Los días arqueados

Luis Eduardo Barraza

:

Se me tuerce el día
la palabra, que no he de decir

la arritmia miope de mi pobre altura
que erosiona

de la corrupta sílaba
la sepia calle de personal canícula
me degrada

y de íntima mujer               ella se procura
y espera arreglar
tiende cocinar, acomodar está

_________________………..su razón en mí

de cierto color ocre
mi día otro, que        asoma seguir

si tender, ella
de marianas sábanas no se tuerce
………………………………….secreta
su textura visceral, de ella mujer, en mi mañana otra

lejana

de áspera materia
su mano roja
de palabra-pluma-roja llena

se deja teñir

……………………..___…su resonancia mía de culpa ahora, que múdica

resbala

:

:

:

:

Me dice, ella
que escuchó oír que juan ya no habla

ni saluda

que caminar
entre jaulas suele
su mirada, también lenta de jaula

la mañana
de sol, le arrancó la lengua
y de tantas una, su erosión y altura de silla ante una
ahora está

y de juan
una poca apenas
muy escaso va quedando de juan
poeta

(empiezo a entender)

y su mujer
alegre, ella, de juan, se nos muestra andar
llena de color( )es, ahora

porque ni el olor mierda
en la mirada se nota
y ya no hay más de barrer
no más mierda
ella
dice por la mañana sin lengua de juan

y mariana
ella, mi mujer

…………………….la compadece desde la ventana

y a veces

…………………………………………………………….yo también

:

:

:

:

Mi mujer escribe costuras a ras del día

y desde juan, ahora
su silla
y su patio
me la dejo mirar

y su ir es de jaula vacía

su porosidad interna que imanta
que circula y me ritma la mañana

y me de ella me mariana me acerco ser

y de su agua
lenta
me voy macerando
——–..—al fuego izquierdo de su horizontal altura

que de ella
me piel de ella
su sintaxis de mujer

:

:

:

:

…………ha estado en todas partes
…………(la mosca/bicha)
…………como un dios llamado para /la absolución final
…………Luis Moreno Villamediana

 

Radícula polisémica, ahora
la mañanera mosca que me nace en la mirada

su ruinosa
escéptica manera
de conmigo dar, al piso caer

solitaria
ella

en la disolución
paulatina
de estos obturados días
…………………..que se me alargan

la extrañeza
única, casi juanesca

de ser, esa mosca otra que señala-sentir
que me recorre la piel, la íntima lejanura de pertenecer

para ratificar
rectificarme ahora

desde adentro

con la mano yerma del día
…………………………..con la palabra dura
y otra

dura esa, piedra sola
……..que acontece silábica
en mí

………..la esta inadvertida villamediana mosca

………………………………………………………..que delata

:

:

:

:

…………Exactamente: y esa es la ineluctable modalidad de lo audible.
.…………James Joyce

 

Corrupta es la vocal
que me crece de orillas tardes            nula

su costilla otra

que me arraiga al día
este, que me en cada punta          estorba la palabra

ritual manera de quedar
en la maledicencia esta de la acera
………………………y los techos de cinc

su hueca compañía
su garganta-asfixia que arropa

que me llanura de sol

——————-…..——–y de juan, por la ventana
otra

y rutina a cada hora el necio mirar

esa ineluctable modalidad de lo visible         que me levanta también
a veces

la íntima ropa sola de anudar mariana
ella, que mujer

en la casa mía
esta, siempre nuestra

……………………….lejos de quedarme padre y madre nunca ahora, ha lectura en mí

la corrupta vocal

:

:

:

:

Me miro en la cara el cáncer
del río asueto este que no se aleja dormir

su afligida irrupción
de mosca
de corbata inútil
de cosa hueca en la ventana

gramática sola de una vertical extranjera-culpa         erosión del día

la contenida sarna
de una cualquiera existencia

que resbala

hasta la siempre mañana
de mi este cotidiano malandar

entre puerta
……………………………………………….y puerta
la rota sílaba que me señala

(encuentro)

la fotográfica resonancia, de mi mujer
atrabesada en este mediodía ahora

………………..a la carroña de antes que no he dejado de seré, de estas vacías jaulas
……………………………………………………………………………….que lentas
se candelan

:

:

:

: 

Carnosa irrupción del día
este mi ahora, que me tiene de espalda

la nada cotidiana
de ser
un poco menos, quizá
a pesar del celebrado hábito de no fumar

ni nunca

la oreja menor
que le falta a esta mañana

igualitaria, casi

de la piel
su obligada carestía
carente también, como ella sola, de nuestro mejor decir

la taquicardia
secreta

de mi más cercana

……………………memoria

de mi más casual, diría
al hueso roído de esta inusitada mezquina existencia

que me rodea y me peligra
repetir

cada amanecer

———…..—de la piedra a la puerta cerrada el gallo lejos de una cerca otra

resentida
ella

así la mirada
que se abre sola rutinaria tender

lo que deba
ahora del andante despojo recoja y diga

lo que venga, acá
que vuelva

—————…..–recoja y diga reanudar en mí, su una

……………..y otra vez

queja necesaria
————-…..—-e inaudible

de la siempre cocina
……………………….a la siempre cama

………………………………………………..del lento este inútil diario
perecer

:

:

:

:

Debo mantener la forma
el delito primario, ser, de profana manera

no escuchar
en la distancia

de los pájaros la cálida huella, su rueda nupcial

su aquí

que ahora, por así decir
a secas
nos zozobra
…………………………de una noct¿urna realidad

casi atípica, diría
que se nos escapa, de acercarme poder, cada vez más ajena

así, de juan ajena
también
ahora la enferma mirada suya

su inodia manera
que en mí

debo mantener
a priori

como fuerza bruta de solar mañana
que regresa

que inunda
de cadencia circular

———………–la entraña propia

como forma otra
la solo mía, lúdica de culpa-existencia

—————————…………..—que nos alcanza
siempre porosa

………………………………………………por el lado nuestro de la mujer que se es ella
cada día

su esta débil carne que me apura perder

porque múdica es

………………………….y frágil

………………………………………………y en nosotros
sin remedio

:

:

:

:

Se me pierde el hilo dúctil de mi mujer
pero su lluvia convulsa
me busca respirar
……………………….por las paredes y grietas de la casa

la mesa igualitaria del día
que me alienta cada vez más hacia ella
hacia su ineludible horizonte de sucesos

y me pienso entre olores yerbas
y entrañas de ahogados animales que se hunden
sin final

y no soy entonces el que te mira dormir
y te despierta
el que te habla de y de ella
a un mismo tiempo             y se cubre de polvo la mirada para escucharte
porque nada he querido más que la intemperie silábica
de su boca                                                    y ahora que la sangre se bifurca
ya nada tengo para aportarme

solo este extraño acento que me moja
y una que otra moneda
……………………………….para lanzar hacia arriba

:

:

:

:

Me pierdo entre rebaños de cotidianas cosas
como juan

en su muda trasgresión
de cuchara sopera que alimenta
a vaso que se destroza en bosque de palatales vinos

mi inusual manera de despertar
hacia dentro
y convencerme

hacia lo memorablemente violín
que cercena el día

mi flamante poca cosa
que me ata a los círculos lácteos, al amargo pulso
……………………………….de lo indecible necesario        que me arraiga
Mi ritmo oscuro

………………..y contrayente

Lo todo vanidad

…………………………………de renacer

:

:

:

:

Luis Eduardo Barraza. Zulia, Venezuela, 1990. Poeta y licenciado en Letras por La Universidad del Zulia. Su primer libro Solicardia (2016). La selección de poemas enviados a POESIA pertenecen al libro Los días arqueados (2017) con el que resultó ganador en el I Concurso Anual de Poesía de la Librería Lugar Común 2016, auspiciado por la Embajada de Italia en Venezuela. Sus poemas han sido traducidos al portugués y al italiano.

Contenido relacionado

POESIA

De barro

Ernesto Cañizalez

Archivo

introduzca su búsqueda