Migrante

Giovanni Collazos Carrasco

 

 

Panza de burro

Hay un clamor en éxodo base de destruirse pretoriano
el sin ser verse en la huida de las incrustaciones
un clamor que refracta detrás ceremonia
la identidad como una mentira infantil
en el delirio cuerpo hundido reptiles
la lengua halla claro excremento sentimental
y se deforma sublime turbante en imaginario
algo se rompe infalible una casa su cocina
años se arrastran sin nombrar dulce cayendo niño
tintinea dentro el no lugar de la grama
coche bomba en un pétalo
y tu pálido ceño de calle rotas las pistas
hay un clamor subterráneo
infecta constelado susurrante
traba y no sabes
traba y no respiras
hogar tú
hogar huayno defensa de luz
tentativa líquida delante tiempo
no acaba no cava
la adultez deshoja duele.

:
:
:

Huésped

¿Acaso el polvo de los dedos no son aniego
de aquel lugar cisterna donde la papa comía luna?
Callejones para qué la chaira sino huele fruta
sino lampa en el pantano de los ojos
ese balón no rueda por el litoral de piedras anclas
para qué
…………..sinfonía de combi
…………………………………….lanzado hacía el río
la señora y el pescado se enfermaron un cincuenta por ciento
en el cementerio no hay tifoidea
de bruces la realidad acaricia con un mapa
en la reacción desobediencia de su componiendo musical
ese tabú de once mil kilómetros moribundo de ternura
basta con las calles tirantes para hacer un país elástico
pentatónico viento impregnado en la noche
teje monedas a la distancia portando su minúscula magnitud
apenas de cartón con las cifras que una madre guarda en continente.

:
:
:

Epicentros

Al mediodía colonial los platos gozan de prejuicios
sobre carga de máquina al hueso guinda de los creyentes
son las manos fregando tendencias precolombinas
en una Europa que huye de sus negros
la cuchara para el fino bocado general
occidentalmente nos ahogamos envueltos moradosaquí
cerca de la Gran Vía o en lo privado latitud de vidrios
refractantes de clérigos
y nos quedamos rumiantes como cuchillos
sobre estancias de hombresvapor hombreschacras
de eclosiones modulando el trigo en sus trenzas de papel
extraños los rostros me extraen la soledad país
un revestimiento para consumir garganta y ensamblarse
extraños sus fondos sin escaparates en lengua
el limón aquí no es limón y no te olvidas
el color migrante es un hervidero que nunca perece.

:
:
:

Ceviche

Y multiplico midiéndome los despidos a distancia
la innumerable fracción del deneí deshabitado
los brazos no son territorio ni índole
con oro en los muros que lavará nuestro aquí
en níveo estupor de la lengua y su desenfreno de ojos
cortesano en la huella peruanidad de la cebolla corvina
limón laxo campesino ajicito de su jengibre sexo
vocablo exilio para el diámetro peso de pies que clama nombre
del túquéhacesacá veteatupaíssinotegusta
occidental el impuesto del viaje con claridad de cilantro
tu potestad en el derrumbe
donde yaces frondoso marinado con tu canchita entre los dientes
tu chicha baila tu cumbia lumpen incrustada en la piel
imaginar un mapa con las vísceras de una tierra que estalla póstuma la noche.

:
:
:

Salón

Sirviendo la comida en toda su resonancia
tímpano parte del amaestrado agolparse en la atención
crece el cuchillo rebanado en lo gris
sentado al borde de una camisa tren que
vuela la imagen pobre a una altura frente al
albor de las ácidas canciones en tu cabeza pájaro
muerde costillas el temor cruje
en telegramas hemisferios relinchantes
a la burguesía caniche del despeñadero
tenedor desfila con la lluvia a la espalda
tétrico como su color granero de hospital
quién comparte el olor pedazo de choque y su noción
oscura desprende la cadena a su existencia
lentitud belleza del proceso que crece al asesino
el acento sopla un trueno que arrastra la erre.

:
:
:

Giovanni Collazos Carrasco. Lima, Perú, 1977. Poeta. Residenciando en Madrid desde finales de 1999. Asistió a los talleres de poesía y escritura creativa que imparte la asociación cultural «Clave 53», dirigida por el poeta madrileño Giusseppe Domínguez, continuando posteriormente en solitario, mientras alterna lecturas de autores clásicos y modernos con la asistencia a recitales y la publicación de poemas propios en su blog «El plebeyo». En 2013 publicó su primer libro «Contra la niebla» por Unaria ediciones; junto con Ultramarina ediciones publicó la plaquette «Landó blues». Poemas suyos han aparecido en cuatro antologías madrileñas y en la antología «Felina» (Editorial La Tuerca), en Puerto Rico, que reúne a escritores latinoamericanos. También ha colaborado en varias revistas literarias de España, Perú, Chile, México, Costa Rica, Ecuador, República Dominicana, Portugal y EE. UU. Ha sido participe del V encuentro de escritores de La Feria Internacional del Libro de La Habana – Cuba (2015). «El tísico bolchevique» (Ruleta Rusa ediciones) es su libro más reciente.

Contenido relacionado

POESIA

De barro

Ernesto Cañizalez

Archivo

introduzca su búsqueda