The Scripture of the Golden Eternity

Trad. Nicolás López-Pérez

:

:

Æ

:

:

J A C K    K E R O U A C

:

:

La escritura de la Eternidad Dorada

:

:

:

:

1

¿Creé yo ese cielo? Sí, porque si fuese algo más que un concepto en mi cabeza no habría dicho «cielo». Por eso es que yo soy la eternidad dorada. Aquí no hay dos, lector y escritor, sino uno, una eternidad dorada. Uno-que-es, uno-que-es-todo.

:

:

:

:

2

El Buda despertó para mostrarte el camino. El mesías escogido para morir en la degradación de la sentencia es la eternidad dorada. Uno que es lo que es, la eternidad dorada. O dios o el Tathagata, el nombre. O lo nombrado. El dios humano. La Divinidad Perceptiva. Lo Divino Animado. La Deificada. La verificada. La que es libre. La Libertadora. La Quieta. La Sentada. La establecida. La Eternidad Dorada. Todo es Bueno. La Vacía. La Preparada. La Quietísima. La Sentadísima. La Justificada. La Dichosa.

:

:

:

:

3

Ese cielo, si no se tratara de otra cosa que una ilusión de mi mente mortal no habría dicho «ese cielo». Entonces, yo creé ese cielo, yo soy la eternidad dorada. Yo soy la Eternidad Dorada Mortal.

:

:

:

:

4

Fui despertado para mostrar el camino. Escogido para morir en la degradación de la vida, porque soy la Eternidad Dorada Mortal.

:

:

:

:

5

Yo soy la eternidad dorada en una forma mortal animada.

:

:

:

:

6

Estrictamente hablando, no hay yo, porque todo es vacío. Soy vacío. Soy lo no-existente. Todo es dicha.

:

:

:

:

7

Esta ley verdadera no tiene más realidad que el mundo.

:

:

:

:

8

Tú eres la eternidad dorada, porque ahí no hay yo ni tú, solo una eternidad dorada.

:

:

:

:

9

El Realizador. En caso alguno entretiene la imaginación, porque la cosa es una no-cosa. Conocer esto es la Divinidad Humana.

:

:

:

:

10

Este mundo es la película de lo que es todo. Es una sola película, hecha de las mismas cosas de principio a fin, las cosas que pertenecen a nadie y que es todo lo que es.

:

:

:

:

11

Si todos no fuésemos la eternidad dorada no estaríamos aquí. Dado que estamos aquí no podemos evitar ser puros. Decirle a la gente que sea puro como el ángel castigador que castiga al malo y como el ángel recompensador que recompensa al bueno sería como decirle al agua que «sea mojada». Nada menos. Sin embargo, todas las cosas dependen de la realidad suprema, que está ya establecida como el registro del destino del Karma adquirido.

:

:

:

:

12

Dios no está afuera de nosotros sino que es nosotros, los vivos y los muertos, los que nunca vivieron y los que nunca murieron. Deberíamos aprender solo eso por ahora. Es la realidad suprema. Lo que ha estado escrito por largo tiempo en los archivos de la mente universal. Ya está hecho. No hay nada más que hacer.

:

:

:

:

13

Este es el conocimiento que mira la eternidad dorada en todas las cosas, que es nosotros, tú, yo y que no va más allá de nosotros, de ti y de mí.

:

:

:

:

14

¿Qué nombre daremos a lo que no tiene nombre, a la materia común y eterna de la mente? Si llamásemos a eso esencia, algunos pensarán que nos referimos al perfume, al oro o la miel. Ni siquiera es la mente. Tampoco es discutible ni algo que se pueda articular con palabras. Tampoco es algo sin final, en efecto no es algo misterioso o inexplicable al ser escrutado. Es lo que es. Es eso. Es esto. Podemos fácilmente llamar a la eternidad dorada «Eso». Sin embargo, ¿qué supone un nombre? preguntó Shakespeare. La eternidad dorada con otro nombre sería igual de dulce. Un Tathagata, un Dios, un Buda con otro nombre, un Alá, un Sri Krishna, un Coyote, un Brahma, un Mazda, un Mesías, un Amida, una Aremedeia, un Maitreya, un Palalakonuh, 1 2 3 4 5 6 7 8 serían igual de dulces. La eternidad dorada es X. La eternidad dorada es A. La eternidad dorada es △. La eternidad dorada es 〇. La eternidad dorada es ☐, la etenidad dorada es l-a-e-t-e-r-n-i-d-a-d-d-o-r-a-d-a. En el principio fue la palabra. Antes del principio, en la interminable infinitud sin principio era la esencia. Ambas cosas, la palabra «dios» y la esencia de esa palabra, están vacías. La forma del vacío que es vacío toma la forma de la forma. Es lo que ves, escuchas y sientes ahora mismo. Y lo que pruebas, hueles y piensas mientras lees esto. Espera un poco, cierra tus ojos, detén tu respiración por tres segundos, escucha el silencio interior del útero del mundo, deja que tus manos y que tus terminaciones nerviosas escurran, re-reconoce la dicha que olvidaste, el vacío y la esencia y el éxtasis de haber sido y de seguir siendo la eternidad dorada. Esta es la lección que olvidaste.

:

:

:

:

15

Hace mucho que la lección fue dictada en los sistemas del otro mundo que naturalmente se transforma en vacío y despertar. Y aquí estamos ahora, sonriendo en nuestra sonrisa y frunciendo el ceño en nuestro ceño. Eso es como si la eternidad dorada pretendiese sonreír y fruncirse el ceño a sí misma, como una ola en el suave océano del saber. El destino de la humanidad es desvanecerse en la eternidad dorada, regresar diluyéndose entre sus manos que no son manos. El ombligo recibirá, se invertirá y devolverá lo que ha dado en valor. El anillo de la carne se cerrará. Las personalidades de los héroes muertos del pasado son polvo en blanco.

:

:

:

:

16

Lo relevante es que estamos esperando, no cuán cómodos nos sentimos mientras lo hacemos. El hombre del paleolítico esperaba en cavernas la comprensión de por qué estaba ahí y cazaba. El hombre moderno espera en hogares embellecidos e intenta olvidar la muerte y el nacimiento. Estamos esperando por la comprensión, que es la eternidad dorada.

:

:

:

:

17

Vino a tiempo.

:

:

:

:

18

Hay una felicidad en la que se cree con seguridad. Y eso es todo lo que se somete al éxtasis eterno, ahora y por siempre.

:

:

:

:

19

Mamá Kali se devora a sí misma. Todas las cosas, no obstante, llegan para irse. Todas esas formas sagradas, que no se manifiestan, sin forma inclusive, auténticos cuerpos de éxtasis brillante de luz blanca, que permanecen en un trance, «en vacío y silencio», así como se señala en el pulidor de diamantes, solo consultado para que sea únicamente lo que es: ALEGRE.

:

:

:

:

20

La sonrisa secreta de dios en los árboles y las teteras, en cenizas y frondas, fuego y ladrillo, carne y esperanza mental humana. Todas las cosas, lejos de ansiar ser reunidas con dios, nunca se han abandonado a sí mismas y aquí están, Dharmakaya, el cuerpo de la ley verdadera, el universal todo esto.

:

:

:

:

21

«Más allá de la búsqueda del cambio y el miedo, más allá de toda prédica y culpa», la escritura Lankavatara sabe decir, él es quien es él en el tiempo y en el no-tiempo, en el ego y su ausencia, en el ser y en el no ser.

:

:

:

:

22

Mira fija y profundamente al mundo que te antecede como si fuera un vacío. Espíritus santos innumerables, formas de buda y dioses salvadores que se ocultan, sonriendo. Todos los átomos emitiendo luz dentro del oleaje. No existe separación personal entre ellos. Un colibrí puede entrar en una casa y un halcón no. Entonces descansa y siéntete a salvo. Mientras miras por la luz, repentinamente podrías ser devorado por la oscuridad y encontrar la luz verdadera.

:

:

:

:

23

Las cosas no se cansan de ir y venir. Las moscas terminan con las delicadas viandas.

:

:

:

:

24

La causa del dolor del mundo es el nacimiento. La cura del dolor del mundo es un palo torcido.

:

:

:

:

25

Aunque sea todo, estrictamente hablando, no hay eternidad dorada porque todo es nada: no hay cosas ni idas ni venidas: porque todo es vacío, y el vacío es estas formas, el vacío es este grupo de formas.

:

:

:

:

26

Todas estas mismidades ya han desaparecido. Einstein estableció que este universo presente es una burbuja en expansión, y ya sabes lo que eso significa.

:

:

:

:

27

Descarta esas categorías imaginarias de fenómenos como tu propio ser, tú, ser humano, eres una masa innumerable de motas solares: cada mota es un santuario. Al igual que con tu timidez de otros seres, así la mismidad como dividida en un número infinito de seres, o la mismidad identificada como una y la misma que existe eternamente. Sé atento y noble, sé generoso con tu tiempo, tu atención y tus posesiones, y sé amable, porque el vacío de este pequeño lugar de carne que llevas contigo y llamas tu alma, tu entidad, es el mismo vacío en todas las direcciones del espacio inconmensurable, el mismo, uno, y el vacío sagrado en todas partes: ¿por qué ser alguien pendiente de ti mismo y desprovisto de libertad, Hombre Dios, en tus sueños? Despierta, eres desinteresado y libre. «Consciente y erguida, su mente no se queda en ningún lugar», afirma Hui Neng de China. Todos estamos en el cielo ahora.

:

:

:

:

28

Los sueños más ruidosos tienen lugar en una mente perfectamente silenciosa. Ahora que sabemos esto, tira la balsa.

:

:

:

:

29

Eres tacaño y ruin, esos son los pecados verdaderos, y el pecado es solo una concepción de los nuestros, debido a la larga costumbre. Eres generoso y amable, esas son las virtudes verdaderas, y ellas son las únicas concepciones. La eternidad dorada descansa más allá del pecado y la virtud, no se apega a nada, está despegada, porque la eternidad dorada está Sola. El molde tiene vertientes, pero es el único molde. El campo tiene curvas, pero es el único campo. Todas las cosas son diferentes formas de la misma cosa. Yo lo llamo la eternidad dorada, ¿cómo lo llamas tú, hermano? Porque la bendición y el mérito de la virtud, y el castigo y el mal destino del pecado, son muchas palabras.

:

:

:

:

30

La sociabilidad es una gran sonrisa, y una gran sonrisa es nada sino dientes. Descansa y sé amable.

:

:

:

:

31

No hay necesidad de negar que esa cosa malvada llamada GOOGOOGOO, que no existe, así como no hay necesidad de negar esa cosa llamada Sexo y Renacimiento, que tampoco existe, ya que es una forma de vacío. La gota de semen proviene de una larga línea de naturalezas despertadas que fueron tus padres, una corriente sagrada, una sucesión de salvadores que brotan del útero del vacío oscuro y vuelven a él, una imaginación fantástica mágica del relámpago, del destello, de las obras, sueños, ni siquiera obras, sueños.

:

:

:

:

32

«El útero de la realidad exuberante», así lo llamó Ashvhaghosha, irradiando formas fuera del útero del vacío exuberante. En el vacío no hay Por qué, no hay conocimiento del Por qué, no hay ignorancia del Por qué, no hay preguntas ni respuestas del Por qué, y no hay significado pegado a esto.

:

:

:

:

33

Un hombre perturbado y asustado es como la eternidad dorada que finge experimentalmente sentir el estado de ánimo perturbado y asustado; un hombre tranquilo y alegre, es como la eternidad dorada que finge experimentar con esa experiencia; un hombre que experimenta su Ser Sensible, es como la eternidad dorada que finge probar eso también; un hombre que no tiene pensamientos, es como la eternidad dorada que finge ser ella misma; porque el vacío de todo no tiene principio ni fin y actualmente es infinito.

:

:

:

:

34

«El amor lo es todo», dijo Sainte Therese, eligiendo el Amor por su vocación y derramando su felicidad, desde su jardín junto a la puerta, con una sonrisa amable; derramando rosas en la tierra para que el mendigo en el rayo recibiera de la ofrenda interminable de su vacío oscuro. El hombre se vuelve mendigo en la nada. «La ignorancia es el padre, la energía cotidiana es la madre». Los opuestos no son iguales por la misma razón que son iguales.

:

:

:

:

35

Las palabras «átomos de polvo» y «los grandes universos» son solo palabras. La idea que implican es solo una idea. La creencia de que vivimos aquí en esta existencia, divididos en varios seres, pasando comida dentro y fuera de nosotros mismos, y desechando cáscaras de cuerpos una tras otra sin cesar y sin discriminación definida o particular, es solo una idea. El asiento de nuestra Inteligencia Inmortal se puede ver en esa luz palpitante entre los ojos del Ojo de la Sabiduría de los antiguos: sabemos lo que estamos haciendo: no estamos perturbados: porque somos como la eternidad dorada que finge jugar a una partida de cartas mágica y hacer creer que eso es real, que es un gran sueño, un éxtasis alegre de palabras, ideas y carne, una flor etérea que despliega un pliegue, una película, un exuberante montón de líneas que delimitan el vacío, el útero de Avalokitesvara, un vasto silencio secreto, una primavera en el vacío, dioses felices jóvenes hablando y bebiendo en una nube. Nuestros 32.000 chilicosmos llevan todas las marcas de excelencia. Una luz cegadora lechosa llena nuestra noche; y la mañana es cristalina.

:

:

:

:

36

Dale un regalo a tu hermano, aunque no hay ningún regalo para comparar con la seguridad de que él es la eternidad dorada. La verdadera comprensión de esto traería lágrimas a tus ojos. La otra orilla está aquí, perdona y olvida, protege y tranquiliza. Tus torturadores serán purificados. Levanta tu mano de diamantes. Ten fe y espera. El curso de tus días es un río retumbando sobre tu espalda empedrada. Estás sentado en el fondo del mundo con una cabeza de hierro. La religión es tu corazón triste. Eres la eternidad dorada y debes hacerlo tú. Y significa una cosa: nada sucedió nunca. Esta es la eternidad dorada.

:

:

:

:

37

Cuando el Príncipe de Kalinga separó la carne de las extremidades y el cuerpo de Buda, incluso entonces el Buda estaba libre de ideas tales como su propio yo, otro yo, seres vivos divididos en muchos seres, o seres vivos unidos e identificados en un ser eterno. La eternidad dorada no es «yo». Antes de que puedas saber qué estás soñando, te despertarás, Atman. Si Buda, El Despierto, hubiera apreciado cualquiera de estos juicios imaginarios sobre las cosas, habría caído en la impaciencia y en el odio en su sufrimiento. En cambio, como Jesús en la Cruz, vio la luz y murió amable, amando a todos los seres vivos.

:

:

:

:

38

El mundo salió de una brizna de hierba: el mundo salió de una mente. El cielo salió de una brizna de hierba: el cielo salió de una mente. Ninguno de los dos te hará muy bien, tampoco te harán mucho daño. El oriental imperturbado es la eternidad dorada.

:

:

:

:

39

Se le llama Yogui, se le llama Sacerdote, Ministro, Brahmán, Parróco, Capellán, Roshi, Laoshi, Maestro, Patriarca, Papa, Comisario Espiritual, Consejero y Asesor, un Bodhisattva-Mahasattva, un anciano, un santo, un chamán, un líder, que no piensa en sí mismo como algo separado de otro yo, ni superior ni inferior, sin etapas y sin logros definidos, sin estigmas misteriosos o santidad secreta, sin conocimiento oscuro y salvaje ni ninguna autoridad venerable, ni siquiera un sabio risueño que sale de la cocina con una escoba. Después de la cena, un humo silencioso. Porque no hay una enseñanza definida: el mundo es indisciplinado. La naturaleza sin fin en todas las direcciones hacia adentro de su cuerpo y hacia afuera en el espacio.

:

:

:

:

40

Medita al aire libre. Los árboles oscuros en la noche no son realmente los árboles oscuros en la noche, es solo la eternidad dorada.

:

:

:

:

41

Un mosquito tan grande como el Monte Everest es mucho más grande de lo que piensas: el casco de un caballo es más delicado de lo que parece. Un altar consagrado a la eternidad dorada, lleno de rosas, lotos y diamantes, es la celda del humilde prisionero, la celda tan fría y triste. Boecio besó la Túnica de la Verdad Madre en una mazmorra romana.

:

:

:

:

42

¿Crees que el vacío del cielo alguna vez se desmoronará? Todo niño pequeño sabe que todos irán al cielo. Saber que nunca pasó nada no es realmente saber que nunca pasó nada, es la eternidad dorada. En otras palabras, nada puede compararse con decirle a tu hermano y a tu hermana que lo que sucedió, lo que está sucediendo y lo que sucederá, nunca sucedió realmente, no está sucediendo realmente y nunca sucederá, es solo la eternidad dorada. Nada nació, nada morirá jamás. De hecho, ni siquiera sucedió que escuchaste sobre la eternidad dorada a través de la lectura accidental de esta escritura. La cosa es fácilmente falsa. No hay advertencias provenientes de la eternidad dorada: haz lo que quieras.

:

:

:

:

43

Incluso en los sueños, sé amable, porque de todos modos no hay tiempo, ni espacio, ni mente. «No todo ha nacido», dijo Bankei de Japón, cuya madre escuchó que su hijo hizo lo que llamamos «murió feliz». E incluso si ella hubiera muerto infeliz, morir infeliz no es realmente morir infeliz, es la eternidad dorada. Es imposible existir, es imposible ser perseguido, es imposible perder tu recompensa.

:

:

:

:

44

Ochocientas cuatro mil miríadas de Despertados a lo largo de innumerables remolinos de épocas aparecieron para trabajar duro y salvar un grano de arena, y eran solo la eternidad dorada. Y su recompensa combinada no será ni mayor ni menor que la que ganará un pedazo de mojón seco. Es una recompensa más allá del pensamiento.

:

:

:

:

45

Cuando hayas entendido esta escritura, bótala. Si no puedes entender esta escritura, bótala. Insisto en tu libertad.

:

:

:

:

46

Oh Eternidad sempiterna, todas las cosas y todas las leyes de la verdad no son nada, de tres maneras, que son la misma manera: COMO LAS COSAS DEL TIEMPO no existen porque no hay un átomo más lejano que pueda ser encontrado, pesado o captado, es el vacío de principio a fin, materia y espacio vacío también. Como LAS COSAS DE LA MENTE no existen, porque la mente que las concibe y las crea, viendo, oyendo, tocando, oliendo, saboreando y notando mentalmente. Sin esta mente no serían vistas ni escuchadas ni sentidas ni olidas ni probadas ni reportadas mentalmente, son discriminadas por lo que no son necesariamente por juicios imaginarios de la mente, en realidad dependen de la mente que las distingue, por sí mismas no son cosas, son realmente mentales, vistas solo por la mente, son visiones realmente vacías de la mente, el cielo es una visión, todo es una visión. ¿Qué significa que estoy en este universo infinito pensando que soy un hombre sentado bajo las estrellas en la terraza de la tierra, pero de hecho estoy vacío y despierto en todo el vacío y la vigilia de todo? Significa que estoy vacío y despierto, sabiendo que estoy vacío y despierto, y que no hay diferencia entre mí y cualquier otra cosa. Significa que he alcanzado todo lo que es.

:

:

:

:

47

«El-Que-Alcanza-A-Ser-Lo-Que-Todo-Es», el Tathagata sánscrito, no tiene ideas, aunque permanece en esencia idéntico a la esencia de todas las cosas, que es lo que es, en el vacío y el silencio. El significado imaginario extendido para hacer montañas y, en lo que respecta al germen, se estiró aún más para formar colinas. Un millón de almas cayeron al infierno, pero nadie las vio ni las contó. Mucha gente grande no es realmente mucha gente grande, solo es la eternidad dorada. Cuando San Francisco se fue al cielo, no se sumó al cielo ni le quitó la tierra. Localiza el silencio, posee espacio, encuentra el ego.

«Desde el principio», dijo el Sexto Patriarca de la Escuela China, «nada es».

:

:

:

:

48

El que ama toda la vida con su piedad e inteligencia no es realmente el que ama toda la vida con su piedad e inteligencia, es natural. El universo es completamente conocido porque se ignora. La iluminación llega cuando no te importa. Este es un buen muñón de árbol en el que estoy sentado. Ni siquiera puedes comprender tu propio dolor y mucho menos tu recompensa eterna. Te amo porque eres yo. Te amo porque no hay nada más que hacer. Es solo la eternidad dorada natural.

:

:

:

:

49

¿Qué significa que esos árboles y montañas son mágicos e irreales? Significa que esos árboles y montañas son mágicos e irreales. ¿Qué significa que esos árboles y montañas no son mágicos sino reales? Significa que esos árboles y montañas no son mágicos sino reales. Los hombres solo están haciendo juicios imaginarios en ambos sentidos, y todo el tiempo es la misma eternidad dorada natural.

:

:

:

:

50

Si la eternidad dorada fuera algo más que simples palabras, no podrías haber dicho «eternidad dorada». Esto significa que las palabras se usan para señalar la infinita nada de la realidad. Si la infinita nada de la realidad fuera algo más que simples palabras, no podrías haber dicho «infinita nada de la realidad», no podrías haberlo dicho. Esto significa que la eternidad dorada está fuera de nuestro alcance de la palabra, se niega firmemente a ser descrita, se escapa de nosotros y nos lleva hacia dentro. El nombre no es realmente el nombre. De la misma manera, no podrías haber dicho «este mundo» si este mundo fuese algo más que simples palabras. No hay nada más que eso. Hace tiempo que saben que no hay nada en la vida, solo se vive. Es Lo Que Es Y Eso Es Todo Lo Que Es.

:

:

:

:

51

No hay sistema de enseñanza ni recompensa por enseñar la eternidad dorada, porque no ha pasado nada. En la eternidad dorada, la enseñanza y la recompensa no han desaparecido ni mucho menos aparecieron. La eternidad dorada ni siquiera tiene que ser perfecta. Es muy tonto de mi parte hablar de eso. Lo hablo simplemente porque aquí estoy soñando que lo hablo en un sueño que ya terminó, hace mucho tiempo, del que ya estoy despierto, y que era solo un sueño vacío, de hecho es nada, de hecho nada sucedió en absoluto. La belleza de alcanzar la eternidad dorada es que, por fin, no se conseguirá nada.

:

:

:

:

52

Amabilidad y simpatía, entendimiento y ánimo, estos otorgan. Son mejores que solo obsequios y regalos: no hay razón en el mundo del por qué no. De todos modos, sé amable. Recuerda que la eternidad dorada eres tú mismo. «Si alguien simplemente practica la bondad», dijo Gotama a Subhuti, «pronto alcanzará la más alta sabiduría perfecta». Luego agregó: «La amabilidad, después de todo, es solo una palabra y debe hacerse en el acto sin pensar en la amabilidad». Al practicar la bondad con todos, pronto entrarás en el trance sagrado. Las infinitas distinciones de personalidades se convertirán en lo que realmente son en el misterio; nuestra dicha común y eterna, la pureza de todo para siempre, la gran esencia brillante de la mente, aún y una sola cosa en todas partes, el amor lechoso santo y eterno, la luz blanca en todas partes, la felicidad vacía, svaha, brillante, lista y despierta, la compasión en el sonido del silencio, la trillonaria multitud de miríadas que eres tú.

:

:

:

:

53

Todo está bien, la forma es el vacío y el vacío es la forma, y ​​estamos aquí para siempre, de una forma u otra, que es vacía. Todo está bien, no estamos aquí, ni allí ni en ningún lado. Todo está bien, los gatos duermen.

:

:

:

:

54

La esencia eterna y tranquila, mira a tu alrededor y ve la esencia que sonríe por todas partes. Cuán astuto fue hecho el mundo, Maya, ni siquiera hecho.

:

:

:

:

55

Ahí está el mundo a la luz del día. Si estuviera completamente oscuro, no lo verías, pero aún estaría allí. Si cierras los ojos, ves realmente lo que es: un misterioso vacío lleno de partículas. En la luna, los grandes mosquitos de paja saben esto en la bondad de sus corazones. En verdad, todo es irreconociblemente dulce. No te preocupes por nada.

:

:

:

:

56

Los juicios imaginarios sobre las cosas, en el vacío maravilloso de Nada Sucedió, ni siquiera tienes que rechazarlos ni mucho menos aceptarlos. «Esto parece un árbol, llamémoslo árbol», dijo Coyote al Creador en el principio, y caminaron alrededor de la fuente de las raíces palmoteando sus barrigas.

:

:

:

:

57

Perfectamente desinteresada, en su belleza, la mariposa no lo toma como un logro personal, simplemente desaparece entre los árboles. Tú también, amable, humilde y ni siquiera aquí, no estabas de mal humor cuando viste la luz que pertenece a todos.

:

:

:

:

58

Mira tu dedo meñique, el vacío no es diferente al vacío del infinito.

:

:

:

:

59

Los gatos bostezan porque se dan cuenta de que no hay nada que hacer.

:

:

:

:

60

Arriba en el cielo no recordarás todos estos trucos tuyos. Ni siquiera suspirarás «¿Por qué?» Ya sea como polvo atómico o como las grandes ciudades, ¿cuál es la diferencia en todo esto? Un árbol sigue siendo solo una fuente de raíces. El rostro torcido del puma continúa mirando el cielo azul con ojos ciegos, ¡ah, dulce paraíso divino e indescriptible y verdoso plantado en medio del aire! Caitanya, solo es la conciencia. No con los pensamientos de tu mente, sino por las dulces creencias de tu corazón, abres el enlace y abres la puerta dorada y desapareces en la pieza brillante, el éxtasis sempiterno, el eterno Ahora. Soldado, ¡sígueme! – Nunca hubo una guerra. ¡Arjuna, no pelees! – ¿Por qué pelear contra nada? Bendice y siéntate.

:

:

:

:

61

Recuerdo que se supone que soy un hombre y una conciencia y enfoco mis ojos y la impresión vuelve a aparecer y las palabras del pobre libro dicen: «El mundo, tal como Dios lo ha creado» y no hay palabras en mi piedad. De corazón para expresar la belleza desconocida del trance que había antes de leer esas palabras, no tenía idea de que había un mundo.

:

:

:

:

62

Este mundo no tiene marcas, signos o evidencia de existencia, ni los ruidos en él, como el accidente del viento o las voces o los animales que rebuznan, sin embargo, oye atentamente la quietud eterna del silencio que continúa durante todo esto, y ha estado resonando, y seguirá y seguirá. Esto se debe a que el mundo no es más que un sueño y solo se piensa en él y la eternidad sempiterna no le presta atención. Por la noche, bajo la luna, o en una pieza tranquila, quédate callado, la música secreta del No nacido sigue y sigue, más allá de la concepción, despierta más allá de la existencia. Hablando correctamente, despierta no es realmente despierta, porque la eternidad dorada nunca se durmió: se nota por el sonido constante del Silencio que atraviesa este mundo como un diamante mágico a través del truco de tu no darte cuenta de que tu mente creó el mundo.

:

:

:

:

63

El dios de la meseta indio americana era Coyote. Él dice: «¡Tierra! Esos seres que viven en tu superficie, ninguno de ellos desaparecerá, todos serán transformados. Cuando les haya hablado, cuando me hayan hablado a mí, desde ese momento, sus palabras y sus cuerpos que utilizaban habitualmente para moverse, cambiarán. No los habré oído».

:

:

:

:

64

Estaba oliendo flores en el patio, y cuando me puse de pie respiré hondo y la sangre se precipitó a mi cerebro y me desperté muerto de espaldas en el pasto. Aparentemente me había desmayado, o muerto, durante unos sesenta segundos. Mi vecino me vio, pero pensó que de repente me había tirado al pasto para disfrutar del sol. Durante ese eterno momento de inconsciencia, vi la eternidad dorada. Vi el cielo. En él no había pasado nada, los eventos de hace un millón de años eran tan fantasmales e ingratos como los eventos de ahora o los eventos de los próximos diez minutos. Era perfecto, la soledad dorada, el vacío dorado, esto o aquello, algo humilde con certeza. Había un anillo de silencio entusiasta que permanecía perfectamente. No se trataba de estar vivo o no estar vivo, de gustos y disgustos, de cerca o de lejos, no se trata de dar o agradecer, no se trata de misericordia o juicio, o de sufrimiento o su opuesto ni nada. Era el útero mismo, la soledad, el alaya vijnana, la tienda universal, el Gran Tesoro Libre, la Gran Victoria, la completitud infinita, la alegre y misteriosa esencia del Orden. Parecía una sonrisa sonriente, una adoración adorable, una caridad amable y adorable, una seguridad eterna, una tarde refrescante, rosas, cenizas de oro inmateriales brillantes infinitas, la Edad de Oro. Lo «dorado» vino del sol a mis párpados, y la «eternidad» de mi súbita comprensión instantánea al despertarme de que había estado en donde todo venía y en donde todo iba, el sempiterno Entonces, y nunca yendo ni viniendo. Por eso lo llamo la eternidad dorada, pero puedes llamarlo como quieras. A medida que recuperé la conciencia, sentí tanta pena que tuve un cuerpo y una mente y de repente me di cuenta de que ni siquiera tenía un cuerpo y una mente y que nada había sucedido y que todo está bien por siempre, por siempre y para siempre. Oh gracias gracias gracias.

:

:

:

:

65

Esta es la primera enseñanza de la eternidad dorada.

:

:

:

:

66

La segunda enseñanza de la eternidad dorada es que nunca hubo una primera enseñanza de la eternidad dorada. Asegúrate de eso.

:

:

:

:

:

Jack Kerouac. Lowell, Estados Unidos, 1922 – Florida, Estados Unidos, 1969. Escritor estadounidense. Publicó novelas, poesía, ensayos. Sus libros On the Road (1957), The Subterraneans (1958) y The Dharma Bums (1958) lo han posicionado como uno de los narradores más importantes del siglo XX en Estados Unidos. Desde sus trabajos se tiene un testimonio de la generación beat que agrupó a otros escritores influyentes como Allen Ginsberg y William S. Burroughs. Sus incursiones en poesía siguen deslumbrando hasta el día de hoy, con la recreación americana del haiku, los poemas corales y las meditaciones que toman elementos de todas las religiones para generar atmósferas y espacios donde las pensamientos y sus contradicciones habitan.

 

Nicolás López-Pérez. Rancagua, Chile, 1990. Escritor y abogado de la Universidad de Chile. Autor de los textos poéticos Geografía de las geografías, La violencia creadora, Coca-Cola Blues y Escombrario. Codirige la microeditorial & revista Litost. Administra la mediateca de poesía La comparecencia infinita. Reside en la ciudad de Santiago.

 

La ilustración de este post es un detalle del collage «Sinfonía en rojo» (2017) de la poeta y artista venezolana Pamela Rahn Sánchez.

Contenido relacionado

introduzca su búsqueda