Wang Yin

Trad. Radina Plamenova Dimitrova

ζ

:

:

Caballo

Bajo la lluvia, mi caballo regresa solo a casa
Su piel llena de cicatrices –igual que mi mano derecha–
sus ojos entrecerrados
sus pasos cortos: así va de regreso a casa

Estoy tomando en la taberna; por las altas ventanas
no veo más que su escuálida silueta
Regresa a casa cabizbajo, igual que yo cuando callo,
pero él sí parece un caballero

Cuánto quiero irme lejos, arden mis ojos ensangrentados
Desde la mesa donde corre tempestuoso el alcohol
estoy viendo a mi caballo
que regresa solo a casa bajo la lluvia

7 de junio de 1987

:

:

:

:

En mi vida anterior fui zapatero

En mi vida anterior fui zapatero,
cuyo permiso de residencia estaba anotado
en el último renglón de alguna página del registro civil citadino
Mi lujuria, mis ilusiones: todo viene de sus labios ennegrecidos
que apresan incontables clavos a lo largo del año
Esos labios, tenebrosas raíces de trigo bajo la tierra
Desde el sótano, sus ojos exploran el mundo afuera
vigilan día a día el vaivén de zapatos de cuero y botas para montar
imaginan las calientes pantorrillas entre las faldas
En mi vida anterior, igual que un filósofo de tiempo libre,
me pegaba a la tierra allí donde se escuchaban más fuerte las voces del universo
para oír cómo las grutas engullen las mareas
para oír cómo los huracanes devoran los poblados

En mi vida anterior fui zapatero
A menudo veo su sonrisa en las vitrinas de los grandes almacenes
Sonríe hacia mí, rebasando un pelotón de ánimas muy apretujadas
No me dejó un antifaz de plata
sino un cabello negro azabache y dos manos de potencia locomotora
Entre mis tesoros raros, él es el par de zarpas disecadas
es el número de un boleto de lotería sin cobrar
es la carcajada maliciosa y desolada hacia las estrellas
Antaño, la revolución lo hizo despertar de golpe
pero enseguida el sempiterno emperador mandó cortarle la cabeza
Una vez en la bandeja, su cráneo empapado sólo pudo dejar
que perros callejeros acabaran de lamer la lluvia en su rostro

En mi vida anterior fui zapatero
Me reprimo al máximo para no permitir que se entere
que por él siento un odio y un orgullo infinitos
Emanando un hedor insoportable, mi previa encarnación
carga sobre sus hombros, en sus brazos
racimos de zapatos arrancados de los pies de los todavía vivos
Me trasmite sus secretos de manera intermitente
Cada vez que finge su muerte –esa que lo lleva lejos del mundo terrenal–
desde su boca cae un clavo de acero
Me encierro en el cuarto y observo por detrás de la cortina
cómo lo persiguen furiosos los borrachos y las amas de casa

En mi vida anterior fui zapatero
Su amigo el costurero sigue siendo costurero
El florista de semblante benévolo hoy todavía es florista
Pero ellos –cada uno en su propia tina de mármol–
como solemnes aristócratas con la espalda muy recta
extienden los brazos al nivel de los ojos
y de lejos revisan detenidamente el periódico matutino
Sólo yo me hice poeta. Una vez, al amanecer
fui la cola del cometa veraniego,
tomé un trolebús que iba al bullicioso centro urbano
A mi lado, los ciudadanos tan laboriosos
entraban por una brecha oblicua en esa tierra baja, iluminada y limpia

 

1993

:

:

:

:

Limelight (1)

En esta voz hay rayos de sol
En estos huesos hay canto
En esta luz escénica hay fisuras transparentes
En esta falda roja hay lluvia
En este baile hay sangre

No es agosto, no hace falta ser tan lúgubre
No son finales de otoño,
………….no hay que suspirar incontenible como el mar
Bajo el crepúsculo despiertan flores
Mariposas llenas de rocío
como los ojos del paraíso

1998

:

:

:

:

Quizás aún haya imperfecciones

Quizás aún haya imperfecciones
Quizás aún quede primavera
Despierta ansiosa la lengua del cuervo
El perro empieza a pudrirse en la tumba

El miedo nunca ha disminuido
La revolución se hunde en el ocaso
Las palabras subvierten, la destrucción persuade
Prolongada una y otra vez, la vida esculpe a la muerte

Si tuviste una juventud,
habrá sin falta otra distinta
Si despertaste una vez,
vendrá el próximo sueño eterno

Cada vez más frío es el licor
y el agua cada vez más ardiente
La cena del pobre es una mera formalidad
El antídoto esquiva la mirada que se apaga

2003

:

:

:

:

Una vez más hablo de la tempestad

Una vez más hablo de la tempestad
porque amo con pasión esa palabra
amo el grado de combustión que esconde
amo las chispas que rebotan entre mis labios y dientes

90 grados a la sombra, un tesoro escondido bajo los húmedos arbustos
Adeptos frívolos de la voracidad,
jóvenes jactanciosos y traidores disolutos:
todos se reúnen mariposeando

Insoportable es la fatiga del dedo índice de Dios
¡Vámonos juntos donde las farolas brillan más fuerte!
En la vida siguiente, quién sabe cuál será la voz en turno
que guiará la inteligencia de todos los seres vivientes

Una vez más hablo de la tempestad
porque –igual que ella–seguiré creyéndome excepcional
porque anhelo –junto con ella–despreciar el poder de la virtud
y, con mis propios ojos, ver el último instante antes del colapso del imperio

2004

:

:

:

:

Lo negro más negro

Es lo negro más negro
Atravesamos la oscuridad sin ver
la arena pegada en los empeines
sin ver las sombras trémulas
Solo luz de estrellas –apelmazadas como granos de sal–
flotando en lo alto, encima de nuestras cabezas

Después de ayer, antes de mañana
cada día los mismos errores
ocurren sin tregua
Esos rayos de luz
esos rayos de luz que perecen en un instante
esos frívolos rayos de luz que perecen en un instante
ya partieron

Y los puntitos radiantes que de repente se encienden y aceleran
¿serán objetos voladores que van a toda prisa
o las mismas estrellas?
Palabras al oído que perdió el oído
eternamente abrasadoras como el relámpago
frías como el fuego

Si el cielo estrellado que gira en torno al polvo elemental y a nosotros
de repente se cayera en pedazos
y si las estrellas –sin razón alguna–de pronto se desplomaran
los anónimos budas en las grutas
no sentirán dolor alguno
Las estatuas decapitadas de esos budas
no pueden ser subyugadas de nuevo
Solo nosotros no seremos los mismos:
los poetas Duo Duo, Jian Zhao, Lan Lan, Ye Zhou y yo

Junio de 2010

:

:

:

:

En ese momento, mejor ser inconsciente de la vida y la muerte

Mengua el brillo de los astros, aun así resaltan nítidos
tus labios y tus ojos radiantes
Con una mano te abrazas las rodillas, y con la otra
sostienes el café, esperando a que se enfríe

Apoyado en la piedra hundida en sueño, escucho
el febril chirrido de las cigarras que roza al pasar tus vértebras
Como si te viera conduciendo marcha atrás a duras penas
por el angosto callejón empapado de lluvia

Habría que planchar otra vez la ropa arrugada
habría que ajustar de nuevo las manecillas del verano
Los patrones que se ondulan en la taza de café
esbozan un desenlace que no podemos predecir

El mundo es ya irremediablemente malo; por fortuna
nuestra estancia en el resquicio es muy breve
En ese momento, mejor ser inconsciente de la vida y la muerte
Solo la luz en el pasadizo relumbra igual que antes

25 de junio de 2011

:

:

:

:

No hablemos más de la depresión

No hablemos más de la depresión
ni del clima que nada tiene que ver con nosotros
ni de aquel color gris cual cemento que llena el aire
ni de aquellas muertes que se desploman una tras otra

Cierras la carpeta, la guardas en el portafolio
Alientas a desgana los rayos que poco a poco desfallecen
Todavía no doblas la cama plegable en la esquina
Reavivas sin querer al lobo congelado en tu mente

No hay remedio para los dientes caídos
menos aún para el espíritu empantanado
Seguimos la corriente, impasibles. Permitimos que el frío
impregne el aire, que la transparencia del mar se extienda

Me duermo, te despiertas. Tus pestañas
escuchan el rumor de hojas que flotan en la costa.
Hay un otro yo, imposible de identificar
que antes de nacer ya partió de este mundo

Diciembre de 2014

:

:

:

:

Me dices que recuerdas con cariño aquellos lentos días de antaño

Me dices que recuerdas con cariño
aquellos lentos días de antaño
el reloj al que le entra agua
y la bicicleta, igualmente lentos

Somos personas a destiempo, con un café a destiempo entre las manos
Brindo a la salud de Carolina, luego una taza a los pobres
una a la temporada del desorden mental
una a la incesante nieve
otra más al anticuado aparato auditivo
y una última a nosotros mismos
estas personas a destiempo

Ya sabrás cuánto quiero imaginarte
en una ciudad por completo desconocida
–Jerusalén, Marrakech, La Habana
o cualquier otra urbe de nombre impronunciable –
y mientras la recorro distraído, encontrarte por azar
en alguna de sus calles mojadas por la lluvia

Por eso, cuando me detengo mientras te escribo
es porque ando distraído, igual que antes
Envío el correo electrónico
y en ese mismo instante por fin se corta
la tormenta incesante

2015
:

:

:

:

_______________
Notas
(1) Del inglés, significa luz de calcio. Se generaba por medio de mallas de cal viva y era usada en los teatros hasta finales del s.XIX, cuando fue sustituida por la luz eléctrica. Este poema da el título de la antología homónima que reúne obras de Wang Yin escritas a lo largo de más de tres décadas. Fue publicada en 2015 por la editorial de la Universidad Pedagógica del Este de China, en Shanghái.
:

:

:

Wang Yin. Shanghai, 1962. Poeta, escritor, periodista y fotógrafo chino. Entre sus obras publicadas destacan Poemas selectos (2005), El arte no es la única manera (2007), Diario de fotógrafo (2012, uno de los «Diez Libros Excelentes del 2012» según Sina Book) y la colección Limelight (2015), por la cual ha sido galardonado con el 1er Premio de poesía «Jiangnan» y el 3er Premio de poesía «Vagabundo del Este». Sus poemas han sido traducidos a más de diez idiomas como inglés, francés, alemán, español, noruego, polaco, japonés, coreano, mongol, etc. Cuenta con tres poemarios publicados en francés: La ciudad silente, Hablar de más es una amenaza y Porque. En años recientes, ha sido invitado a diversos eventos literarios y culturales alrededor del mundo: XV Festival de las Artes de Silesia (Polonia, 2005), el recital «Primavera de poetas» de la Universidad VII de París (2009), Residencia de escritores y traductores en Saint-Nazaire (Francia, 2010), XXXVI Feria del Libro de París (2014), XX Festival de Literatura de Lillehammer (Noruega, 2015), XIII Bienal Internacional de Poesía en Val-de-Marne (Francia, 2015), Festival de Literatura de Saint-Nazaire (Francia, 2016), Becas de Poesía china y su Traducción de la Fondación Henry Luce (EE. UU., 2017), XX Festival de Escritores de Singapur (2017), Festival Internacional de Literatura Changwon KC (Corea del Sur, septiembre de 2019). Ha participado en numerosas exposiciones fotográficas en China y en el extranjero, también ha presentado sus fotografías en exposiciones individuales. Algunas de sus obras hoy se encuentran en las colecciones de diversas instituciones relacionadas con las bellas artes. En 2012, por su iniciativa comenzó a realizarse el proyecto «La poesía viene al museo» donde importantes creadores nacionales e internacionales realizan lecturas y conferencias en el Museo Minsheng de Shanghai. Hasta la fecha se han presentado 60 poetas, algunos de renombre mundial como Adonis, Shuntaro Tanikawa y Simon Armitage. «La poesía viene al museo» se ha posicionado como el proyecto poético más longevo y prestigioso en China, hecho que en el año 2013 le ganó el «Grand Prix Anual de Cultura China» del periódico Oriental Morning Post.

:

Radina Plamenova Dimitrova. Ruse, 1979. Traductora, investigadora y académica búlgara con residencia permanente en México. Licenciada y Maestra en Sinología por la Universidad de Sofía (Bulgaria); Maestra en Literatura Antigua China por la Universidad Pedagógica del Centro de China; Doctoranda en Estudios de Asia y África en el Centro de Estudios de Asia y África CEAA del Colegio de México colmex, con estancia de investigación en la Universidad de Nanjing (China). Sus principales líneas de investigación abarcan la literatura, cultura y arte de China; poesía y narrativa de la dinastía Tang (618-907); y poesía contemporánea de China. Traduce poesía y prosa del chino clásico y moderno al español y al búlgaro. Entre los autores que ha vertido a estas lenguas figuran Bai Juyi, Bei Dao, Lan Lan, Yan Li, Wang Yin; Pu Songling, Mo Yan, Pema Tseden, Lu Nei; Hong Ke, Jiang Yun. También ha traducido películas del chino al búlgaro.  Galardonada cinco veces por traducción de literatura china en España, Bulgaria, China y Colombia. Imparte clases y conferencias en el Centro de Arte Mexicano CAM, la Universidad Anáhuac-Norte, la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM y la Universidad Autónoma de Yucatán uady. Además, colabora en la Mesa de Traducciones del Seminario Permanente de Traducción de Poesía de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, la revista Farolas; el Instituto Confucio de la Universidad de Sofía; y el Grupo Académico de Trabajo del Programa Universitario de Estudios de Asia y África en la UNAM.

 

La imagen que ilustra este post es obra del artista venezolano Daniel Duque.
Fue publicada originalmente en la revista Épale CCS.

Contenido relacionado

EL CUERVO

Latif Halmat

Trad. Jiyar Homer & Isabel López

Archivo

introduzca su búsqueda