Formas de la aridez

Carlos Katan

ζ

:

La desmesura

(Apuntes para un álbum familiar)

:

:

:

:

:

:

:

¿Resolana,
con qué claridad pudimos llamarte
noche?

Ciegos
de tanto ver la casa
en sueños.

Corrimos las ventanas,
perseguimos rastros,
jugamos al encanto
y la mudez.

Un día
sólo se fue la luz,
luego
ya no pudimos
reconocernos.

:

:

:

:

La desmesura
se prolonga
gris.

Allí
donde la pelota
rebotó corta,
diez pasos
eran suficientes
para el juego.

Hoy la memoria
ensancha la intimidad
del pasillo
de mi infancia.

Todo recuerdo
es bruma.

:

:

:

:

Con Octubre llega la muerte,
pájaro nocturno
de liviano alcornoque.

En mi casa
se muere de pie,
se tienden las sábanas para no ser descorteses,
se apaga la luz,
el último cierra la puerta.

¿Qué será
de mi partida?

:

:

:

:

Pensamos que
al llegar
traeríamos noticias
de un nuevo continente.

Pero al entrar
sólo encontramos
la casa
vacía.

:

:

:

:

Paroxetina

(Apuntes para un diario)

:

:

:

:

:

:

:

:

Hay voces,
voces que crecen en el oscuro
útero del corazón,
voces que hablarán
con tu voz,
que carecen de rostro.

Que dicen
de la noche
susurros hambrientos,
que claman
tu sangre
corriendo al latido de un sueño.

Voces que nunca
dirán por ti el verso
sagrado: «Yitgadal veyitkadash shemeh rabah»

Ellas se ocultan,
a veces callan
con ciertos (milagrosos) fármacos
(paraísos artificiales).

Voces que hablan más allá
del tiempo,
allí donde te ocultas de los tenues rasgos
del amanecer.

:

:

:

:

Kéter

(Notas para el último día de nuestra especie)

:

:

:

:

:

:

:

Vivo a la sombra
de mi lengua
materna.

Al filo
de la palabra
enmudecida.

La desnudez
de los signos
es mi única
morada.

:

:

:

:

Diario de un exhumador

«El cráneo abierto. El pecho partido en la mitad. Los cuerpos
engendran ahora por última vez»
Gottfried Benn
«Desnuda es la palabra de la muerte»
O. W. Lubicz Milosz

:

Dime
si esto que veo
es un cuerpo
o el vacío
de una eternidad
consumida en el polvo.

Una mirada fija
hacia los dos hoyos
oscuros de la noche
delata la inmovilidad
de la palabra.

La impaciencia
de este cuerpo
por volverse
hacia la tierra,
por quedar en
el fuego de
los hornos fue,
quizás,
la manera
en que se libraba
de los nombres
que alguna vez
le dimos.

:

:

:

:

Me duelen los dedos
de tanto excavar
la tierra,
de quebrar
con ellos
la tapa de los ataúdes.

Abajo está el cuerpo
con sus huesos rotos,
su pelvis quebrada
y la fragilidad
de un sueño
sumergido en el tiempo.

A veces nado
en el agujero cóncavo
de un ojo,
y al despertar
estoy parado con mi pala,
la única herramienta
de este ensueño
capaz de devolver
el huso horario.

:

:

:

:

A veces
hay que descarnar los cuerpos,
desmembrarlos
si son muy altos,
y colocar cada parte
en una caja
que será
incinerada.

Arriba el crematorio
aguarda por los restos,
nosotros abajo
nos hemos quedado
con la carne,
con cada tajo
de un recuerdo.

Pulimos hasta
que sólo quedan
huesos y memoria
de este oficio.

:

:

:

:

«Aquí yace sin eternidad
un instante»
Carlos Contramaestre

La lápida
anuncia que ya
habría cumplido
diez años
pero
el nombre
borrado
no delata ninguna
presencia.

Sus miembros
denotan los restos
de una rigidez
abandonada al tiempo,
de un cuerpo sin nombre
al costado de una ladera.

En el cráneo
quedaban rastros
de un instante,
astillas clavadas
en la materia misma
de la eternidad.

Todo pasó sin el menor percance,
los restos fueron enviados
a una fosa común
donde nadarían sin descanso.

No hubo presencia
de familiares.

:

:

 

 

Carlos Katan. Caracas, Venezuela, 1992. Poeta, Licenciado en Filosofía (UCV). Sus poemas, reseñas y crónicas han sido publicados en distintos medios digitales e impresos. Aparece en la antología: Anotaciones desde el ruido (2017). Fue finalista en el III Premio de Poesía Joven Rafael Cadenas (2018).

Los poemas publicados pertenecen al libro Formas de la aridez, ganador del III Concurso Anual de Poesía Lugar Común-Embajada de Italia (Caracas, Venezuela, 2018). La selección publicada fue enviada por Jesús Montoya, miembro del consejo de redacción de POESIA. La imagen que ilustra esta entrada pertenece a un detalle de la obra Monochromatic Dream del artista Jackson Pollock.
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Contenido relacionado

introduzca su búsqueda