Roberto Valdivia

Inéditos

 

tilsa otta

ojalá todos pudiéramos bailar
ojalá todos pudiéramos ir a comprar el pan cantando
y si aprendiéramos a bailar y silbar al mismo tiempo
que cantamos esto
por las calles del centro subiendo y bajando
podríamos crear un planeta cada fin de semana
pintarlo de guinda y ponerle un nombre gracioso pero
no te vayas, la historia comienza en la siguiente línea
chica neón frente a un bar en el toque de queda
con la belleza amarga sentada sobre las piernas
y ella le dice ‹cállate cállate que quiero cantar›
mientras un ministerio vuela en pedazos al lado
ojalá todos pudiéramos decir nuestra vida en una tonada
tonta o en una balada con un piano de fondo
ojalá todos pudiéramos hablar como si fuéramos una luz
en las pestañas de los que pintan
una manada de cerdos que vuelan
en el cielo

mamá,
mamá quiero ser como tilsa otta
mamá quiero ser el poster
en el cuarto del solitario
mamá quiero ser el escolar soñando con los ojos abiertos
dibujando bigotes
al profesor de lengua
mamá quiero tener una rave en el cráneo
quiero llevar una guitarra tatuada en la espalda
y tener las iris de un color gemelo
mamá quiero ser como tilsa otta
y que los niños lleven a todos lados mi corazón
dentro de un cofre rosado

¿por qué esto tendría que cambiar el gobierno?
¿por qué esto tendría que ejecutar el mal
en una plaza pública?
(quiero bailar en una plaza pública)
¿por qué hay un señor del cual nunca he oído
intentando cortar los cables de mi radio con un alicate
mirándome a los ojos y poniendo el índice en el cuello?
yo nunca he bailado para matar
y dudo que lo haga ahora
que solo quiero saltar y moverme hasta perder mi forma
no por miedo sino por chiste
cerrando los ojos para ser una bomba
que se abre en dos como un huevo
mamá quiero ser
como tilsa otta
mamá quiero caminar en la madrugada sin medias
mamá quiero besar a los 15
y escribir diarios con los besos
mamá quiero subir a un bus sin pasaje
y bajar donde el cobrador decida
mamá quiero ser como tilsa otta
y grabar bandas con una cámara chiquita
quiero vivir sobre una caja musical
bailando pop de los 8os
mamá no quiero ir al colegio nunca
pero quiero inflar mi corazón tanto
que los niños lo lleven a todos lados
dentro de un cofre rosado

:

:

:

:

:

poema esperanzador para issa anaya

sé que lo más sencillo es observar las cabezas de las personas
como paletas que usan los jueces en los concursos de baile
y esperar que volteen con dieces junto a un público que te recuerde con cada aplauso
la belleza de tus movimientos
pero voy a decirte una verdad como una pantalla de reality
ninguno de nosotros es el mejor poeta de la tierra
ni siquiera de este país, nadie lo es
no existen cosas  como el mejor arquitecto o el mejor guionista de comedias
solo un loco le pondría laureles a alguien por una actividad que realiza durante ocho horas
la vida es una multitud de acciones que se pierden entre la opinión de la gente
los mejores cantantes son insultados por los más jóvenes
y las coronas de laurel se pudren y deben ser recicladas
el mejor hombre sobre la tierra simplemente no ha nacido
pero en cambio hay mujeres conduciendo aviones en medio de la neblina del atlántico que sonríen
entre esas nubes
hay adolescentes que se extirpan una espina de un lugar del brazo en  medio de un parque
hay una joven que  apenas sospecha que su sola presencia
contiene la belleza de todo lo probable
cuando un anciano que pasa la mira
(tú podrías ser esa joven
lo eres
de hecho, de eso se trata el poema)
todo lo que sucederá permanece adelante
pero eso no significa que empieces a caminar con zancos
olvídate de cada aplauso
ninguno te hará andar mejor
y no los vas a oír
no porque nadie haya comprado una entrada a tu función
es que no hubo público ni palco
y nunca hubieron paletas ni jueces
quítate las zapatillas
no necesitas correr, ya estás en la meta

:

:

:

:

:

Steve Jobs

Steve Jobs descalzo en el campus de Reed College debajo de un árbol de manzanas
Steve Jobs caminando ocho kilómetros al templo Hare Krishna para recibir el único almuerzo
decente de la semana
Steve Jobs en el piso de un amigo más adinerado abrazando una chica más adinerada y escuchando
una voz como la señal de una radio universitaria
Steve
Steve
Steve Jobs en la India como una extensión de las tardes de «no hacer nada» y «perder el tiempo» en
Reed College
Steve Jobs mintiéndole a sus padres  sobre el estado real de su educación universitaria
Steve Jobs recordando que sus padres adoptivos dudaron en firmar los papeles al saber que sus
verdaderos padres no habían ido a la universidad ni habían acabado el colegio
Steve Jobs en una clase de caligrafía sin haberse matriculado
Steve Jobs en el garaje a solas con un papel y un lápiz y un foco de 50 watts
Steve Jobs diciéndole a Woz  (que eres tú) la configuración idónea de una nueva máquina capaz de
conectarlos a todos
Steve Jobs yendo a toda velocidad en todo momento y a todas partes
Steve Jobs estacionándose en un espacio reservado para discapacitados
Steve Jobs Asteroide
Steve Jobs bala
Steve Jobs y la manzana de Alan Turing
Steve Jobs diciéndote
No tiene sentido que una tecnología de este tipo
Viva restringida al reino de técnicos y académicos
No tiene sentido que una tecnología viva
En un cementerio de críticos y que las presentaciones
Estén llenas de nerds y universitarios pretenciosos
Voy a ponerle un rostro sonriente a esta máquina
Voy a ponerle un rostro sonriente a esta máquina mientras te dice «hola»
Voy a poner esta máquina en tu casa en tu alfombra en tu sala en tu lengua
Voy a seducir y acampar sobre tu jardín de ideología
Steve Jobs versus la IBM
Steve Jobs diciéndote que 1984 no será como 1984
Steve Jobs haciendo que 1984  no sea como 1984
Steve Jobs en la mesa directiva de Apple bajo la lluvia
Steve Jobs diciéndoles
«estoy seguro estoy bien
Nunca me he equivocado
Todos estarán conmigo
Dentro de 5 años»
Steve Jobs saliendo por la puerta trasera de la empresa que fundó despedido por personas que nunca
almorzaron en un templo Hare Krishna o escribieron en un cuarto a solas un diario con las cosas
que soñaban
Steve Jobs en Plutón
Steve Jobs y la posibilidad que el 33 por ciento de norteamericanos sea el padre de su hija
Steve Jobs frente a la baja autoestima
Steve Jobs frente a un espejo que grita «Por qué rayos estás aquí?»
Steve Jobs y el miedo al rechazo, común en los hijos adoptivos en cualquier continente
Steve Jobs y NeXT
Steve Jobs y los deseos de acabarlo todo y sin embargo seguir por alguna razón ilegible
Steve Jobs y Bill Gates millonario
Steve Jobs y Windows
Steve Jobs y perder
Steve Jobs y no perder de verdad
Steve Jobs,
Soy Bill
Tengo a todos de mi lado
Cómo vas a levantarte de lo que has hecho?
Y tu hija Lisa
Te ama cuando dibuja en un prototipo de computador fracasado y obsoleto?
Steve?
Steve?
Steve?
Steve Jobs despidiendo públicamente a sus nuevos empleados
Steve Jobs rogándole a sus empleados no irse a empresas con un trato más «sostenible» como
Hewlett Paker o Microsoft
Steve Jobs y una interfaz gráfica que todos han robado
Steve Jobs y lo primero de lo que sea en el campo específico en el cual se desarrolle
Steve Jobs y Toy Story
Steve Jobs de nuevo
Steve Jobs acariciando la copa mundial y diciendo «He venido a vender un producto llamado
fútbol»
Steve Jobs frente a un tanque en la plaza Tian’anmen
Steve Jobs subiendo a ese tanque y disparando al corazón de Karl Marx frente a las cámaras de la
CNN
Steve Jobs expulsando a los académicos del templo
Steve Jobs en un cuarto frente a un reloj contando solamente las horas
Steve Jobs tocando una guitarra eléctrica en un concierto de folk dentro de tu bolsillo
Steve Jobs porque tiene que entretener
Steve Jobs porque tiene que decirte algo tiene que ser un oh
Dios mío este soy yo  he vivido esto he sentido esto no estoy solo sobre este planeta
Así que lo llevaré en todas partes
Así que lo tendré impreso en mi corazón
Sí, corazón
Steve
Steve
Steve Jobs en una conferencia sobre la vida y la muerte
Steve Jobs en una conferencia sobre la vida y la muerte interferida por manifestantes que reclaman
productos que no se rompan al caer
Y como yo no he inventado la gravedad
Voy hablar solo con lo que he hecho
Si acabara haciendo todas las cosas que quieres acabaría haciendo nada
Si acabara haciendo todas las cosas que quieres acabarías por darte cuenta que no quieres hacer
nada
No llores porque ni siquiera lo intentaste
Todas las películas merecen un sonido de fondo
Y el trabajo es tuyo
Steve Jobs con el dedo en una carretera con 0 personas en los próximos 7 kilómetros
Steve Jobs llamando a Lisa desesperadamente una mañana de sol
(la mañana del 11 de Septiembre)
Steve Jobs con un papel doblado en cuatro con una carta de disculpas
Steve Jobs llorando sin saber que hacer frente al amor porque el amor se va y el amor de una hija es
importante
Steve Jobs
Estoy hecho de manera defectuosa
No hay perfección no hay belleza
Sino la belleza de hacer cosas
Steve Jobs y la muerte
Steve Jobs y la muerte y las últimas palabras
Steve Jobs y el primer amor
Steve Jobs frente a los halagos diciéndote que nada basta en verdad nada nunca fue suficiente
Steve Jobs en tus oídos diciéndote «Hazlo»
Steve Jobs y Bill Gates abucheado
Steve Jobs y tu dedo
Steve Jobs y el mejor invento de la vida
Steve Jobs y jóvenes tan jóvenes
Que tendrán que devorarte
Que tendrán que devorarme
Pero dime si luego de la cena vas a seguir hambriento
Pero dime si luego de la cena vas a seguir alocado y mirando el horizonte como un pez el mar
Pero dime si luego de la cena vas a construir una máquina adelantada 5 años a todas las máquinas
parecidas en el mundo
Pero dime si eres mejor mucho mejor que todos y vas a cambiar todo lo que he hecho
Steve Jobs murió
Y yo nací con él
Steve Jobs vivió
Y yo nací con él
Sube estos escalones y mira lo que ha hecho
Sube estos escalones y mira lo que he hecho
Pero no te atrevas a subir si no vas a hablar
Pero no te atrevas a subir si no tienes idea sobre qué decir
Entonces solo aúlla
Sorprendido como los necios:
OH WOW
OH WOW
OH WOW.

:

:

:

:

:

 

Roberto Valdivia. Lima, Perú, 1995. Ha publicado los poemarios [MP3]. (2014) y el proyecto virtual Salinger (www.salingerpoesia.tumblr.com), del cual este año se publico la selección EP (Poemas de Salinger) por Ediciones Liliputienses. Es miembro fundador del colectivo Sub 25, donde también es encargado de su línea editorial.

Los textos inéditos del poeta Roberto Valdivia fueron enviados a nuestra redacción por nuestra colaboradora Diana Moncada para su publicación en la sección poesía de nuestra edicción web.

Contenido relacionado

POESIA

De barro

Ernesto Cañizalez

Archivo

introduzca su búsqueda