Pasear Lunático

Jairo Rojas Rojas:

:

:

ζ

l a s   o n d a s   e n   e l   a i r e

(fragmento)

:

:

En el Cabo Polonio

…………………………….Nosotros

…………………………….cruzamos

…………………………….el cielo

…………………………….en un elefante:

 

atado a su cola arrancaba el primer arco iris que vi de niño,

de pisada dura            como animal que rasga la tristeza,

 

su trompa señalaba la realidad:

 

nadie la había visto;

nadie lo había visto, cruzar

nadie le había hablado,

 

en su vasta panza

…………………………….se

…………………………….dibujaba

…………………………….el

…………………………….mapa

…………………………….del

…………………………….cielo

sus ríos, las cumbres familiares,

y cuando tanteaba su lomo acariciaba la cordillera andina,

 

—ya habíamos estado acá—

 

se abría el cielo y ahí se abrían todos los cielos

 

sin miedo vimos como el cielo se disolvía

en la casa más chica / en la mano /

con gusto

nos movimos con la casa que remedaba el girasol

 

por imposible nos gustaba

y nos quedamos

 

recordé la casa lagunar

la casa de arriba sola recordé

el camino estelar abierto por mi padre, escucho

 

arriba del mar con emoción

mi nombre se quebró en incontables fragmentos:

me vi en todas partes  sin miedo

en los gusanos hechos de tiempo

en las células de los nimbos que atravesaban mis ojos

en las moléculas del Samán más viejo de esta tierra

que era otra

 

en la luz que miran los muertos,

 

mi voz estaba en las dunas que escriben para mí

que soy otro

 

…………………………….yo arrastré mi nombre por la arena

…………………………….hasta volverse océano;

 

nosotros cruzamos el cielo

encima de nuestra espera

era el cielo de Mérida

los mismos ríos de nube en nube

 

…………………………….nuestra nación nació en un río de estos

 

los mismos caminos que culminaban

en un desierto lleno de estrellas recién nacidas

llenas de lenguaje

 

……………………………………………………recordamos que esta paz nació de la muerte

 

………………………………………………………………………………….la muerte no existe

 

…………………………………………………………………………………….¡paz a sus restos!

 

 

vimos la lápida del tiempo

(…)

en Montevideo

nosotros

cruzamos        el         cielo

a          pie                   desnudo

sobre un camino

que era el espinazo de todos los caminos

recorridos

 

…………………………………nosotros nacimos en ese lugar

 

desde ahí supe que me sería imposible describir ese cielo

pero sí vivir en él

 

¡el olor de la cabellera de los astros olvidados!

 

tuvimos entonces que soltar los esqueletos que tanto amamos

para ver los caminos

…………………………………Lika llevaba una estrella en su mano diestra

…………………………………Piter llevaba un rayo de sol ceñido a su pecho

…………………………………Bernar llevaba un puñado de semillas en su frente

…………………………………yo llevaba el mar en una mano

desvelados por un océano en invierno

agasajados con cacao, aguan bendita tinta y pan casero

 

cada uno estaba en el centro de un círculo

anhelando unir todas sus partes

fundir el tercer ojo del cielo en el ojo miope

con legaña

adormilado

así los desunidos caminamos en un mismo abrazo

empezando en los puntos donde nacen los ríos del paraíso

 

el camino es estelar lleno de barro

 

…………………………………¡ya todo esto lo había escrito!

 

nosotros conocimos el nombre de este cielo

cuando nacimos

esta lengua recordará ese primer nombre

nos los recordará

:

:

………………………………………………………………………………….Dedico a Angélica,
……………………………………………Pedro Varguillas y Gerardo Pernía.

:

:

:

:

 

Jairo Rojas Rojas. Mérida, Venezuela, 1980. Licenciado en Historia del Arte por la Universidad de los Andes. Ha publicado los libros de poesía La Rendija de la puerta (2012), La O azul (2013), Los plegamientos del agua (2014) y Pasear lunático (2018) y ha sido galardonado con los premios: IV Bienal de Literatura Ramón Palomares (2011), III Concurso Nacional de Poesía de Venezuela (2012), XIX Bienal Literaria José Antonio Ramos Sucre (2013) y la XX edición del premio de poesía Fernando Paz Castillo (2014). Parte de su trabajo ha sido incluido en las antologías: «#Nodos». España: Next door Publisher, 2017.  «Del caos a la intensidad. Vigencia del poema en prosa en Sudamérica». Perú: Hijos de la lluvia editorial, 2016.

Fragmento escogido del libro Pasear lunático (2018). Montevideo: Dios Dorado, remitido a nuestra redacción por Jairo Rojas Rojas, corresponsal de POESIA en Uruguay.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

introduzca su búsqueda