Un sonido amarillo

Rosa Granda

:

:

 

……………………….( , )

su distributivo encuentro con la superficie

tamaño y peso del agua — del vino en lugar del agua

el más allá abriéndose a ningún exterior

:

:

:

:

:

el asentimiento tácito de la razón y las formas elementales

de existir o de ser útil son todavía un impulso interior

 

hay una pretensión que se encadena al cuerpo

vibraciones que se deshacen

en orden la inquisición estética del sin embargo

 

sensación homogénea no de tiempo sino de espacio

que se desplaza hasta dejar su marca en el fondo

como una mancha sobre cualquier cosa: el aire es

un rayón blanco

& una cantidad importante de virutas in your amazing

…………………………………………[ italian buttercream

:

:

:

:

:

nos sentamos a mirar la piedra sin estar vinculados entre sí llenos

de cálculos y cuentas un movimiento de rotación y descomposición

en el discurso biocéntrico

 

………llenar el rodar

………………rodar la vida hasta que la muerte

 

el tiempo es una bombilla que finaliza sobre la imagen más que

sobre la realidad misma tenía la impresión de haberlo perdido

como una moneda que gira hasta Okinawa así como la muerte la

eternidad inventaría guetos sensibles a la naturaleza humana nos

descubriría apostando no es el lugar lo que ocupa la progresión de

su sombra

:

:

:

:

:

la cámara se ubica en el medio de un camino que atraviesa un

paisaje oriental se puede apreciar el horizonte la sombra sin

detalle la blusa exhumada y la piel de gallina la negra mancha

en el sotobosque ningún animal adelante de otro: punto línea

línea y plano plano y cuerpo y línea y punto acariciándonos un

nudo — punto nudo línea línea nudo y plano plano nudo y cuerpo

y línea y punto — que juega con el viento deslizándonos en un

sueño profundo

 

apetencia de verticales oscuras y extraviamos contacto en órbitas

terrestres

 

_______________

The Flatiron, 1904

:

:

:

:

:

Ha empezado a suceder que no termina de morir con esa muerte

que describen los anagramas hasta la ascensión bíblica ha empezado

a situarse en la concavidad de su boca hasta bifurcarse en la nada

¿y cómo era la nada? estaban las cuatro sillas la solidez geométrica*

de una mesa y verdaderamente todo lo viejo el vagabundeo** sin

razón de repente yo ¿y quién era yo? un ser que penetra las cosas

¿qué busca? una sustancia pura una alquimia de cristal

:

:

:

:

___________________________________

* Los motivos geométricos gozan

De cierta hegemonía líneas puntos

Nudos orquesta de formas que materializa

El espacio donde la masa se airea y

Se imita a través de las otras

 

** La mirada más sublime es la mirada

Como fortuita llenándose de sí misma y del entorno

Infinidad de veces

:

:

:

:

:

R.

Rosa Granda Valderrama. Lima, 1983. Publicó su primer poemario Torschlusspanik con Perro de Ambiente Editores (Lima, 2016) y con Ediciones Liliputienses (Cáceres, 2017). Participó en diversos encuentros y recitales entre los que destaca el Festival Internacional de Poesía de Rosario-FIPR edición 25 (Santa Fe, 2017) y el Recital Amplificado de Ciclotransmisor (Lima, 2021). La selección de los textos que presentemos fue remitida a la redacción por Diana Moncada.
La imagen que ilustra este post fue realizada por el artista venezolano Aquiles Cavallaro 

Contenido relacionado

POESIA

Ariadna

Daniel Oliveros

introduzca su búsqueda