Los Cuentos de Hadas no Hablan de Sexo

Simonny Azul Urdaneta

:

:

:

:

Ahora me revuelco
en mis sueños infantiles

las promesas de mi madre
:
:
somos
lo olvidamos

el camino del origen

una pantera un conejo
besándose

en días de emprender viajes
cuando escuchas las rosas:

nunca le pregunté a mi príncipe
si era bisexual

los cuentos de hadas
no hablan de sexo

:

:

:

:

.

:

Mi saliva ahora
corroe tus ojos
se traga tu pupila
ya conozco tu miseria

el lanzallamas
con el que no me apuntaste
lo lamo entre los cactus de tu pubis
descubro tus amantes

tus pensamientos terminan
en la última gota de semen
donde terminan los míos

:

:

:

:

.

:

El cadáver del girasol
habla entre senos
del cementerio
que me besó
con paciencia
de camino estrecho

ropa rezaba la montaña
prendía velas
en cada rodilla
y me caminaba

la última piedra
lavará mi ranura de huésped
luego haremos un rosario

:

:

:

:

.

:

Enciendo polvos

buscando en la distancia
tus pasos en mi flanco

hay noches que te soban
la sombra en la pared

:

:

:

:

.

:

Solo
los árboles
esperan
en un mismo espacio
crecen
pacientes
brazos al cielo
en tanto
pasan
los hombres
pasa la brisa
las ganas pasan

nadie conoce
los ojos de los árboles
siempre miran arriba
respiran
y esperan

:

:

:

:

.

:

Así los hombres
escondidos
en las frases
redactadas con cuidado
se reparten
los pedazos
se los llevan
a la boca
y se largan

:

:

:

:

.

:

Podría empezar
por lo más conocido
……………………….hacer círculos con velas
……………………….bañarme mucho
……………………….en el río
……………………….rezar amarrando algo
……………………….con pabilo
……………………….en forma de cruz
y en cambio
así
me siento
cierro los ojos
y sonrío

mientras tú te vas

:

:

:

:

.

:

Las manos de mis hombres
me hacen pequeña como mi cuarto

cuando chupo mi rodilla
y los miro desde abajo

ninguno tenía los ojos
tan grandes como mi padre

:

:

:

:

.

:

He dicho tantas mentiras

mamá me enseñó
y lo hago siempre
mirando a los ojos

las digo a mí misma
en voz queda
sin parpadear

he dicho tantas que
no sé si pueda encontrar
ese pedazo de cuerpo
donde me escondo

también de una mentira
nació la hija

:

:

:

:

.

:

Mi amigo es la cerca
que me pega a la pared
alarga las palabras
y se va
sabe que de cerca nadie extraña
y de lejos nos vemos
por completo

mi amigo habla en tonos
que no escucho
en esos que se quedan
flotando
como efluvia

cuando vuelva
nos veremos
como extraños
familiares
evitando todo aquello
que nos lleve
al tema aquél
de verme siempre o
solo a veces
tan pegada a esta pared
con él al frente

:

:

:

:

.

:

Aquí
página
última

los cuerpos
el barro
y tantas piedras

o acaso
Dios
dándole al río
las calles
de los hombres que solo pasan

:

:

:

:

:

«Los Cuentos de Hadas no Hablan de Sexo» de Simonny Azul Urdaneta fue publicado en el año 2000 por las Ediciones SEPARATA del Departamento de Literatura, Dirección de Cultura, Universidad de Carabobo. Venezuela.
La obra que ilustra este post es un detalle de la obra número 1988, serie La Dictadura del like, del artista venezolano Víctor Contreras Rivas.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

introduzca su búsqueda