Sarah Kirsch

Trad. Geraldine Gutiérrez-Wienken

:

:

:

:

Espresso

¿Dónde está el azúcar la leche? – ¿no hay
Nada preparado aquí? Después de dos meses
Uno regresa y nada
Está en orden. ¿Dónde están
Orión la medialuna el búho? ¿Por qué
Se rompió la pata
El gato viejo?

:

:

De: Sarah Kirsch: Bodenlos. Deutsche Verlags-Anstalt, Stuttgart 1996.

:

:

:

:

:

:

Alforja

Tuve que aprender muchos conjuros
Con suma audacia en el bosque prusiano
Garabatear pentagramas el pequeño país
Abandonar de noche bajo la niebla a los reyes también
Y ser libre de nuevo.
Los cazadores, los afanosos guardianes de pasadizos
A cargo de la vigilancia. Me aguantan así
Hoy y mañana detrás de la cerca.

No tengo intención de morir de nostalgia.
Tengo imágenes indisolubles en mi cabeza
Aclaran los oscuros. Puedo sentarme en Palermo
Y sin embargo, caminar por los campos de Mecklenburg
Por el rastrojo amarillo el campesino me agita el sombrero.
Las golondrinas planean frente a la ventana
Sombras familiares, me encuentran
Dondequiera que esté y sin desesperación.

:

:

:

:

:

: 

Aleteo

Pienso que mi nueva edad de piedra
Ha llegado a su final. Lanzo el hacha
De mano hacia un lado, sin cuidado. Tomo
Nota con una elegante pluma de bronce
Del extraño camino de la vida
Sobrevolado por mi misma y por las nubes
Regias y una temblorosa garza
Gris que en este instante
Está bajando para que
El paisaje se complete

:

:

:

:

:

:

Pantano

Primero salto sobre las fosas
Las enaguas de seda deslumbran
En el agua parda el viento me lleva
De cepellón en cepellón en círculos
De hierba roja aplastada
De los charcos suben las burbujas
El musgo verde lustroso los alisos
Se hunden jadeando quebrados
Hongos grasientos púlpitos de duende
Cubren los mástiles en revoloteo
El excremento de los animales salvajes
Brilla como una bala
El tronco decapitado partido por un rayo
Se interpone en mi camino
Suplicándome con los brazos abiertos
La rata que antes era mi casera
Corre delante de mí por el pavimento.

:

:

:

:

:

:

Granos negros

Por la tarde agarro un libro con la mano
Por la tarde me quito el libro de la mano
Por la tarde me acuerdo de que estamos en guerra
Por la tarde me olvido de cualquier guerra
Por la tarde muelo café
Por la tarde empujo el café molido
Hacia atrás apelmazo hermosos
Granos negros
Por la tarde me visto me desvisto
Primero me maquillo luego me lavo
Cantando yo soy muda

:

: 

De: Sarah Kirsch: Sämtliche Gedichte. Deutsche Verlags-Anstalt, München. 2005.

:

:

:

Sarah Kirsch (Ingrid Hella Irmelinde Bernstein) nace en Limlingerode, Kreis Nordhausen en 1935. Desde muy temprano demuestra su interés por la naturaleza. Hace prácticas como aprendiz forestal. Estudia biología en la Universidad de Halle. Trabaja en una fábrica de azúcar. En 1958 se casa con el poeta Rainer Kirsch del que se divorcia luego de ocho años. Se muda a Berlín, tiene un hijo. Trabaja como periodista y traductora. En 1960 aparecen sus primeros poemas bajo el pseudónimo Sarah como señal de protesta en contra de la shoá y del antisemitismo de su padre, recientemente fallecido. Publicó numerosos poemarios: Landaufenthalt (1967), Rückenwind (1976), Katzenleben (1984), Bodenlos (1996) y fue reconocida con los Premio Hölderlin de la ciudad Bad Homburg, Premio Droste-Hülshoff, el premio de la ciudad de Mainz, entre muchos otros. Muere en 2013 en Heide (Holstein).

Geraldine Gutiérrez-Wienken. Venezuela, 1966. Poeta, traductora y editora. Odontóloga por la Universidad Central de Venezuela. Doctora en Filología Alemana y Magister en Ciencias de la Literatura y Sociología por la Universidad Heidelberg, Alemania. Fundadora de “hochroth Heidelberg”, editorial consagrada a la traducción y publicación de poesía de España y América Latina en alemán. Entre sus más recientes publicaciones podemos mencionar: Hilde Domin: Canciones para dar aliento (Llantén, 2018) y Rafael Cadenas: Klagelieder im Gepäck. Gedichte (parasitenpresse, 2018. Co-traducción con Marcus Roloff).

La obra que ilustra este post está basada en la Magnolia realizada por el artista venezolano Víctor Contreras Rivas, serie La Dictadura del like.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

introduzca su búsqueda