Stephani Rodríguez

Inéditos

:

:

ζ

:

:

Atropa

 

Te escribo en este suelo que se pudre y tiembla

Y en el aullido del enfrentamiento desciendes

Me sumerjo en los cabellos del polvo,

Rememoran el precipicio dueño de cenizas viajantes

 

La tierra solar crece

Se enciende en mi costilla el reflejo

 

Te escribo desde un cielo que no oculta tu cerradura

 

Beso el cuerpo envenenado

Y el infierno es otra vida sepultada

 

Te escribo desde un sol que no cae sobre ti

 

No hay sacrificio en la sombra que busca tu herida

Sonámbula,

Caminante refugiándose bajo el velo rocoso

 

Te escribo en el muro blanco

Sostengo tus dedos desgastados

Como de tu carne

La ahogo en el desliz de mi mordida

Navegantes vísceras en el surco apunto a mi lengua

 

Toda

Sangre

Beberé

 

Mi cuerpo se clavará en tu nombre

 

Juro por tu ciego empíreo

 

Gritaré a todos los picos sobre el asfalto

 

Brazos

Garganta

Alto

Viajan los antiguos muertos desde un cielo ilusorio

Viajan.………………………………….no esperan

Viajan ………………………………….buscan

………………………Unen

Pétalos azules, profundos como nubes que flotan en medio de un mar desierto

 

Sepulto

………………Mal

Desierto

He nacido

 

Habitaciones vacías inundan los rostros del polvo

Cómo sienten

Cómo vuelan

Cómo quedan las almas que caen de los hospitales

 

Fuego incandescente quemas en la distancia del tizón

En el deslave atisbando estás

Miro el cielo descubriendo la montaña que abandone destemplanza

Las umbrosas plantas te encuentran

 

Distintos días son los días vividos, distintas olas se aferran a los pies, distintas pieles

distintos lagos, distinto sol

 

El infierno quema mi ropa y me arrastra al piélago

 

Bébetela y sálvala

Tú, hijo sin hogar. Desconocido. Hermano de la selva. La sientes carne adentro.

Se mete en tu pecho devorado, contaminado hasta la muerte,

Mar sobre los vientos desérticos

Montaña sobre lo inevitable

Imposible

Bestial

Hemorragia

Se impregna

 

Yo a tus manos voy

Confiadas al estambre

Y sobrevivo

A través del sueño

Que el cielo suelta sobre la madera de la noche envejecida

Y el aroma a tierra hundida quema el cuero lacerante

Dentro de la abertura donde me asomo y se estremece

 

En tus agujeros encuentras la palabra donde soy

Guareciendo quien entrelaza el pontón de la piel.

:

:

:

:

:

Augurio

 

Piel y sangre blanca

En el fondo inagotable

Desconocido y similar

Espeso se dispara el grito

 

Acuden aturdidas al desespero las voces disipadas

 

La luz desvanecida del retorno se detiene en una de sus paradas. Los crujidos no regresan.

Se diluyen rostros, rompen ocultos en la memoria. Todo se escupe en blanco

 

Profundo espectro de cárcel exclamada,

Todo océano pintado es reflejo del invierno del cielo

Donde un faro es invadido por desesperadas siluetas

Asomándose

Y deformadas resisten al deambular

Tras el dorado reflejo del horizonte

Arrancando el vestigio forjado

En los brazos de piedra

 

El azul atestigua en la sábana helada

El cielo se ha lavado

Y en mi puño se escurre

 

Prometí eternidad

Y de mi cuerpo debo levantar la astilla.

:

:

:

:

:

Táriba

 

Hambriento estaba el cielo

Dientes me levantaron

Cortinas se cruzan con el pecho

Embarcadas van las muertes

Se entierra la brisa que arriba

 

Escucho

Conozco el hilo, la vida

Conozco el hilo, la vida

 

Tallo mi cuerpo en la sintonía de sus gritos

Todo despertar conozco

Ojos inmunes

Oculta estoy en paredes míseras

Olvidada, arrancada

 

Inacabables ciegos deambulan por el portal absurdo

No existe hogar entre muro y cuerpo

Alma sin ojos

Luz entre cemento

 

Ventana y pies

..Impregnados anzuelos

Dueño del abismo es el cielo

…..Agujero en el fondo

 

Muerte nada caza debajo de mi piel. Se apaga. Dentro cae

 

Criaturas unidas en tempestad

No han buscado lo que se esconde bajos los ríos El día del primer paso quizá descubran deserción

 

Todo viene

Quién oye

Aquella tempestad

……………………………………No hay marca entre el tiempo y yo

Escapando

En la nueva tierra de las viejas piedras aterrizan

Desconocidos repletos de antepasados

Hirviendo profundamente frío

El silencio afronta

Talando distancia

Piso y precipicio encierro

Derramo inmensidad

Fantasma aferro espejismo

Suspendido se dispara y quiebra

Pala

…….Brazos

…………………Sostengo

Entre escombros busco espacio

Zumbido aturdido humo

Despacio tras el marco de la infancia entra

Bolsillos contempla

Atento guarda

 

Cielos voraces que se tragan la oscuridad en el naufragio

Batir de pies abandonando suelos

Huida sirviente llegada

 

Vestigio

Pertenece

Palpa

A ahogarnos invita la salvación

Fuego tierra aire agua

Nada nombra lo que entrego

Salto a quien ha matado el vacío

Boca sobre canción

Arrancada, desmesurada sobre pincel

Murmuran los insectos

Silueta verde, azul y roja estampada

 

Agita

Mar ……………………………..bestial

Insoportable ……………………noche

Hondo y cápsula

Cumbre

Templo levanta.

:

:

:

:

 

Stephani Rodríguez. Táriba, Táchira, 1995. Poeta, estudiante de Idiomas Modernos mención Traducción en la Universidad de Los Andes. Ha publicado en Revista Insilio vol. II. Ganadora del primer certamen poético de la librería Rama Dorada, Mérida. Asimismo, recibió mención honorífica en el III concurso nacional de poesía joven Rafael Cadenas (Venezuela, 2018).

La fotografía que encabeza la entrada es cortesía de pxhere.

Contenido relacionado

POESIA

De barro

Ernesto Cañizalez

Archivo

introduzca su búsqueda