María Auxiliadora Álvarez

Dos poemas

:

:

1

nos quedamos

para que no te mueras
para que no sepan que nos fuimos:
esas cabezas rodando por el suelo
esas quijadas babosas como bocas de animales sonreídos

de tu casa
donde la carne
no se tira contra la puerta PARA IRSE
………………………………como bulbo irregular
………………………………como salido de tierra

para que no te mueras
de muerte o de miedo que te dan las cabezas con sonido

Más vale enterrarla
para no verla                        viéndonos                 de esa manera

tan ojerosa

tan bruta

:

:

:

:

2

La oscuridad no está tranquila

Las niñas mueren

………………………………………………………………………..en cualquier momento
……………………………………………………………………………….de la noche

o al menos uno de sus ojos
no es recibido

Yo
de hueco profundo
en la frente
Sin nombrar

Quién perdona la dureza de los huesos

Quién es impune
en lo oscuro
en lo solo

:

:

:

:

Los textos de Álvarez se encuentran publicados en nuestra edición impresa N° 74 (1989: pp. 39-40). La obra que ilustra el post fue realizada por la artista María Octavia Russo

Contenido relacionado

POESIA

De barro

Ernesto Cañizalez

Archivo

introduzca su búsqueda