Musarañas

Giancarlo Huapaya

 

 

MOSQUES

historias de prisioneros se olvidan camino al norte errando por las sierras mediterráneas
parecidas a la guerra de la que hablaba doroty cuando la encontré amando al profeta enano
critical to the conversion of mosques in metaphors como Granada y su torre de gemidos
cristianos donde profeta enano encerró viento santo un aire que asfixia moscas

la cautiva vivió su síndrome de estocolmo gracias al conde de cabra encerrada en muros de
sultanas era la favorita del enano ataviada en venenos en las faldas de su celda torre rodeada de
escrituras de carmín con cada verso perdía una prenda con cada prenda comía una parte de su
cuerpo profeta enano elegía revelación con opiáceo en el ojo doroty golpeaba dimensiones en
fotosíntesis ritual para recolectar fluidos de muros que muestran sus estrías su adn en piedras
muestra dibujos de su traición

giancarlo sé que Granada fue heroica cuando escribimos nuestros nombres en las paredes del
islam rodeados de argentinos festivos cantaron push the sky away pero nunca supieron qué
significó el atentado contra los museos nunca entenderán la parábola del ataque gruesa línea de
terror que turista inhala con mueca de asco poderoso jamón sobre las tetas de la cautiva

 

 

POP JAPAN NOISE

the bike lovers have bodies possessed
by the breathing of their lies on phenological gospel maps
in a remote bike station are dangerous lovers with thundercats
van hacía la curva del farsante y preguntan
por el que inventó el arte de destruir ipods

ellas agitan sus rostros tan luminosos como 500 watts
coro pintado de terror con trajes de marinero
tras sus calzones tiran espagueti al mar de ciclistas
mientras se van clavando estrellas en las frentes
algo pasa con sus luces casi puedes sentir que cortan
pero en realidad están aspirando tu rostro
como si fuera una nota musical

Doroty ha perdido su rostro en el concierto
en su lugar tiene un disco de colores
que parece moverse cuando intenta comunicarse
le soplo el verde para rozar sus pechos
y cambia a líquido como un remolino
en sentido horario a las visiones del amanecer

 

 

FU MANCHÚ EN DF

mi anfitrión lleva escritos en los brazos mitos que se quita para hacer malabares los remoja en
gasolina y comienzan a girar como soles miniatura orbitan alrededor de músculos mitos
describen migraciones hacia ruinas después de letra viene ojo parpadea ojo gira mientras viento
mantiene fuego como cabello ante hipnotismo sus bocas disparan huesos calientes contra cabezas
de hombrecillos que miran el espectáculo como si una pantalla les protegiese

doroty coloca larvas dentro de las cabezas agujereadas que van de un tejido al otro fingiendo ser
encéfalos cada vez que una encuentra un recuerdo un pueblo es colonizado por murciélagos
sacrifiquemos al héroe en este cielo púrpura y yo no puedo más que pensar en monos chillando

murciélagos atraviesan el templo de Fu Manchú desde donde sus novias nos avientan su cabeza

su cabeza rueda en el aire como serpentina inútil al caer sus ojos abiertos tienen el pensamiento
oculto de un sobreviviente Fu Manchú enseñó al anfitrión a estrangular hombrecillos con los
pañuelos de oración del Tibet su fulgor era bendecido por amapola de colina negra donde Fu
Manchú fue concebido por flor endémica su cabeza mandarín lleva sangre coagulada en el cuello
doroty le examina como si dudara de su frío cree que si su temperatura sube podría morder

desde la muerte de su último maestro mi anfitrión hace malabares con cabezas de mitos que lleva
escritas en los brazos en algunas esquinas de DF donde acribilla como penitencia por blandir
espada contra cuello de Fu Manchú cuando sus novias le reducían en el reclinatorio del santuario
mi anfitrión sigue escribiendo en sus brazos mitos acerca del ocultismo de su maese tiene culpas
por limpiar chubasco le trae nuevamente el sonido de desesperación en un trampolín lentejuelas
repican molestas contra carnes de una Frida ambulante su mostacho le recuerda tanto a su maese

 

 

MISS VIETNAM

la casa en vientre de doroty se derrumba por la agitación de su torso cada pedazo lleva ruido de
metal distinto nostalgia de azufre funde locomoción de mandíbula doroty corre en campo minado
de traumas

[cada trauma es estrella un golpeador la golpea como bombo staccato]

se amplifica cada que la brilla

meteoros que orbitan tienen su rostro en diversos estados de polución

percusión de oro le brilla su vértigo a objetos en ruinas
sus rostros en fila revientan como aneurismas

desprendimiento origina clima elástico
como arpón vuela entre ramas congeladas

desde aire oye su eco se ve en tumba cae ósea con pudor de vértigo aerosol en aliento transmite
color a su esqueleto le intenta dar músculo su ruido de cadáver menea raíces le penetran como
pulpo le absorben desde ventosas de zinc

fosa le innova simbiosis palpita retina como lengua tartamuda
feto molusco lanza silbido

se pierde eco respira con selva
doroty muta en el espanto

por mutilación de acentos

doroty jugaba a Miss Vietnam cuando su corazón fue arrojado
por la ventana del memorial museum hacía erosión de nieve
selva negra tras cementerio de ojos
alarido de niña despierta entre arácnidos
beso de bráctea piñas de abies caen en telarañas como oráculos vacíos
 …………………………………………………………………………………………………/ mueren climas /
veneno entra como melodía aguda
textura monofónica entre quiebres de epidermis
corazón gira en vientos de plasma                                             / salpica ceniza a boca de soldado /

su corazón es una boca llena de venganza
ceniza en aliento pigmenta trauma de sonoridad
rota en órbita al eslabón que es niña
que grita contra un veterano por necesidad de aire.

cuando Vostell murió su corazón fue donado al museo de la electricidad cuando su corazón

congelado se deslizó como una piedra pulida por la oscuridad de la nieve su corazón mató a un
conejo y se detuvo iluminado por pellejos

animal y corazón fueron unidos por cables y encerrados en congelador junto a máquina de
Wimshurst construida con metal reciclado de casa que antes fue su melancolía de ruina

el taxidermista encargado de la estética del monstruo antes fue soldado.

 

ermitaño-2

 

Giancarlo Huapaya. Perú, 1979. Poeta, editor y gestor cultural. Es autor de los libros de poesía: Estado y Contemplación/Canción de Canción se Gana (2005), Polisexual (2007) y Taller Sub Verso (2011). Sus poemas han aparecido en diversas antologías nacionales e internacionales, entre las que cuentan: 4M3R1C4, novísima poesía latinoamericana (Santiago de Chile, 2010); Cholos, 13 poetas peruanos nacidos entre el 70 y el 90 (Ciudad de Guatemala, 2014); y Aguas móviles. Antología de Poesía Peruana 1978 – 2006 (Lima, 2016). Actualmente vive en EE.UU. y es director editorial de Cardboard House Press, proyecto dedicado a la publicación de literatura latinoamericana y española en traducción al inglés (cardboardhousepress.org).

Contenido relacionado

Archivo

introduzca su búsqueda