Made in China

 MARTÍN BAREA MATTOS

 

CRÓNICA ROJA DE UNA OFERTA

decime,
en la edad de la prevención
y yingles dulces como suspiros,
¿cómo les concedió el amor
que conocieran tan turbios deseos?
Leíamos los precios de Paolo y Francesca,
un deleite.
Solos los dos y sin molestar a nadie.
Muchas veces los ojos suspendieron el empuje del carro
y MADE IN CHINA desaparecía.
Pero tan sólo nos venció una oferta
al leer que la risa blanqueadora
era irresistible a los ojos de tu amante:
él,
que lo único que quería era cepillar,
me violó temblando.

Fue Dante quien diseñó esas promociones.

No seguimos comprando, ese día.

:

:

:

MEDIO AMBIENTE

Circo de pulgas.

Mercado de gaviotas.

:

:

:

BAÚL SOÑÓ CON UN BAÚL DONDE HABITABA EL SUDARIO DE LA PRIMICIA

Lo había leído y esperaba aquella tormenta estática,
estática como un plato dando vueltas en sí.
La tormenta era torrente de ruido
como cuando brotan en la intersección de las calles
borbotones de caños de agua rota.
Como cuando se rompen tus ojos y el televisor llueve.
Pero aquella luz era distinta.
Era algo parecido al manto del mar
algo craquelado,
una piel verbal escurriendo ante ojos secos,
ojos secos de sorpresa.
Cruzaron grúas y brazos
como una corona de espinas.
Ligaron con cuerdas y clavos las noticias.
Y lanzaron aquel collage como un gran manto,
que se hinchaba y sudaba un costillar de crónicas rojas en la orilla.
Y volvía a anunciarse en su delirio errando en la marea de las fechas.

:

:

:

HÁLITO DEL PUERTO

El aire de la ciudad era corral de ovejas trastabilladas:
pezuñas meadas temblequeantes por la rampa que conduce al barco.
Son ovejas presas, esclavas del miedo.
Que dejan balando en mi nariz su espíritu de asado.
Almas tabla, almas cuchillo, almas tenedor.

:

:

:

LA REPETICIÓN AL PODER

La repetición del mismo pedazo.
La repetición del mismo pedazo.
La repetición del mismo pedazo.
De imaginación.

:

:

:

 

TRABALENGUAS

Consumismo común ismo
como un ismo
con su mismo comunismo
como un ismo
con su mismo común ismo.

:

:

:

SUSURRO DE LA PIEL ABISMAL DEL MAR

El mar descansaba digiriendo ya su ingesta.
Animal echado
al vaivén del respirar.
Tendido en su pelaje,
flotan enfermos hombres
que han sobrevivido.
Están con piernas desaparecidas en aguas,
aferrados a la trama del hálito:
al susurro de esa piel
abismal de mar:
Aquí no hay roca sino agua.
Agua y nada de agua.
Y la marea es el camino. La marea como una mancha desde allá arriba,
desde satélites.
Que serán chatarra, marea y nada de agua.
Si hubiera agua en el agua no moriríamos de sed.
Y sin embargo
moriremos de nada de agua en el agua.
Porque no hay vaso ni grifo en la marea.
Y no me puedo poner de pie,
a pensar por qué flotamos en la maraña.
Somos pesca plástica en vísceras de gaviota:

gaviota parca, gaviota calavera, gaviota muerta de hambre.
Nosotros,
fabricantes de alimento.
Veo los ojos del pingüino que arde como una madera negra
mientras salta torpe como un mensaje que nunca llega:
veo los ojos del pingüino rodeados por el fuego
que salta sobre la madera para rodear al vidrio del mensaje que nunca llegará.
La marea arrastra el teclado muerto en falanges de textos amputados.
Porque aquí no se puede estar ni sentado ni parado:
siquiera hay silencio en la marea.
Sino una hamaca insolada, ultravioleta y cándida como la esperanza.
Todos pelean por gritar tierra a la vista.
Pelean, y algunos sobresalen entre perros y ratas.
Y se abrazan a un huevo.

:

:

:

Where are we going, Walt Whitman?  The doors close in a hour.  Which way does your beard point tonight?
(I touch your book and dream of our odyssey in the supermarket and feel absurd.)

Allen Ginsberg

 

CUADERNO DE QUEJAS

 Un supermercado de Made in China:
¿Qué cosas pienso de ti esta noche Carlos Baúl del aire
dando vueltas por las góndolas laterales bajo los árboles
navideños con regalos por encargo como un trineo alquilado
carga nafta en el surtidor de la luna llena?
En mi dieta cansada y arrastrando imágenes que me endeuden,
frené entre frutas de genes de monos fluorescentes,
repitiendo la lista a carcajadas.
¡Qué melones y bananas, cuantas hormonas pudriéndose sin olor!
Familias completas se sacan fotos entre precios.
Pasillos llenos de hombres solos.
Esposas donde las esposas, spray paralizante y herramientas.
Bebés donde las bebidas que emborrachan armando un carnaval de onomatopeyas.
Y tú Barea Mattos, ¿qué estás haciendo allá entre el trigo?
Te vi Baúl del aire sin habla pero lúcido
como una madre abandonada comiendo salamines,
y mientras masticabas eructabas suave como quien suspira
a las promotoras un piropo.
Te vi llamando a los encargados para asesorarte:
¿Qué fue primero, el huevo o la gallina,
con qué artículos de limpieza limpian Made in China,
en caso de catástrofe puedo dormir aquí?
Anduve deambulando entre chimeneas de latas opacas
perseguido por los ojos seguros de Made in.
Burlamos yingles cantando paquetes errados por los grandes corredores
en nuestro 2 x 1 caprichoso catando petacas y probando perfumes,
robando números de teléfono y bombones, y sin pasar todavía por caja.
¿A dónde vamos Carlos Baúl del aire?
El mediodía permanente nos sigue explotando,
¿qué excusa de luna tendremos esta noche?
Toco el cuaderno de quejas y sueño con la justicia en Made in China
y me siento injusto.
¿Marcharemos acaso hacia el sueño a través de pastillas revolucionarias?
Los árboles navideños añaden sombras con sus luces y sombras.
La gente envuelve y espera recibir sus propios regalos.
Nos sentimos desofertados.
¿Marcharemos acaso despiertos hallando enamorados
mientras los automóviles rojos, blancos y azules
insisten en aparcar la canasta básica hasta mañana,
y nosotros sin dos, sin tres, sin cuatro zanahorias?
Ah, enfermo querido y viejo amante sincero,
¡con qué carnicería te encontraste cuando Caronte
dejó de empujar con muletas su bote y gritaste «tienda»
en la iluminada vidriera
y permaneciste atónito observando cómo subastaban
las muletas, tus migas y hasta el bote
en las cajas plateadas como el agua!

:

:

:

ESCRIBIÓ BAÚL DEL AIRE EN LA SALA DE ESPERA DEL LABORATORIO

Somos ratones de un laboratorio que ya cerró.
No puedo responder por qué soy un ratón, una piedra, una idea:
el ejercicio de la idea manipulada por guantes de látex,
sopesado en la platina como un diamante en bruto
como una idea sostenida por semanas en la temperatura adecuada,
aislado termómetro en dígitos precisos:
collar indígena expuesto como una idea.
No puedo responder por el jefe de personal,
el presupuesto para la educación o la ciencia.
Sé que vengo de un laboratorio que ya cerró
y soy el mensaje atado a la piedra pidiendo el rescate del mensaje:
soy un ratón, vengo de un laboratorio que ya cerró
soy como el sobreviviente de un avión que cayera en las montañas
pero desde ya advierto
que no tomé alimento del cuerpo de mis compañeros
porque dios no estaba ahí para indicarnos la nutrida antropofagia
y en cambio, andamos como una roca en la avalancha
emitidos como una enfermedad autoinmune y manipulada
porque somos ratones de un laboratorio que ya cerró
y antes de esto nuestra rutina fue inducida
con la alegría de la razón, el bienestar humano:
Y así, una jeringa y una muerte, una luz y dos muertes,
un sonido y otra muerte.
Porque somos ratones de un laboratorio que ya cerró.
Como una piedra suelta en la montaña.
:

..::

:

Martín Barea Mattos. Montevideo, Uruguay,  1978. Poeta, gestor cultural y coordinador general del MUNDIAL POÉTICO DE MONTEVIDEO (2013, 2016 y 2017).Trabajó en la Dirección Nacional de Cultura de Uruguay durante casi diez años desarrollando proyectos en el área de artes visuales. Fue curador del Festival de Revista Eñe (España) en Uruguay en 2010. Ha publicado los libros de poemas: Never Made in América (NOLA, USA, 2017), Made in China (Uy, 2016), Parking Barea Mattos (Chile, 2013), Conexo (Uy, 2013), Por hora por día por mes (Uy, 2008), Los ojos escritos (Uy, 2003), Dos mil novecientos noventa y cinco (Uy, 2002), y, Fuga de ida y vuelta (Uy, 2000). Ha participado en festivales de poesía en Estados Unidos de América, Colombia, Brasil, Chile y Argentina. Su obra poética ha sido traducida al inglés y editada en antologías alrededor del mundo. En 2017, presentó sus poemas selectos bajo el título Never Made in América.

Contenido relacionado

Archivo

introduzca su búsqueda