Three Deaths

Trad. Adalber Salas Hernández

:

T R E S  M U E R T E S

___________________________________________________________

R i c h a r d  G e o r g e s

:

:

Cadáver I

Entonces
el cuerpo boca abajo
en el oleaje grumoso

no
puede resistir el toqueteo
del mar y la espuma

ni
llevar al Atlántico
más allá de sus aperturas

hacia
algún otro instrumento
mudo y propicio.

Ningún
cuerpo es piedra inmóvil
para el mar que lo manosea.

:

:

:

Corpse I

So
the body lying prone
in the gritty surf

can
not resist the probing
of sea and sea foam

nor
direct the Atlantic
past its openings

to
some other propitious
and dumb instrument.

No
body lies still as stone
for the groping sea.

:

:

:

:

Kussmaul

La muerte llega quieta como el agua
clara como cristal en el ojo.

El cuerpo exhala sus últimos rezos
con un suspiro jadeante.

Las almas son enterradas
tan superficiales como la tierra nocturna,

entrañas que sólo contienen agua
tan tierna como su fe.

Los cuerpos quebradizos
se arrugan como faraones,

sus ojos y miembros
azules como las aguas que los dieron a luz.

:

:

:

Kussmaul

Death come still as water
clear as glass in the eye

The body exhales its drying prayers
in a heaving sigh.

The souls are buried
as shallow as the night soil

bowels holding only water as
tender as their faith.

The brittle bodies
wrinkle like pharaohs

their eyes and limbs
blue as the waters that birthed them.

:

:

:

:

Un lugar en la tierra

Los cuerpos insensibles
dispersos como hojas
en el polvo.

La muerte arrastra
los labios secos
dibujando gruñidos
en las bocas

apuntalando los dientes
sobre la flauta
sibilante de la garganta.

Los vivos
filosofan
sobre los huesos

mientras el amor amarillo
ríe desde los árboles
allá arriba.

:

:

:

A Place in the Earth

The dumb bodies
lie like leaves
in the dirt.

Death drags
the drying lips back
drawing mouths
into snarls

bracing the teeth
against the whistling
flute of the throat.

The living
philosophise
over the bones

while the yellow love
laughs from the trees
above.

:

:

:

:

Richard Georges es autor de ensayos, relatos y tres volúmenes de poesía. Su libro más reciente, Epiphaneia, recibió el OCM Bocas Prize for Caribbean Literature. Es editor fundador de la revista Moko y Poeta Laureado de las Islas Vírgenes Británicas, donde vive. Los poemas traducidos por Salas Hernández pertenecen al volumen Make Us All Islands.

:

Adalber Salas Hernández. Caracas, Venezuela, 1987. Poeta, ensayista, traductor. Entre otros, autor de los libros Salvoconducto (XXXVI Premio de Poesía Arcipreste de Hita; Valencia, Pre-Textos, 2015), mínimos (Madrid, Amargord Ediciones, 2016) y La ciencia de las despedidas (Valencia, Pre-Textos, 2018), así como los volúmenes de prosa Clarice Lispector: el lugar de la poesía (Santiago de Chile, Ril Editores, 2019), Isolario (Bayamón, Ediciones Aguadulce, 2019) y Palabras sin dueño. Variaciones sobre la traducción literaria (Ciudad de México, Dirección de Literatura UNAM / Periódico de Poesía, 2019). Entre otras, ha publicado traducciones de Marguerite Duras, Antonin Artaud, Charles Wright, Mário de Andrade, Hart Crane, Pascal Quignard, Mark Strand, Lorna Goodison, Louise Glück, Yusef Komunyakaa, Anne Boyer y Patrick Chamoiseau. Dirige la colección Diablos danzantes en Amargord Ediciones. Cursa estudios doctorales en la New York University. Su trabajo poético ha sido reunido en las antologías Ai margini di un mondo sconosciuto (Roma, Edizioni Fili d’Aquilone, 2018; traducción de Alessio Brandolini) y De ningún viaje se vuelve (Guadalajara, Mantis Editores, 2019).

La obra que ilustra este post fue realizada por el artista venezolano Marco Saraceni 
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

introduzca su búsqueda