Poema en línea recta

Fernando Pessoa

 

No he conocido a nadie que haya recibido una paliza.
Todos los que  conozco han sido campeones en todo.
Y yo, muchas veces despreciable, muchas veces puerco, muchas veces vil,
Yo, muchas veces irresponsablemente parásito,
Imperdonablemente sucio,
Yo, que tantas veces me ha faltado paciencia para bañarme,
Yo, que en tantas ocasiones he sido ridículo, absurdo,
Que enrollé los pies públicamente en las alfombras de etiqueta,
Que he sido grotesco, mezquino, sumiso y arrogante,
Que he sufrido la burla callado,
Y cuando no he callado, he sido más ridículo todavía;
Yo, que he sido el cómico de las criadas de hotel,
Yo, que he sentido el guiño en los ojos de los mozos de cuerda,
Yo, que he pasado vergüenzas financieras, he pedido prestado sin pagar,
Yo, que a la hora del puñetazo me agacho,
Evitando el puñetazo;
Yo, que he sufrido la angustia de las pequeñas cosas ridículas,
Confirmo que en esto no tengo par en todo este mundo.
Toda la gente que conozco y que habla conmigo
Nunca hizo el ridículo, nunca sufrió la burla,
Nunca fue sino príncipe — todos ellos príncipes — en la vida…
¡Quién me dejara oír de alguien la voz humana
Que no confiese un  pecado, sino una infamia;
Que no cuente su violencia, sino su cobardía!
No, son todos el Ideal, sí, los oigo y me hablan.
¿Hay alguien en este ancho mundo que me confiese que una vez fue vil?
¡Oh príncipes, mis hermanos,
Ya, estoy harto de semidioses!
¿Adónde está la gente en el mundo?
¿Entonces sólo soy yo el que es vil y erróneo en esta tierra?
Podrían las mujeres no haberlos amado,
Puede que hayan sido traicionados — ¡pero ridículos nunca!
Y yo, que he sido ridículo sin haber sido traicionado,
¿Cómo puedo hablar con mis superiores sin titubear?
Yo, que he sido vil, literalmente vil,
Vil en el sentido mezquino e infame de la vileza.

 

 

Fernando António Nogueira Pessoa. Portugal, 1888-1935. Fue un poeta y escritor portugués, considerado uno de los más brillantes e importantes de la literatura mundial, reconocido junto con Sá Carneiro como uno de los introductores en su país de los movimientos de vanguardia. Pasó su infancia y juventud en la República de Sudáfrica y regresó a Lisboa en 1905. Inició su obra literaria en inglés, aunque a partir de 1908 creció su interés por la lengua portuguesa. A partir de 1914 proyectó su obra literaria principalmente sobre tres heterónimos: Ricardo Reis, Álvaro de Campos y Alberto Caeiro, para quienes inventó personalidades divergentes y estilos literarios distintos. Estos desdoblamientos del poeta en varias personalidades reflejan sus distintos yos conflictivos, construyendo una obra a veces experimental. Sus poemas, en mayor parte inéditos hasta su muerte, suponen un intento por superar la dualidad entre razón y vida y fueron recogidos en ediciones póstumas. El texto acá presentado es una versión libre del Poema em linha recta, firmado por su heterónimo Álvaro de Campos.

Carlos Osorio Granado. Caracas, Venezuela, 1955. Poeta, traductor, artista plástico y músico. Es licenciado en Educación, Mención Artes Plásticas, por la Universidad de Carabobo. Trabajó en el Departamento de Literatura de la Dirección de Cultura de la Universidad de Carabobo. Fue Subdirector de la revista POESIA y perteneció al Comité Organizador del Encuentro Internacional Poesía Universidad de Carabobo (EIPUC). Ha publicado los libros Saravá (1988), Albricias (1992), Caminería (1998), Vaivén (1999), Amatoria (2004), Azimut y El camino (2013). Algunos de sus poemas han sido traducidos al inglés y al portugués. Ha recibido varios premios tanto por su poesía como por su obra plástica.

Contenido relacionado

EL CUERVO

Emparedado

Trad. Jesús Montoya

EL CUERVO

White Pony

Trad. Regina Riveros & César Panza

Archivo

introduzca su búsqueda