Parte del relámpago

Jairo Rojas Rojas

§

:

:

Desconozco quién colocó el mar
en mi mano
desde el primer día del mundo
música
removiendo las sombras de mi pulso
música música
voy en savasana camino
voy callado detrás de la tortuga
que atravesó el cielo
«muchacho: escucha
tu cuerpo constelado», dijeron
«hijo: arrímate al camino
que está bajo el agua», escuché
vuelvo a caminar encima de mi cuerpo
quieto
el mandato, sabes, está en las tripas
vaciado de información voy o vengo,
no sé
lento de otro mundo la misma sed
vuelvo al ritmo como tú
como animal apedreado por inútil, dicen
te escribo para ir ahí hoy
para que se cumpla como siempre
el gruñido del NO ante ondas malditas
he anotado todo lo que vi
detrás de mi nombre
voy tras mi cuerpo, alguien me nombró
creo
sin patria ya cubierto de vocales
que se me caen del cuerpo
camino
voy muerto dos veces naciendo siempre
viajo para visitarme
llevo paledonea, guarapo, quinchoncho,
mazamorra, cachapa, melcocha,
golfeado, tequeño, carabina,
majarete,
guapito, pisca, sancocho,
guasacaca, cambures, chirimoya,
chayota,
miche, calentao, chicha, cocuy,
pocicles,
llevo los recuerdos de un enfermo
que vi una vez
despidiéndose del sol
y la semilla de la aurora boreal del vainero
costumbres del paleolítico
en la cabeza de radio
sonando sonando
con problemas de concentr
de niño solía caminar en la montaña
sin destino alguno
perdido / de niño / otra vez /
recolectaba rocas que me llamaban
para hacerlas hablar y aprender
tenían un alfabeto que se movía
como el agua / ¿un destino?
había niños corriendo adentro
[(de la roca)
quería escuchar lo que hablaban
estaba dispuesto a escuchar
estaba dispuesto a curtirme de esa lengua
parecida a las entrañas del animal,
de la hoja o de la nube
hacía círculos con las rocas y sin saberlo
armaba el mapa del cosmos
años después cuando volví a esa tierra
serían las montañas más altas
de este país y de otros
llenos de animales ancestrales
en los árboles que los cobija
—esa—forma—de—luz—propia—
que me amó porque no me esperaba
abriendo el camino que permite ir
a mi casa más lejos
noté que era el mismo alfabeto
en los ríos del cielo
recuerdo que yo no hablaba
y estaba enamorado de ese fluir
de cantos sin sentido en la mente del mundo
de risas junto al azul ahí y acá
de juego con los muertos
son recuerdos que quiero recordar
recuerdo que alguien tomó
una de esas rocas oscuras
y me abrió la sien
y quedé flotando en un charco de sangre
mirando la procesión de nubes
sus animales y mensajes, sus torres
y templos
—insular—
estaba dispuesto a escuchar
todas las historias
de un tipo de niebla
fue la primera vez que llamé
a mi madre en la montaña
agarrando la mano de una estrella
pero llegaron seres teriomórficos,
árboles que supieron morir,
ángeles sin conocer un espejo,
monstruos caminando
sobre los chacras del día,
vientos que no son de nadie,
lluvias del primer día del mundo,
y todos sonreían
estaba dispuesto a seguir leyendo
el cielo gris y caminé
herido —¿atravesado por la luz?—
desconozco quién colocó el mar
en mi mano

(…)

:

:

:


Jairo Rojas Rojas.
Mérida, Venezuela, 1980. Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de los Andes. Forma parte del comité editorial del sello Dios Dorado. Integra el colectivo de poesía y música La casa inmaterial. Ha publicado los libros de poesía: Geometría de la grieta (2020), Pasear lunático (2018), Los plegamientos del agua (2014), La O azul (2014) y La rendija de la puerta (2013). Ha sido galardonado, entre otros, con los premios: XX edición del premio de poesía Fernando Paz Castillo (2014) y la XIX Bienal Literaria José Antonio Ramos Sucre (2013). Parte de su trabajo ha sido incluido en las antologías: «Nos siguen pegando abajo. Brevísima Antología Arbitraria Colombia-Venezuela» (2020), «Nubes: Poesía Hispanoamericana» (2019), «El puente es la palabra. Antología de poetas venezolanos en la diáspora» (2019), «Uruguachas. Poética en Uruguay, 2018», «#Nodos» (2017), «Del caos a la intensidad. Vigencia del poema en prosa en sudamérica» (2016).

La obra que ilustra este post fue realizada por el artista venezolano Marco Saraceni 
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

introduzca su búsqueda