Jack Spicer

una carretilla roja y tres ensayos marxistas

 :

 : 

Una carretilla roja

Descansar y mirar esta maldita carretilla. O lo que sea
que es. Perros y cocodrilos, lámparas solares. No
por lo que significan.
Por lo que significan. Por ser un humano
los signos se te escapan. Tú, no somos muy brillantes,
son una señal para ellos. No,
o sea, los perros y cocodrilos, las lámparas de sol. No
su significado.

:

:

: 

Amor

Tierno como un águila que arremete
limpiando nuestros rostros con su lengua áspera.
Encadenados a una roca y en esa roca, desnudos,
todos nuestros rostros.

:

:

:

Amor ii

Cortaste sus alas. El mármol
expone sus alas cortadas.
«Muerto de entrada»:
dices antes que llegue a ninguna parte.
El mármol, donde sus alas y tus alas en similar forma
florecen. Sin
Fin.

:

:

: 

Amor iii

Presta atención a la música que hacen las piedras /
cada uno de ellos oye su voz.
Cada uno de ellos grita y es un eco que rebota en la piedra sólida.
Prisionero en la piedra el último de la piedra, el último de la piedra
canta su voz dura.

:

:

:

Amor iv

No hay retención en la roca. Es como
un pedazo de chicle masticado al que no se le puede dar uso
porque lo abandonaron. Naturalmente
no puede permitirse el lujo de existir.
Sin ella no puedo permitirme el lujo de existir. Dentro de
la roca negra.

:

:

:

Amor v

Nunca lo busca antes en el ojo. Toda la mitología
está contenida en este pasaje. Nunca lo mira a los ojos antes.
Su exclusivo derecho de ser
visto. Ese es el Dios en la piedra.
Que apenas alcanza las expectativas.

:

:

: 

Amor vi

¡Ulular! Los gritos desgarradores de fantasmas se desvanecen en el horizonte
Yo había llegado al lugar equivocado
Alta como un monstruo la sombra de la roca nos aplastó
Nada de lo que oye la piedra.

:

:

: 

Amor vii

Nada en la roca oye nada
la roca, vacía como una taza de té, intenta el consuelo,
el cielo está repleto de estrellas:
figuras de cera de Ganimedes, Prometeo, Eros
cuelgan.

:

:

: 

Amor viii

Amor devora la carretilla roja.

:

:

:

: 

Tres ensayos marxistas

:

La homosexualidad y el marxismo

No debería haber reglas para esto, pero éstas deberían ser simultáneas a todas.
La homosexualidad es esencialmente estar solo. Es una batalla contra los dueños capitalistas que no quieren que estemos solos. Solos somos peligrosos.
Nuestra satisfacción podría arruinar América. Nuestro amor podría arruinar el universo si se lo permitimos.
Si dejamos que nuestro amor florezca en la verdadera revolución nos hundiremos en ofertas para comprar camas.

:

:

Los Jets y el marxismo.

Los Jets odian la política. Ellos crecieron en una sociedad de gatos gordos que ni siquiera carga con una depresión o una guerra. Están en contra de la pena de muerte.
En realidad no podría importarles menos. Usan cuchillas automáticas amarradas con cuerdas. Saben que a este país lo mueve una máquina IBM conectada a una máquina IBM. Jamás pensarían en usar sus cuchillas contra esas carcasas de aluminio.
La Liga contra la Juventud y el Fascismo debería ser formada inmediatamente por nuestro partido. Son nuestros invitados. Son ignorantes.

:

:

Los Jets y la homosexualidad

Antiguamente, en la edad dorada de la homosexualidad, había un filósofo que dio con la fórmula para una sociedad nueva –«a cada cual según su habilidad, a cada cual según su necesidad.»
Esta fórmula aparece en el Nuevo Testamento –la parábola de la higuera– y en otros lugares.
Continuar el argumento es infructuoso.

:

:

:

:

Jack Spicer. Los Angeles, 1925 – San Francisco, 1965. Poeta e investigador norteamericano que formó parte del San Francisco Renaissance en los años 50. Con una arraigada desconfianza  en las etiquetas y definiciones, mantuvo una posición crítica frente al trabajo, la autopromoción y la forma de vida de los beats. A partir de 1957 su obra dio un giro, por la influencia de García Lorca así como por sus estudios e investigaciones en lingüística, empezó a practicar lo que él denominó «poesía dictada», al considerar al poeta como un receptor de lenguaje antes que como un agente de expresión autónoma, en algunas conferencias explicó estas ideas comparándolo con un radio transmisor de señales del espacio exterior, dimensiones paralelas o del «más allá». Tras la publicación póstuma de su obra reunida, su influencia ha ido en ascenso, tomándosele como uno de los poetas contemporáneos más auténticos y novedosos, y quizás el más preocupado por los problemas de la creación.

Francisco Ide Wolleter. Santiago, Chile, 1989. Poeta y traductor. Ha publicado los libros de poemas: Observatorio (2011); Yakuza (2014); Poemas para Michael Jordan (2014) y Antología del amor de Claudia Schvartz (2016). Sus poemas han sido traducidos al griego e inglés.

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

EL CUERVO

Thirties Poets

Trad. Juan Arabia & Rodrigo Arriagada-Zubieta

introduzca su búsqueda