Pintura Roja

Yves Bonnefoy afirma que hay en la poesía una relación específica y fundamental con el tiempo. Eso es lo que hace que ella sea el acercamiento más directo con la verdad de la vida. Pero el poema, dice Octavio Paz, no detiene el tiempo: lo contradice y lo transfigura. En esa tarea la poesía moderna no ha cesado de afirmar el tiempo del origen, el instante del comienzo. El tiempo del origen no es el tiem­po de antes: es el de ahora. Reconciliación del principio y del fin: cada ahora es un comienzo, cada ahora es un fin. La vuelta al origen es la vuelta al presente. Él ahora nos reconcilia con nuestro ser: somos mortales. La conciencia de esa temporalidad es lo que da vigor y color a la poesía. Un testimonio: Pintura roja de Willy Gómez Migliaro.

La palabra poética de Willy Gómez Migliaro (Lima, 1968), desplegada en Pintura roja (Paracaídas editores, 2016), refuerza con nitidez su relación esencial con el tiempo. La visión del ahora como centro de convergencia de los tiempos es su núcleo. Por ello, subraya la urgencia de introducir el pensamiento crítico del lenguaje en el ámbito de la creación poética. Su lector se adentra en un mundo que exige de él una sensibilidad, rigor y experiencia que trascienden las coordenadas de la época y del ámbito local.

Para los ro­mánticos, la voz del poeta era la de todos; para nosotros es rigurosamente la de nadie. Willy Gómez integra estas dos dimensiones. Todos y nadie son equivalentes y están a igual distancia del autor y de su yo. Poesía y ser.

Aspirar a la comprensión de la poesía es aspirar a la comprensión del ser. Llegar a la comprensión del ser es también llegar a la comprensión del ser humano. Su misterio consiste en ser una rueda del orden cósmico, un acorde del gran concierto y, asimismo, en ser libertad. Poesía es armonía. Dolor es desarmonía; conciencia, acorde con el ritmo del ser. El misterio del destino consiste en que también es libertad. Sin ella no se cumple. Poesía es libertad.

La poesía es un medio para alcanzar un estado de perfecta correspondencia entre las cosas, el hombre y el lenguaje. No otra cosa nos ofrecen las diecinueve composiciones y el texto liminar de Pintura roja.

En sus composiciones, en las palabras del poeta, oímos al mundo, al ritmo universal. El ritmo poético de las palabras no es sino la manifestación del ritmo universal: todo se corresponde porque todo es ritmo. Willy Gómez ha afirmado en conversación con Maurizio Medo: «las correspondencias de la poesía son claras y esenciales». La vista y el oído se enlazan; el ojo ve lo que el oído oye: el acuerdo, el concierto de los mundos. La idea de un arte que no sea imitación de la realidad se justifica por el carácter central que tiene la imagen en la poética de Gómez Migliaro; la imagen es la verdadera realidad. «Una realidad que convulsiona todos los días», le dice a Gabriel Rimache Sialer.

Los poemas de Pintura roja nos dejan asombrados, discurren densos anunciando miradas caudalosas que cuando están por terminar nos fascinan con una súbita perspectiva que de pronto se abre ante nuestros ojos y oídos. Como si el telón de la realidad se desgarrara y podemos acceder por un instante al otro lado, a otro nivel de realidad a través de la mirada siempre lúcida del poeta.

David Antonio Abanto Aragón
Independencia, agosto de 2016

 

PinturaRojaViñeta_POESIA

.

EL TRÓPICO Y LAS CATEDRALES se cierran ante el silencio
los gatos monteses en el tocadiscos
inauguran una conmemoración demoniaca
las jofainas del mediterráneo
definen un trecho sin habla
.
……………………sobre las baldosas de una callecita
las carbonas musicales y sus perspectivas
asombran el cielo de un país naciente
y las guerras
………..las espejas renunciaciones como defino a todo eso allá arriba
son expediciones
…………………………………..dominios del sol
o hermosa cruz hecha en la vestimenta de quienes toman parte
de esa cadena de bocas abiertas
.
un estigma de la conquista es el arcángel de rostro afeminado
resistiendo a los indígenas
.
……………….infiel incesante
la política se da aquí
………………..¿esto supone la unión de todos los pueblos?
.
todo amor se anuncia por la predicación
pronunciar un voto solemne
una cruz de manos sucias
son privilegios temporales
o alta nobleza para el hombre del reflejo
que tiene derecho a la exención de personas y de tierras
.
gran poder sin ser ciego en realidad frente a la destrucción
.
altas olas y cuerpos en el torneo de las aguas
.
las divide un horizonte desde la izquierda
.
……..allí aparecen los hombres del progreso
y los deportes
la competencia y la muerte
.
pero hay otra sumersión
o combinación de nuevos orígenes desmenuzando el territorio
y abajo donde el mar pinta sombras
reunión de arcángeles como una prefiguración de espejos
.
tallos parecen brotar de la aureola de un sauce en las esquinas
de un jardín indefinido
y es como si un genio nos volviera a suceder
desdicho y hundido desde
sus negros
.
……………¿saben algo de lo nuestro?
.
miro del otro lado del retablo
nace luz
.
……….o tentativas complejas para componer una escena movida
.
la arquitectura también la aprovecha
fue encargada según dicen a un cautivo de la ciudad
para dejar ver tan solo las pieles muselinas y blancas
de los pocos hablantes formando su trecho sin habla
.
fuera de esto no he logrado vencer cierta inercia
de las mujeres abriendo sus campos
.
…………otra es la luz
.
la distancia apunta y recuesta su panorama
.
me prometí un momento de atención
la calma y el habla
.
…………………………….no un escrito a ciegas

.

ROSADO PALO Y PINOS montados
……………………….adelante tres mujeres en una discusión
ofrecen concilios movimientos apostólicos y hechuras romanas
de vestiduras o creación de nuevos barrios sobre hierba
.
tres pierden frescura
se sonrojan
……………el cielo es pequeño
tres se alzan ante una respuesta
de ir al lugar ignoto donde están detenidos aspectos o artificios
tres mujeres en el marco de una declaración escondiendo
manos o moviendo otros vestidos que se rehúsan a revivir
una elección
.
marcan los ojos aun el rostro marcan los ojos el progreso
de sacarse dios del cuerpo a la esfera
.
de todo pinta o vuelve a manchar el rosado de vivir en ella
acaso los pinos resten imagen al hecho
cuestión de azar en el amor
………………………………..distancia
pulso ante un modo habitual
si los frescos de tamaño natural indican una transición
.
en una brecha superior de nuestros pueblos
la representación de calmar a las serpientes viene
a construir su amenaza de culpa como brisa al pasar
el detenimiento no es solo
invitación a un seminario en el día de la peste
a una extorsión de parte del amigo que fue visto
entre sus nudos
y debe pagar
o encerrarse en su muerte tan viva de barrio
.
debe asegurarse una dimensión y una distancia
porque algo hablan
.
rosado arriba como en la posición
de tres bamboleando un crucifico
tres devolviendo el rostro a lo que sobreviene
.
pero crucemos este otro tiempo de ejercicio y olvido
de vida concreta que recubre el castigo del indomable
.
lanzas trapos negros cuchillos
experimentos de torcimiento de imagen
del pasado y su acción política
de tres en un acercamiento desde la esquina
de tres vistiendo una jaula de palabras
.
se esconden de un espejo afuera
al entendimiento de voluntad por razón propia de sacrificio
de señalar pasado de envolturas
.
sueltos en el campo un muro que los divide
sueltos en sus sentidos un cuerpo desatándose
ante el rosario y en el cruce una decapitación sin queja de espacio
suficiente
.
…………………ahí cae imaginación de la muestra
y lo acoge todo
sobresale el pórtico negro hacia atrás
entran o salen si hubo un tiempo en el animal que negaba
si hubo razón de verdad en los momentos
………………………………………….próximos
en la línea tres reproducen o se estiran
sin mirar el cruce
desconocemos la muerte
.
lograr comunicar tal vez lo demás quiera avanzar
.
qué tiene el prisma de un barrio por nacer sino adoración
.
la superficie de tres resta lo escondido
en constante anomalía como debe ser
uno en paralelo

.

NO EL BORRÓN de una abstracción segura si cuelga y atrás un cuerpo
extenso del muro que divide
…………………………………………………..flexiones
aunque venza ilusión es real en la regulación de lo contemporáneo
de una raíz deforme por ejemplo
de esa forma de asilo y los internos allí sin movimiento
como si les hubiesen dado frazadas húmedas para dormir y ahí está
……………….a vivir con los locos
jalando preguntas en esa posición de rodillas y a la izquierda
manos parecen dos partes de algún castigo
.
ascendíamos constantemente línea de pasos acabados y
aunque cueste entender una conquista
es interminable el paso visto desde arriba en medio arco
hacia las circunferencias
.
una sombra de elefantes y jardines muy bien el centro
pero la desfiguración
en el morado después azul para lanzar rojos
.
vista la comunión eleva el cuerpo forma remolinos y sagradas islas
.
….un videograma
de pronto crea lo que dejamos debajo
………transparencias si de alturas se trata
división de páramos y
un desgarbado cuerpo en la cocina
…………..con una mirada de transformación
mueve fija
hasta donde alcanza la vida al lado de una fotografía
y el reloj al centro bajo las legumbres del borde ocre
o alguna representación de la abundancia de zapallos en una emergencia
de sol mezcla de pimientos
de pronto cierto apocalipsis cuando apenas se inician colonias
.
……………se avizora descenso de la tierra hacia una depresión
.
los cuerpos descienden hacia una depresión
el cielo rojo tiene maneras de resumir cosas
parte de cumbres o arrastre
al hundir la superficie y nadan
celestes más verdes apoyados en la estructura de las casas muy cerca
de las iglesias adentro algo con forma de soplete y una excavación
de aprensión y riesgo cuando abrimos nuestras tumbas sin ideas
las interrogaciones
……………………….energía sola desde un
objeto sólido
maderos y detrás la cara el pie cruzado la sangre
o la mecedora viva de mujeres agachadas
.
desde esa conducción que tapa la desnudez
está viva la creencia en la toma de decisiones
.
….va hacia el agua una línea introductoria a partir de vasijas
pañuelos y fortificaciones
.
cierta lealtad desliza si el verde asombra
.
para alguien debe ser el dolor del arte en la simplificación incluso
piernas por encima del rostro más allá senos voluptuosos y pieles
cada iconografía importa secuencias de objetos en la mente
y afecta la idea bella al alcanzar lo que va impuesto en las creencias
reales si buscamos representar
o hacer extenso
estigmas antes de la llegada de un laberinto de cuidar oscuridades
sale
lucharán por salir de la interpretación detrás de los ladrillos rojos
cuando las condiciones todavía expresan amabilidad de víctimas
y entre la conducción
…………………..tienta el pensamiento de abrir atrás el cuerpo
del salvador
de condición y seducción dispuestos porque ese rostro
es de un hombre castrado
.
vuela a decir prostitución de los condicionales
.
ese hombre lo amó no hubo traición
.
se expande una historia de tapar el recuerdo de una palabra
.
vivieron desorientados donde pudieron escribir procesos raciales
entre niebla integridad en dos dimensiones
la visión de los negros propaga
.
veo
empuje de palanca con espátula
……………………………barcos
un paisaje
zoológico
…………………………….los zorros negros
una bandada de gorriones picoteando el suelo del recinto
……………….o sus piedras blancas
………………una coincidencia de nuestro tiempo se parece a una
necesidad de nuestro pasado
.
experiencia de una pasión
sale eleva en especial dolor
y debajo crisantemos en la opacidad del celeste claro
destacar los ceramios con puntos al interior
.
vivo una adhesión al misterio de líneas y del lenguaje de voluntad
casi primera antes de dar forma a la historia
.
ese sol arriba protege un ejercicio de suficiencia religiosa
no de ideología partida para llevar a cabo agonías que nos separan
.
como quiera que el fresco revuelve miradas
y se inclina hacia nosotros al dar la vuelta
.
de tanta acumulación de fondo sin física o ciencia que la resuelva
el punto de las piernas abiertas
y del hombre encima
.
todavía nuestra historia da para más

.

Willy Gómez Migliaro. Perú, 1968. Considerado uno de los poetas más importantes del Perú e Hispanoamérica de las últimas décadas, Migliaro ha dirigido las revistas de poesía Polvo enamorado (1990-1992) y Tokapus (1993-1996). Así mismo ha publicado los libros de poesía Etérea (2002), Nada como los campos (2003), La breve eternidad de Raymundo Nóvak (2005), Moridor (2010), Construcción civil (2013), Nuevas Batallas (2013), Poemas 1993-2003 (2015) y Pintura Roja (2016). Su obra ha sido difundida en diferentes antologías de poesía internacionales y en 2015 fue merecedor del premio hispanoamericano de poesía Festival de la Lira.

Contenido relacionado

POESIA

De barro

Ernesto Cañizalez

Archivo

introduzca su búsqueda