goce?   ¿qué del límite con el goce? ¿qué del límite con el goce?

:

:

ii. Transactions / Journal Paper Preparation 

«La repetición tiene cierta relación con lo que, de este saber, está en el límite y se llama goce»

:

:

A. Template

No podemos pensar una línea si oímos su voz, que pronuncia palabras donde desempeñan determinado papel. Esto sucede cuando en la ocasión el significante mismo es un punto. La «tradición», fundamentalmente radica en tres dimensiones del espacio sin construir en el que se emplean; así veo a mi padre. Varios elementos literarios de un sistema son el chisme; es apenas tres líneas perpendiculares a partir del sujeto junto a otro significante. De la abstracción ilegítima de uno o de otro aquí pensamos en Borges (el de Venezuela jajajajajja) quien dice trazarla en el pensamiento de una justicia ENTRE puntos equidistantes, ni un círculo sin describirlo, y sin levantar el lápiz un nanómetro, como tampoco simbolizar lo que estoy viendo ahora mismo y funciona como el representante de esto que yo no entendía, pero que actualmente no entiendo todavía. Entendía, pero en futuro, como los sueños

:

:

B. Format

125 gramos de mantequilla o margarina

1 taza de azúcar

4 huevos

2 tazas de harina leudante

½ cucharadita de sal

1 cucharadita de polvo de hornear

½ taza de leche

1 cucharada de esencia de vainilla

1 cucharada de aceite

1 cucharada de ralladura de limón [3]

:

:

A. Section Headings

Con los conceptos que operan en el materialismo del discurso, mantiene que filosofar es apoyarse, por lo tanto, en uno de los intersticios del mundo, entrelazados por el desasosiego, la solicitud de ardores y el sino de las Ideas que aparecen con recelo; susténtase de llantos y de lo que dicen que dijo Wittgenstein, Heidegger o el primer homo basurus en el lugar que divide el discurso con las desprendidas por lxs «grandes» filósofxs (idealistaxxx) en sus periodos rítmicos o de (disimilación); en segundo lugar, todo propósito de lo que dijo alguien o los discípulos de hablachenta, consistiera en dar a la realidad desde afuera lo que otros miembros asimilados por los números desde la cuarta infancia hasta sus 31 años podían esbozar. Así delineados (asimilación), así descritos (asimilación). Todo se debe a la pregunta «¿qué es la mano no ‹flotantes› no?», «flotantes», separadas, filosóficas. Mientras que la mayoría puede entrar en diálogo con ellos a los 20, las corrientes de agua sucia están presentes en sus desvelos; crecen con riesgos, con lances y crean una impresión de analogía entre la armonía que persiguen en dos finalidades: geometrizar las ideas; es decir, como para concretar: concretando ruego al dios. Decir: la respuesta que resuelta en pura «logomaquia doxográfica» de los sistemas cerrados de las repeticiones… repeticiones sonoras sucesivas. repeticiones sonoras sucesivas amorosas, repeticiones sonoras sucesivas amorosas metafóricas, repeticiones sonoras sucesivas amorosas metafóricas de las ideas. Ajá, geometrizar el poema o la ideas o la muerte.

:

:
C. Typefaces and Sizes

Coloque la mantequilla en un bol y bátala por 1 minuto hasta que esté cremosa. Agregue el azúcar y siga batiendo por un par de minutos. [4]

Agregue los huevos uno por uno hasta que estén completamente mezclados. Añada sal y polvo de hornear harina a sal y el polvo de hornear cernidos. (epa mano o epa miamol, si tú… si hacen este betulio pónganle María, eso los pone a volar rapidito, táscla). [5]

Siga batiendo y agregue  la leche, la vainilla, el aceite y la ralladura de limón. [6]

Cuando esté todo bien mezclado, llene los capacillos hasta la mitad. [7]

En el horno precalentado a 170ºC o 325°F, meta los ponquesitos y déjelos cocinar por unos 25 minutos, hasta que estén doraditos. [8]

:

:

TABLE I
Esto, ES UNA DIAGRAMA

.

:

Table 1+1
OTRO ESQUEMA

 

:

:

W. LuMInar

Se eclipsa detrás de la erudición de su ley.  Todo se sucede en el saber mismo y en el «curar», o en el hecho de suprimir, eso que desde esta perspectiva abre las «terapias» sucesivas de la alergia archivista. No hay «terapias» sucesivas para el bostezo de la risa de Nietzsche que atraviesa y exorciza el poder de las estructuras asilares, cada «discurso» policial en la historia es objeto de la histobiografía, todo enfoque a-sí-mismo es un fraude, toda historia es la repetición del movimiento nuclear. De la historiografía a la urbanidad el padre no llora, no otra, o no ora. No hay discurso propio en el discurso propio. No. Más aún cuando se es precisamente ahí, creyendo únicamente en trabajar para ese muerto y creer que la historia sería esta progresiva iniciación de un pestañeo. Se protagoniza a su módica ley sin remplazarla por anteriores de una sola enfermedad, toda escritura es una sola enfermedad. Esta se espacia a la manera de esconder el arte en el código binario. Este arte en realidad no se conforma con lo que se ha hecho uno (que ya no creemos en el diablo); se mantiene y se funda en los procesos psicomórficos que habrían desplazado progresivamente las manifestaciones […] toda violencia es borrar y reescribir imaginarios, pero borrando (vuelto de una misma tensión) se traiciona y se repite el color ámbar de una escritura antepasada, que brilla por el padre, por la madre, por el paisaje y la baba quieta de una habitación cerrada, porque en la coordenada 10.473056° se escribe derroteramente con ojo y pluma en el ombligo, puro ávilosina y cariaquito morao pa’ esa llorantina. En virtud a esto, las modificaciones se traicionan y repiten sobre una heterogénea abruptosica. La cultura borra a su paso los síntomas de las taxonomías arcaicas, causa de sus desplazamientos o de la reminiscencia que fallece. Su muerte es siempre ambivalencia puesta como patente a camuflar otra forma de lucidez remplazada.  Bailar disfrazado como si nunca se pudiera matar, cuidar o progresar el lenguaje.

:

:

i. Acknowledgment [9]

Ánima sola del cielo y la tierra, Ánima sola del cielo y el mar, nada te pido, nada te doy, por las⬜entrañas de la virgen santísima méteme en el corazón de N,N párame frente a ella para que no⬜tenga gusto ni comiendo, ni bebiendo, ni durmiendo, ni goce de placeres fuera de mí, Ánima sola⬜confío en ti como abogada mía; te invoco para que lo tranquilices y lo pongas tan manso y humilde⬜como bajó Jesucristo ese jueves Santo al pie de la cruz. N,N yo te conjuro, reconjuro y tú has de⬜tener en este mundo el placer de cuando él esté tocando otro cuerpo, aquí me quedo bajo la protección divina⬜de Jesucristo. Ánima sola que las dos solitas estamos, las dos solitas nos acompañamos.⬜Concédeme cuanto te pido, tú muy bien tienes que comprender que las medidas que yo tengo no pueden desampararme a mí y a mí (conjuro) en la hora que estamos; por esta cruz y la santisima cruz del cementerio. Maldito el que me oiga, pues las paraulatas dejaron el poder en mí para hacerle cualquier cosa a ⬜las personas que se atrevan a pisarme, creo por esta cruz y con este conjuro⬜al revés, creo alcanzar cuanto deseo hacer contigo. Si ha de venir hecho una fiera, que se le caigan los dientes, que vuelva mansito y⬜humilde, si ha de ser traidor mío que el alma le corte los alientos y le ate las manos, que de mí no⬜pueda hacer nada; por estas dos cruces y el conjuro al revés, te cuento, te ilumino. No hablo con los⬜apóstoles porque ellos tienen cuenta con Dios y su voz es muy chiquita.

Gracias María Celestina por los favores recibidos [10].

 AMÉN [11]

:

:

ii. References

Rafael José Muñoz (1968). El circulo de los tres soles. Editorial Zona Franca. Caracas.

Spencer Johnson (1998). ¿Quién se ha llevado mi queso? Editorial G.P. Putnam’s Sons.

Rama, A. (1987). Antología del Techo de la Ballena (A. Rama (ed.)). Fundarte.

Pino-Ojeda, W. (1999). Critica cultural y marginalidad: Una lectura al trabajo de Nelly Richard. Revista de Crítica Literaria Latinoamericana, 25, 249.

Carrillo, C. V. (2006). Grupos poéticos innovadores de la década de los sesenta en Latinoamérica. Contribuciones Desde Coatepec, 1(10), 103–115.

Ángel Díaz de Cerio, S.J & Félix Oteagui, S.J (2009). Mi Jardín. Distribuidora Estudios. C.A.

:

:

iii.Biographies

Timür-i lang [12], nació el 9 de abril de 1336 en el seno de una familia de escasos recursos que se dedicaba a la agricultura, por lo que llegó solo hasta sexto grado de primaria. Entre sus antecedentes figuran tres arrestos, antes del último, dos de ellos por delitos menores (robo de gallinas y de ganado) y el tercero, en 1395, cuando fue internado en el Instituto de Rehabilitación Psiquiátrica de Anatolia por la muerte y posterior ingesta del cuerpo de Toqtamish [13]. El asesino fue dado de alta de ese centro, luego de dos años de tratamiento. Llevaba una vida aparentemente normal en la indigencia sin que nadie se molestara otra vez en seguir su pista.

:

:

:

:

Notas
_______________
[1] Para Popi, el hacer geométrico transcurre en las cosas. Geomántrico transcurre en el deterrimiento de las cosas. Son sintéticos a priori, como el culo y la boca. Sintéticos los significantes que ya estaban ahí, las bolas del caballo de bolívar; el significante que interviene según los cauces del construccionismo (un ferrocarril de ensueño que viaje a la velocidad de un pestañeo) es sensibilidad (externa), y por tanto una forma a priori de la Geometría y Aritmética ladrona de comprar inflacionariamente los bocaditos de pan, ambas formas son bien conocidas. Son bien conocidas, como usted que lee esto y piensa, coño mano tienes problemas del güiro, tásclaro mamagüevo.
[2] Según Nifunifa, se cumplirán estrictamente en todos los puntos de este discurso para bosquejar las ideas y juicios de la ciencia geomántrica, es decir, la posibilidad de la experiencia:
[3]     Dicen que con eso se hace cupkeis; coño yo te hablo claro esa vaina se llama ponqué, nojoda hablen bien… Becerros.
[4]     Sueñas: sobre la rueda imaginaria del pensamiento/ Sueñas: el acto mutilado de la acción/ Sueñas: un río frente al río mismo. Víctor Manuel Pinto.
[5]     La genuflexión prolongada provoca el adormecimiento de las extremidades del cuerpo y, finalmente, del espíritu. Alejandro Tarrab
[6]     He decidido ser sincero. Decir la verdad. No puede un hombre hacer nada importante –auténtico– si está inhibido por consideraciones y respetos. El temor de herir, el deseo de agradar. J. M. Briceño Guerrero
[7]     La historia,se convierte en una dimensión regulativa de la consciencia que se aplica a toda experiencia posible:,el actuar y el padecer humanos, la praxis política, la certeza de la Revelación, la novela y la literatura trivial, el drama, las artes plásticas, los descubrimientos progresivos de la investigación —todo ello está sujeto desde entonces a la mediación de la consciencia histórica. Reinhart Koselleck
[8]     Hacia el no ser / donde no se manifiesta divinidad alguna / ni gama alguna de color/ Ni blanco. / Ni silencio… Todo vacío, todo ausencia, es un principio y un medio de abstracción y de movimiento, ya que propone un continente, una forma de posibilidad de un contenido. Todo lo que está lleno es inerte. Lo vacío es una condición esencial del movimiento y de la vida. Severo Sarduy
[9]     Mi madre decía:/ Hay que rezar por el Ánima Sola/ Hay que rezarle a San Marcos de León. / Yo me quedaba confuso. Juan Sánchez Peláez
[10]   Entre mi verdad y mi pavor iluminado soy una casa. José Barroeta
[11]    (Este conjuro es para hacer venir a⬜| una persona a la cual usted estime con amor. Al terminar de hacer el conjuro destruya esta oración)
[12]   Lo llaman Comegente.
[13]   Incorporar un alimento es, tanto en el plano real como en el plano imaginario, incorporar todo o parte de sus propiedades: llegamos a ser lo que comemos. La incorporación funda una identidad.  Claude Fischler

 

 

Ω

 

 

 

Adrián Arias Pomontty. Venezuela, 1989. Estudió Ingeniería Eléctrica. Ha participado en los talleres de creación literaria del CELARG a cargo de Belén Ojeda y Rafael Castillo Zapata. Actualmente cursa la Maestría de Literatura Latinoamericana de la Universidad Simón Bolívar.

La obra que ilustra este post fue realizada por el artista venezolano Jhonathan De Aguiar
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

introduzca su búsqueda